BCE promete 1 billón de euros a Europa

El Banco Central garantizará recursos a los bancos para que otorguen financiamientos a las empresas; Mario Draghi se mostró a favor de aplicar medidas preventivas para evitar burbujas financieras.
euro signo al reves  (Foto: CNN)
Geoffrey Smith

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo el jueves que sus nuevas medidas de estímulo podrían liberar hasta 1 billón de euros en préstamos por parte de la entidad, lo cual asegurará que los bancos de la eurozona puedan prestar libremente a la economía del euro el próximo año a medida que sale de la recesión.

Al revelar los detalles técnicos de lo que el BCE llama “Operación focalizada de refinanciamiento a largo plazo” (o LTRO, por sus siglas en inglés), Draghi dijo en su acostumbrada rueda de prensa mensual que el alcance del programa podría exceder por mucho los 400,000 millones de euros que los bancos serán capaces de pedir prestados de manera inicial a través de dos operaciones a finales de este año.

El BCE ha recurrido a las TLTRO para revivir los préstamos a empresas luego de que las tasas de interés bajísimas no tuvieran resultado. Como señala Silvia Merler, del centro de estudios Bruegel con sede en Bruselas, los préstamos corporativos en la eurozona se redujeron en 426,000 millones de euros entre noviembre de 2011 y 2014, a medida que los bancos de la unión monetaria se reponían de la resaca causada por la crisis inmobiliaria y privaban de cualquier crédito a las pequeñas y medianas empresas.

El programa TLTRO de Draghi permitirá a los bancos bloquear los costos de financiamientos ultrabajos para cualquier nuevo préstamo extendido a empresas y consumidores (pero no en forma de hipotecas), facilitándoles obtener ganancias sobre tales financiamientos.

Pero eso depende de dos supuestos: en primer lugar, que los propios bancos aprobarán la 'Revisión de la Calidad de Activos' y las pruebas de esfuerzo del BCE sin ser clausurados, y segundo, que aún habrá empresas a las cuales dar préstamos el próximo año.

Los obstáculos para un mayor financiamiento

Generar una demanda de crédito final podría no ser fácil de producir en un eurozona que está registrando una agotadora y lenta recuperación de su experiencia cercana a la muerte en 2010-2012. En Alemania, que es por mucho la economía más fuerte del bloque, el barómetro de acceso al crédito realizado por el instituto de investigación Ifo se ha estancado en niveles históricamente bajos durante tres años, y sin embargo, los préstamos a los negocios sólo han subido 1.6% desde finales de 2010, mientras que los créditos de consumo han subido menos del 4%, según datos del BCE.

El BCE también dejó sin cambios su tasa de interés clave en su reunión mensual, algo que era de alguna manera inevitable después de recortarlas a un nuevo apenas el mes pasado. La tasa de refinanciamiento clave permaneció en 0.15%, mientras que la tasa de depósito se mantiene en -0.1%.

La rueda de prensa de Draghi fue notable por otras dos cosas. En primer lugar, dijo, a partir del próximo año, el consejo de gobierno del BCE sólo se reunirá para fijar las tasas de interés cada seis semanas, en lugar de cada mes, como ha ocurrido desde el lanzamiento del euro en 1999. Eso está vinculado a la decisión de comenzar a publicar “recuentos” más detallados de las reuniones, similar a las minutas publicadas por la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra.

Sin embargo, Draghi dijo que aún no estaba claro si esos recuentos dirían en qué sentido votó cada miembro del consejo. Se supone que los miembros del BCE deben votar de acuerdo con las necesidades de la zona euro como un conjunto, pero ese concepto ha sido llevado a un punto de quiebre a causa de la crisis del euro, la cual polarizó las actitudes de países que necesitaban rescates o tuvieron que pagar por ellos.

En segundo lugar, Draghi se encontró uniendo fuerzas con la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, para refutar los cargos del Banco de Pagos Internacionales de que la política monetaria de los bancos centrales más grandes del mundo es demasiado flexible, y que está creando burbujas de desestabilizadoras en los mercados financieros.

Irónicamente, a medida que Draghi hacía estas declaraciones, las acciones estadounidenses tocaron un nuevo récord, cuando el Promedio Industrial Dow Jones rompió el nivel de 17,000 puntos por primera vez en respuesta a un sólido reporte de empleo en julio.

Al igual que Yellen, Draghi dijo que primero deben utilizarse herramientas “macroprudenciales” en contra de las posibles burbujas del mercado. Repitió que las tasas del BCE permanecerán donde están “durante un periodo prolongado”.

Suecia abarata el dinero

Este mismo jueves, el Banco Central de Suecia buscó ponerse al día con el BCE, al recortar su tasa clave de recompras en 0.50 puntos porcentuales a 0.25%, un recorte mayor a lo esperado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Riksbank también dijo que, debido a que la inflación ha sido menor de lo esperado, no espera tener que elevar su tasa de recompra “hasta finales de 2015”. Ubicada en 0.1% en lo que va del año hasta mayo, la tasa de inflación de Suecia es incluso inferior a la de 0.5% registrada en la zona euro.

La medida del Riksbank hizo caer a la corona sueca a su nivel más bajo en tres años y medio frente al euro.

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×