El desayuno, más costoso en EU

Algunos alimentos típicos de la primera comida del día han subido de precio por distintos factores; las alzas se deben a factores de la naturaleza pero también a la mayor demanda en países como China.
desayuno 5  (Foto: Archivo)
Melvin Backman
NUEVA YORK -

Los madrugadores en Estados Unidos están pagando más por su desayuno estos días. Quienes controlan con más cuidado tu cartera, sienten un pellizco cuando vas a la tienda de comestibles.

Muchos productos populares para el desayuno como el café, el tocino y el azúcar fluctúan en precio si algo le sucede a una gran cantidad de cultivos o animales. Y últimamente, ha habido muchos “eventos anormales”.

Un tipo de diarrea mató a un montón de cerdos, lo cual elevó los costos de tocino, y una sequía en Brasil impulsó al alza los precios del café.

Cuánto impacto causarán estas alzas de precios depende de la canasta típica de alimentos o del platillo favorito para el desayuno.

Por suerte, los precios de los alimentos por lo general no suben todos al mismo tiempo. Los alimentos procesados, incluyendo al pan, ven menos la variación de precios y son más fáciles de almacenar para el largo plazo.

“Los productos frescos que [la gente] incluiría en su desayuno aumentarán más que los cereales en caja invdividual”, dijo Annemarie Kuhns, economista del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos [USDA, por sus siglas en inglés].

Ella dijo que el USDA espera que los precios de los alimentos aumenten entre 2.5% y 3%, en línea con los promedios históricos. Los aumentos más grandes en productos frescos como la carne y la fruta deberían ser equilibrados con un menor crecimiento de los precios en los productos elaborados y prefabricados.

Pero las rabietas de la madre naturaleza no son la única cosa que encarece los alimentos.

Los cambios macroeconómicos, como la creciente clase media en los mercados emergentes de China, afecta los precios a medida que más personas comen más carne y alimentos procesados. Hay más demanda de estos bienes y el suministro no ha alcanzado a cubrirlo todavía. El auge en el mercado de la leche este año es un buen ejemplo.

A menudo, los negocios, desde tiendas de comestibles hasta restaurantes tratan de protegerse contra los aumentos de precios de los alimentos pagando con meses de anticipación para asegurar un buen precio o comprando tipos de seguro que protegen contra las fluctuaciones. Pero eso no siempre resulta.

“Los restaurantes generalmente pueden hacer ajustes internos para hacer frente a los saltos temporales en los distintos productos, pero podrían representar desafíos significativos si los precios globales de los alimentos al mayoreo siguen siendo elevados durante un periodo más largo”, escribió Annika Stensson, portavoz de la National Restaurant Association, en un correo electrónico.

Eso es lo que ocurrió con empresas como Starbucks y J.M. Smucker, que elevaron los precios al consumidor cuando los granos de café no bajaron en costo durante varios meses. En algún momento, las empresas tienen que transferir esos altos precios a los consumidores.

Los precios de los alimentos tienden a ser más volátiles que la mayoría de los bienes. Es por eso que los datos oficiales de la inflación suelen excluir a los alimentos y a la energía en el cálculo. Por lo tanto, muchos inversores y observadores de la Reserva Federal dan menos peso a los costos de los alimentos como una medida económica. Pero eso no quiere decir que carezcan de sentido.

“Tener que gastar más en alimentos eleva el costo de vida tanto como tener que gastar más en cualquier otra cosa”, dijo Larry Ball, un profesor de la Universidad Johns Hopkins que estudia macroeconomía.

La gente lo siente cada vez que va a la tienda de comestibles, especialmente si compra una gran cantidad de artículos que están subiendo de precio.

Aún así, Ball dice que estamos muy lejos de lo que ocurrió en la década de 1970, cuando los precios de muchos artículos -incluso más allá de la comida- aumentaban rápidamente.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×