4 signos de un mercado sobrecalentado

La racha alcista reina en las valoraciones de acciones y en la confianza de los inversores de EU; pero es posible que los inversores subestimen los peligros de un alza que carece de fundamentos.
acciones mercado  (Foto: CNN)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

Los mercados están en un estado de éxtasis, pero los inversores podrían estar subestimando el peligro al acecho.

CNNMoney echó un vistazo a una serie de datos recientes sobre las valoraciones de acciones y la confianza corporativa, y aunque las perspectivas de crecimiento económico global siguen siendo robustas, los inversores inteligentes deben permanecer vigilantes.

Estos son los cuatro signos más preocupantes para el mercado ahora mismo:

1. La adicción a los estímulos de la Fed: En pocas palabras, los mercados financieros están enganchados con el dinero fácil, y eso ha causado que ignoren las vulnerabilidades económicas y geopolíticas, según un informe anual publicado el fin de semana el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), una organización de bancos centrales.

Aunque la Reserva Federal y otros bancos centrales son ampliamente reconocidos por haber apuntalado el sistema financiero después de la crisis al mantener bajas las tasas de interés y por impulsar la inversión en acciones, es posible que los inversores se hayan adelantado un poco. “Es difícil evitar la sensación de una desconcertante desconexión entre la flotabilidad de los mercados y los acontecimientos económicos subyacentes a nivel mundial”, dijo el informe.

El BIS señaló que la agresiva búsqueda de rendimientos de los inversores los ha impulsado hacia los bonos de mercados europeos y emergentes de mayor riesgo, así como hacia la deuda corporativa de menor calificación. Eso los ha dejado expuestos a una serie de problemas si las tasas de interés suben rápidamente o si se deterioran las condiciones económicas.

“Los países en algún momento podrían encontrarse en una trampa de deuda: el pretender estimular la economía a través de las bajas tasas de interés alienta la creación de más deuda, lo cual, en última instancia, hace crecer el problema que están destinados a resolver”, afirmó el BIS.

2. Las acciones son francamente caras. Según un popular indicador de la valoración de mercado, las acciones se están cotizando a niveles elevados que previamente se ha visto que conducen a caídas en los mercados. De acuerdo a la relación de Shiller de precio-ganancias, que hace un seguimiento de las ganancias ajustadas a la inflación durante los últimos 10 años, el S&P 500 actualmente se cotiza a más de 26 veces las ganancias. El promedio a largo plazo, que se remonta a más de 130 años, es de 16.5.

La relación precio-ganancias de Shiller subió por encima de 25 por primera vez en 1901, y de nuevo en 1929. En la cima de la locura de las acciones tecnológicas en 2000, la relación alcanzó un máximo histórico de 44 antes de que el mercado colapsara. Estuvo de nuevo por encima de 25 en 2003 y se mantuvo en torno a ese nivel hasta 2007, poco antes de la llamada Gran Recesión.

Según una investigación realizada por Credit Suisse, una vez que se eleva por encima de 26, los rendimientos del mercado bursátil estadounidense son típicamente negativos durante los próximos cinco años.

3. Los mercados están superando ampliamente el ritmo del crecimiento real. El precio de las acciones está en la estratosfera comparado con la salud general de la economía estadounidense. David R. Kotok, presidente y jefe de inversiones de Cumberland Advisors en Sarasota, Florida, dice que la única otra vez que el valor total del mercado de valores fue mayor en relación con el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos fue durante el pico de la burbuja tecnológica.

“Creemos que está aumentando la probabilidad de una corrección. Es muy difícil de precisar”, explicó Kotok en una nota de investigación el domingo.

Aún así, Kotok excluyó de sus cálculos la caída del PIB en el primer trimestre, y admite que “el PIB no es una guía de operación perfecta”.

Pero “sí expresa que, cuando las acciones tienen un precio muy elevado en su conjunto en relación con el PIB, es más alta la probabilidad de que los mercados se estén volviendo plenamente valorados”.

4. Los líderes corporativos ya no son tan optimistas. En una encuesta publicada este lunes por el gigante de la contabilidad y la consultoría Deloitte, los directores financieros corporativos en Estados Unidos disminuyeron sus expectativas de ganancias para este año, y los directores financieros en el sector de manufactura son particularmente pesimistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las expectativas de capital de los directores financieros también cayeron, descubrió la encuesta de Deloitte.

“El optimismo neto se mantiene estable, pero las menores ganancias y las expectativas de crecimiento de capital sugieren que los directores financieros estadounidenses están considerando baches que no estaban en sus radares hace tres meses”, dijo Sanford Cockrell III de Deloitte, en un comunicado de prensa.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×