4 señales del ascenso económico de EU

A pesar de los datos desalentadores acerca del crecimiento económico, hay razón para el optimismo; los factores demográficos y la mejora del empleo auguran que la recuperación cobrará más impulso.
economia eu  (Foto: Getty)
Chris Matthews

Cada periodo de la historia económica tiene sus alzas y sus bajas.

Sea cual sea tu opinión sobre la salud financiera de Estados Unidos, puedes encontrar datos o evidencia que la respalde. Este hecho ha resultado particularmente sobresaliente en las últimas semanas a medida que los que los inversores y los observadores de la economía han sido golpeados con datos que hacen parecer que estamos al borde de otra recesión (como la noticia de que la economía se contrajo a una tasa anualizada del 2.9% en el primer trimestre) y otra información que sugiere que la recuperación de hecho está cobrando impulso.

Pero, aunque sería raro que la economía se contraiga a tal magnitud mientras que estamos en medio de una expansión amplia y constante, las tendencias a largo plazo en la economía sugieren que veremos más buenas noticias en los próximos años. Aquí hay cuatro razones para esperar un despegue de la economía:

1. Factores demográficos: ¿Sabías que la edad más común en Estados Unidos es 23 años? Se habla mucho acerca de la generación del baby boom y de los efectos que tendrá su jubilación sobre la economía. Pero aunque los baby boomers no tuvieron tantos hijos por pareja como sus padres, sus propios hijos siguen siendo el sector demográfico más grande en Estados Unidos:

Así que, aunque la jubilación de la generación del baby boom le costará al país en términos de facturas más grandes para los programas de Gobierno como el Seguro Social y Medicaid, por no mencionar la pérdida de productividad de esos trabajadores jubilados, hay refuerzos en camino. Estos llamados “eco boomers" están ahora en su edad plena para trabajar y, en el próximo par de décadas, la población modal en Estados Unidos será la más productiva económicamente.

La gráfica muestra el aumento de los eco boomers en la población estadounidense. Fuente: Fortune.

2. Las empresas aún no han empezado a invertir: Gran parte de la debilidad de la economía desde la recesión puede ser atribuida al hecho de que los negocios no han estado invirtiendo su dinero de vuelta en sus empresas. En cambio, han acaparado efectivo o lo han gastado en recompras de acciones o en dividendos. Aunque estos movimientos pueden ser buenos para el mercado de valores, no tienden a crear empleos o a incrementar los salarios.

Pero es poco probable que las empresas estadounidenses puedan seguir adelante sin invertir en sus negocios durante mucho más tiempo. En una nota reciente a sus clientes, Ethan Harris, codirector de investigación de economía mundial para Bank of America, escribe:

“Después de una sólida recuperación inicial, el gasto de capital se tomó un respiro en los últimos dos años. Creemos que esta debilidad reflejó una pérdida de confianza tanto en la economía (después de repetidos periodos de debilidad) y en Washington (con repetidos momentos de políticas arriesgadas). De cara al futuro, esperamos amainar esos vientos en contra. Los recientes acuerdos presupuestales quitaron de la mesa las políticas arriesgadas, por lo menos durante un año, si no es que hasta la próxima elección presidencial. Las empresas también estuvieron un poco más confiadas acerca del crecimiento, así que un par de buenos trimestres deberían estimular los 'impulsos animales'.

3. Que el Gobierno se quite del camino: En los años posteriores a la recesión, el debate en Washington se enfocó en cómo reducir el gran déficit presupuestario causado por la crisis financiera y los esfuerzos de estímulo posteriores. Pero la mayor parte del trabajo pesado ya se ha hecho:

El déficit federal cayó a 4% del PIB el año pasado, y se prevé que descienda por debajo del 3% este año. En general, un déficit presupuestario que ronda el nivel de crecimiento económico es considerado sostenible, así que habrá menos presión para que el Congreso recorte el gasto, al menos durante la próxima década. Al estar ausente el agresivo recorte presupuestario que hemos visto por parte de Washington en los últimos años, la economía deberá crecer mucho más.

4. De cualquier modo en que se mire, el panorama laboral está mejorando: Evaluar la situación del mercado laboral en Estados Unidos no es para los débiles de corazón. Ya no podemos simplemente observar la tasa de desempleo (la cual está cayendo rápidamente), debido a que el envejecimiento de la población del país y la recesión han causado que muchos trabajadores abandonen la población activa.Al mismo tiempo, los estadounidenses han estado lidiando con salarios estancados durante tanto tiempo que también debemos considerar la calidad junto con la cantidad de nuevos empleos. ¿Está la economía estadounidense generando la clase de trabajos que incrementarán el salario promedio?

Incluso al observar las mediciones alternativas de la fortaleza del mercado laboral, las cosas están mejorando. La relación empleo-población está mejorando poco a poco tras permanecer plana durante años:

Fuente: Fortune

Además de eso, estamos observando los primeros signos de que los salarios finalmente podrían comenzar a repuntar. Esta gráfica de Doug Short muestra el salario promedio anual ajustado a la inflación de un trabajador que labora 50 semanas al año:

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fuente: Fortune

Aunque todavía no estamos cerca del máximo que vimos en 2010, los salarios finalmente están comenzando a repuntar. Y parece que las empresas estadounidenses comienzan a prever elevar los salarios más rápido que la tasa de la inflación para competir por el talento. Una encuesta reciente de la Universidad de Duke y la revista CFO indica que los ejecutivos financieros corporativos esperan dar a los trabajadores un aumento del 3% en su remuneración durante el próximo año, adelantándose a la inflación esperada.

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×