Argentina, al borde de un default

Al Gobierno argentino se le acaba el plazo para negociar con fondos especulativos; el FMI descartó un impacto en los mercados en caso de un impago del país sudamericano.
cristina bonos  (Foto: Getty)
Esmeralda Vázquez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Argentina se acerca a un cese de pagos conforme se acaba el plazo para alcanzar un acuerdo con los fondos especulativos por los bonos impagos de su deuda soberana, lo que le traería un nuevo aislamiento de los mercados, de acuerdo con analistas.

El Gobierno argentino tiene menos de un día –la prórroga vence el 30 de julio– para pactar con los llamados fondos buitre por un fallo judicial que le ordenó negociar con ellos antes de seguir cumpliendo a los tenedores que acordaron canjear su deuda en 2005 y 2010.

La deuda con los fondos especulativos asciende 1,330 millones de dólares más intereses.

Un nuevo cese de pagos no sería tan catastrófico como el de 2002, cuando la tercera economía latinoamericana colapsó dejando millones de personas sin empleo y hundiendo a casi la mitad de su población en la pobreza. Sin embargo, Buenos Aires se alejaría más de los mercados financieros.

"Habrá una restricción de la banca comercial internacional sobre el Gobierno de Argentina para adquirir nuevos préstamos. Además las instituciones calificadoras internacionales van a ensañarse con este país y por ende provocará la fuga de las pocas reservas que tienen o, incluso, tratarán de evitar la inversión extranjera en la región", comentó en entrevista el director de la licenciatura en Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Adolfo Laborde.

De acuerdo con una publicación de la consultora argentina Abeceb.com, un escenario con un nuevo default provocaría una caída del 3.5% en el PIB de 2014, una inflación anual del 41% y una retracción del consumo de 3.8%. En 2002, la economía se derrumbó poco más de 10%.

“Estamos hablando de una deuda que en total no representa más de un medio punto a un punto del PIB, por lo cual me parece sin sentido estar bailando al borde del abismo por una obligación tan pequeña en un problema tan chico”, dijo el director de Abeceb.com, Dante Sica, en una entrevista publicada en el sitio oficial de la consultora.

La firma de análisis añadió que un acuerdo con los fondos representaría un marco positivo para la economía de Argentina ya que habría menos inflación y una menor contracción de la actividad económica. 

"[El Gobierno argentino] debe negociar los plazos y si hay un buen escenario podría haber una dimisión de los intereses, pero todo depende de que los representantes del país latinoamericano puedan suavizar a los tenedores de bonos. A nadie le conviene tener una crisis en Sudamérica y mucho menos al pueblo argentino", afirmó Laborde.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha señalado que un default no tendrá grandes efectos en las economías emergentes debido a la relativa lejanía que ya vive Argentina del sistema financiero.

"Si bien un default siempre es lamentable, no creemos que tenga mayores consecuencias sustantivas afuera, en una base mucho más amplia", dijo Lagarde, en línea con la percepción generalizada de que es altamente improbable que un cese de pagos tenga fuertes repercusiones en los mercados emergentes alrededor del mundo.

 

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×