Nerds matemáticos llegan a Wall Street

Expertos en números y operaciones son reclutados para desarrollar formas de predecir al mercado; diseñan ‘softwares’ que les permite hallar inversiones con mayor probabilidad de ganar dinero.
CNNMONEY NERD  (Foto: Jesse Solomon/cnnmoney)
Jesse Solomon
NUEVA YORK -

Cuando piensas en el típico operador de Wall Street, probablemente imaginas un charlatán tipo el Lobo de Wall Street.

Pero, ¿adivina qué? Estos están siendo rápidamente reemplazados por los 'quants' nerds de acento suave armados con software de alta tecnología para ayudarles a vencer el mercado.

Elie Galam es uno de ellos.

Cada día, el ejecutivo de 30 años de edad dirige 35,000 estrategias de operación distintas a través de un software que diseñó para descubrir un puñado de ideas de operaciones con una alta probabilidad estadística de hacer dinero.

“Es como la imagenología sísmica”, dijo Galam nacido en París, al comparar su enfoque de inversión con el proceso utilizado para encontrar yacimientos de petróleo.

“Quiero tener un alto grado de confianza en que cuando perfore, voy a encontrar petróleo”.

Entonces, ¿cómo un desertor de un Ph.D en Matemáticas de Harvard acabó trabajando en Wall Street?

No utilizan las tablas de multiplicar básicas: Desde una edad temprana, Galam estaba obsesionado con las matemáticas. Después de la preparatoria, estudió en la École Centrale de París, una prestigiosa universidad francesa de ingeniería. Después de eso, fue a Harvard, donde se matriculó en un programa de doctorado de Matemáticas Aplicadas. Galam bromea diciendo que la vida en Harvard era como la del personaje de Matt Damon en la película Good Will Hunting.

En una clase, diseñó un algoritmo de computadora que identificó con éxito el autor de un artículo con base en características programadas, como el estilo y voz. Fue el tipo de trabajo que sentaría las bases para su carrera en finanzas.

Wall Street estaba llamando: Muy pronto, los reclutadores de Wall Street comenzaron a llamar a la puerta de Galam. El dinero, el prestigio y la oportunidad de trabajar en innovadores sistemas financieros cuantitativos llamaron su atención. Así que, acortó su programa de doctorado después de un año y se conformó con un título de maestría en su lugar. A la edad de 22, aceptó un trabajo en Blue Mountain Capital, un fondo de cobertura de negociación de crédito en Nueva York.

Cuando llegó allí, sorprendente se sintió como en casa.

“La empresa tenía mucha gente inteligente, no era una estereotipada firma tipo 'Lobo de Wall Street'”, dijo Galam. “Yo no era el único chico quant allí”.

Todo gira en torno a los datos: Después de unos años, su espíritu emprendedor comenzó a surgir y Galam comenzó un negocio con James Greenberg, un veterano negociador de Wall Street. El dúo eventualmente lanzó Panorama Partners a finales de 2011.

En el núcleo de su estrategia se encontraba un programa de software cuantitativo construido desde cero por Galam que utiliza datos históricos y análisis para predecir los movimientos de precios en diversos activos.

“Tenemos todos los datos que podemos, los impactamos, los probamos, hacemos pruebas de respaldo, análisis histórico”, explica Galam. “Ahí es donde entro yo, donde la ciencia entra en juego”.

Pero Greenberg insiste en que Galam no es el quant promedio de Wall Street, y que posee la rara combinación de conocimientos de informática, junto con el instinto puro de un operador.

“Él tiene un enfoque rígido hacia las matemáticas pero también tiene creatividad”, dice Greenberg.

Invasión quant: Galam está constantemente buscando hacer crecer su empresa, y para ello necesita más quants que piensen como él. Los empleados potenciales no necesitan saber mucho acerca de finanzas, pero deben ser excelentes en lo que respecta a las matemáticas aplicadas. Complejas preguntas capciosas son cuestionamientos estándar de la entrevista.

Los empleados de Galam a menudo provienen de Rusia, China y Francia, su país natal. Él se mantiene en estrecho contacto con sus antiguos profesores de matemáticas en París, y los llama frecuentemente para preguntar acerca de los talentos prometedores en las aulas.

“¿Quién es el mejor chico? Lo quiero”, es lo que les dice.

Ahora ve
Así se explica el rápido e inusitado ascenso del bitcoin
No te pierdas
×