Mexicanos, reacios a comprar lavadoras

Uno de los riesgos sobre la economía es que aumente el pesimismo de los consumidores: Banxico; nuevos impuestos y la moderada generación de empleos han incidido en el ánimo de los consumidores.
consumidores  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los consumidores mexicanos se han mostrado cautelosos y hasta reacios para adquirir bienes duraderos como automóviles nuevos, muebles y electrónicos como televisores o lavadoras, exponiendo su decepción por el desempeño de la economía y agobiados por la nueva carga tributaria.

En abril, la confianza del consumidor cayó 5.71% anual, con lo que acumuló 12 bajas en los últimos 13 meses, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El pesimismo se reflejó en una caída de 11.9% en la venta de electrónica y video, y de 5.3% en cómputo en los primeros cuatro meses del año en los integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), mientras que las ventas de automóviles se desplomaron 8% anual en abril.

“Si no despega el consumo se tendrá uno de los dos motores de la economía apagados. Es un riesgo preponderante”, comentó el analista de CI Banco, James Salazar, en referencia a que el consumo privado representa cerca de 60% del Producto Interno Bruto (PIB).

En opinión del gerente de economía nacional de Casa de Bolsa Banorte-Ixe, Alejandro Cervantes, los proyectos de inversión de las empresas y el consumo comenzaron a bajar, afectados por la reforma hacendaria.

Por su parte, el Banco de México advirtió recientemente que uno de los principales riesgos para la economía es que la confianza del consumidor y la del productor no mejoren lo suficientemente rápido y, por ende, que el gasto del sector privado no se recupere al ritmo previsto.

Artículo relacionado: Banxico reduce pronóstico de crecimiento

Lo anterior implica que los consumidores pueden seguir aplazando las decisiones de consumo de bienes duraderos en los próximos meses debido a que esperan que la economía siga deteriorándose, esto genera un círculo vicioso, ya que las ventas de las empresas se ven afectadas.

Tan solo las ventas a unidades comparables acumularon una caída de 0.5% en el primer cuatrimestre del año en las más de 100 cadenas de tiendas afiliadas a la Antad.

La demanda de bienes duraderos tiene fuerte correlación con la inflación subyacente, por lo que si ésta aumenta, la expectativa de compra empieza a reducirse. En el primer trimestre la inflación subyacente tuvo un incremento promedio de 3.09%, mientras que la general subió 4.16%, según cifras del INEGI.

El experto de CI Banco dijo que otro de los factores que explican la caída de la confianza son los bajos niveles de empleo creado, que no han permitido incrementar el ingreso disponible y eso contribuye a mermar la percepción sobre la economía.

“Basados en los datos de confianza del primer trimestre, el desempeño de la demanda agregada no dará grandes muestras de mejoría. Las decisiones de consumo, ahorro e inversión mantienen una restricción importante”, indican analistas de Invex en un reporte.

Los elementos de la recuperación

El consenso de los economistas espera que el estado de salud de la economía mexicana comience a mejorar en el segundo semestre del año, impulsado principalmente por el crecimiento de Estados Unidos en donde el consumo privado ya ha tenido un repunte importante.

Con esto se espera que la demanda externa reactive el sector manufacturero local e impulse en el mediano plazo a otras ramas de la actividad económica.

Asimismo, si se consolida la recuperación de la construcción en EU, en donde se concentra gran parte de la fuerza laboral mexicana, el mayor envío de remesas daría un impulso al ingreso personal.

Artículo relacionado: México dará sorpresa positiva

Alejandro Cervantes comenta que las cifras ajustadas por estacionalidad del índice de confianza, que llevan tres meses de avance, son un indicio de que el sentimiento del consumidor podría mejorar en el corto plazo con lo que espera que en mayo se pueda ver una recuperación en las cifras originales.

Agregó que a pocas semanas de que inicie el Mundial de futbol el consumo podría reactivarse en especial en lo que hace a los restaurantes, la venta de pantallas de televisión, enseres domésticos y de cocina.

No obstante, James Salazar advirtió que este tipo de eventos solo genera incentivos para adelantar planes de consumo.

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×