Argentina busca ‘truco’ vs juez de EU

El Gobierno quiere que los bonistas en impago cambien de jurisdicción para poder cobrarlos; su dinero está congelado por un juez que exige que se le pague a los llamados fondos ‘buitres’.
cristina fernandez argentina presidenta  (Foto: CNN)
BUENOS AIRES (CNN) -

La presidenta Cristina Fernández anunció este martes que enviará al Congreso un proyecto de Ley que permitirá a los tenedores de bonos soberanos cambiar la jurisdicción de los papeles a Argentina para poder cobrar, evitando las trabas legales de un fallo adverso de la justicia estadounidense.

El proyecto de Ley apunta a "implementar instrumentos legales que permitan el cobro de los servicios correspondientes al 100% de los títulos públicos", dijo Fernández en cadena nacional de televisión.

El proyecto autoriza la remoción de Bank of New York Mellon (BoNY) como agente fiduciario y el nombramiento en su lugar de Nación Fideicomisos para garantizar los pagos.

Argentina cayó en su segunda cesación de pagos luego de que el 30 de julio no pudo pagar bonos reestructurados por orden del juez estadounidense Thomas Griesa, que congeló los depósitos hechos en el BoNY para cancelar la deuda hasta que no se honre también a los acreedores denominados holdouts o fondos ‘buitre’.

La intervención de Fernández enfría expectativas de que el país llegue a un pronto acuerdo con los fondos de cobertura que le demandaron, para así salir de la cesación de pagos.

La mandataria señaló que la reestructuración de bonos para convertirlos en títulos regidos por la ley local será una opción voluntaria para los tenedores de deuda, que podrán canjear los papeles por otros con similares términos pero bajo jurisdicción argentina.

"Se respetarán los canjes de su deuda hechos en 2005 y 2010 y bajo esos términos propondrá ingresar a los tenedores de bonos que no aceptaron estas reestructuraciones", explicó Fernández.

Argentina incurrió en 2002 en una cesación de pagos de unos 100,000 millones de dólares, deuda que se reestructuró en su mayor parte pagando menos de 30 centavos por cada dólar a los acreedores en 2005 y 2010.

Una minoría de bonistas, denominados holdouts optaron por demandar a Argentina en cortes de Estados Unidos donde obtuvieron un fallo favorable en su reclamo del pago total de la deuda.

Fernández dijo que le Ley permitirá a los acreedores holdouts, a los que se refiere como 'fondos buitre', ingresar en los canjes bajo los términos de 2005 y 2010.

La semana pasada conversaciones de bancos internacionales para comprar la deuda de los holdouts colapsaron por desacuerdos sobre el precio y la falta de garantías, según un reporte de IFR, un servicio de Thomson Reuters.

Argentina argumenta que no puede ofrecer mejores términos a los holdouts que a los acreedores reestructurados porque se lo impide la cláusula de los bonos, conocida como RUFO.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×