4 señales del deterioro económico de EU

Hay datos alentadores sobre la recuperación, pero la economía del país sigue en problemas; la creación de hogares ha caído, probablemente afectada por las deudas estudiantiles de los jóvenes.
empleo eu  (Foto: Getty)
Chris Matthews

La creación de hogares en Estados Unidos cayó bruscamente durante la crisis, y no hay señales de una recuperación.

El Departamento de Comercio revisó recientemente su estimación de crecimiento económico en el país, al anunciar que la economía de hecho se contrajo a una tasa anualizada de 2.9% en el primer trimestre de este año.

Esta noticia se produce en marcado contraste con lo que mayoría de los analistas económicos predecían, incluida la Reserva Federal, que esperaba que el PIB creciera a una tasa de 3% durante el año. Ahora, la Fed prevé un crecimiento de entre 2.1% y 2.3%.

Por supuesto, la Fed constantemente ha sobreestimado el crecimiento económico de Estados Unidos desde el final de la crisis financiera, y cuatro años después del fin de la recesión, aún no ha conseguido el tipo de crecimiento de 'recuperación' por encima de la tendencia que las economías tienden a experimentar después de una contracción.

Así que, ¿exactamente por qué debemos esperar que la economía ahora avance a una mayor velocidad? En un artículo distinto, ofrecí los argumentos de por qué la economía realmente está a punto de dar un giro radical, pero ésa no es toda la historia. Éstas son cuatro razones por las que no deberíamos ser tan optimistas:

1. La difícil situación de los jóvenes estadounidenses. Los estadounidenses de 23 años de edad constituyen el grupo de edad más grande de la nación. Eso debería ser una gran noticia para la economía, debido a que la gente joven que entra a la fuerza laboral podría servir como un gran motor para el crecimiento económico en el futuro. El único problema es que este grupo de edad está sobrecargado con una deuda de préstamos estudiantiles sin precedentes y un mercado laboral que ofrece menos oportunidades que las presentadas a las generaciones precedentes.

Si bien puede ser cierto que la deuda de seis cifras a menudo discutida en los medios de comunicación es bastante rara, y que el problema de los préstamos estudiantiles no es una burbuja como la vivienda, el exponencial costo de la educación será una carga para la economía de alguna u otra manera.

Esta deuda probablemente se muestra en el hecho de que aquellos que compran una casa por primera vez están realizando un número históricamente bajo de compras de casas. Y si los estudiantes no están endeudados, es sólo porque sus padres están sacrificando compras que podrían haber hecho con el fin de financiar la educación de sus hijos. En otras palabras, alguien tiene que pagar los platos rotos cuando se trata de los altos costos de la educación.

2. La formación de hogares se ha quedado corta. El creciente costo y falta de financiamiento para la educación probablemente están afectando el ritmo de la formación de hogares. Un hogar se forma, por ejemplo, cuando un hijo se muda por su cuenta por primera vez y renta un departamento o compra una casa. Este tipo de actividad es muy importante para el crecimiento económico debido a que una nueva persona o familia que se independiza conduce a todo tipo de actividad subsecuente, como construcción de viviendas y compra de muebles o electrodomésticos.

La formación de los hogares cayó bruscamente durante que la crisis, y no hay señales de una recuperación en camino.

3. Nuestras ciudades no pueden crecer. La formación de hogares podría ser lenta debido a que la gente joven no puede costear mudarse a las zonas más económicamente vibrantes del país, el tipo de lugares donde hay empleos bien remunerados con espacio para el crecimiento. Jed Kolko, economista en jefe de Trulia, recientemente compiló una lista de las ciudades de más rápido crecimiento para los millennials, y sólo dos de esas ciudades (Oakland y Honolulu) también estaban clasificadas entre las 10 áreas metropolitanas que ofrecen la remuneración más alta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Éste no fue el caso durante la mayor parte de la historia estadounidense. Antes, las ciudades de más rápido crecimiento también solían ser las más económicamente vibrantes, pero el crecimiento de las leyes de zonificación de exclusión a partir de la década de 1970 en las ciudades más grandes de Estados Unidos y sus suburbios ha detenido el crecimiento de esas regiones, y probablemente ha detenido el crecimiento económico como resultado.

4. Los trabajos que estamos creando no son nada buenos. Aunque la tasa de desempleo ha bajado e incluso el salario promedio ha comenzado a aumentar ligeramente, hemos reemplazado muchos de los empleos de mediana remuneración con empleos de baja remuneración. La recuperación económica de Estados Unidos ha sido impulsada por los sectores de baja remuneración, como los servicios minoristas y de alimentos. Si esta tendencia continúa, habrá pocas razones para esperar un aumento sostenido del salario promedio. Y si la persona promedio no puede gastar más, hay pocas esperanzas de un periodo significativo de crecimiento económico superior a la tendencia.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×