La recuperación económica de Japón se desvanece

Las políticas del premier Shinzo Abe no han logrado mejorar los salarios ni revertir la deflación; por el contrario, el aumento al IVA provocó una contracción en el segundo trimestre.
japon4  (Foto: AP)
Charles Riley
HONG KONG (CNNMoney) -

Al ambicioso plan de Japón para revitalizar su economía se le acaba el tiempo, el crecimiento no llega y aumentan las dudas sobre la capacidad del Gobierno para llevar a cabo reformas fundamentales.

La Abeconomía -una campaña masiva de compra de bonos, aunada a reformas estructurales y estímulos del Gobierno central- no ha logrado mejorar los salarios, incorporar a más mujeres a la fuerza laboral ni impulsar las exportaciones.

Hoy, los críticos cuestionan la estrategia del Gobierno, pues el intento del primer ministro Shinzo Abe para revivir la economía mediante una subida al IVA provocó una masiva contracción en el segundo trimestre.

“La recuperación económica no se ve bien, para ser francos”, dijo la economista de HSBC Izumi Devalier. “La Abenconomía atraviesa un momento muy difícil”.

La esperanza era que la acción coordinada del Gobierno pondría fin a 15 años de deflación en Japón, y conduciría a un crecimiento más robusto de la tercera mayor economía del mundo. Pero Abe no ha logrado sacar adelante muchas reformas estructurales clave, y la ventana para el cambio real se está cerrando rápidamente.

Un problema importante es que el “círculo virtuoso” prometido por los partidarios de la Abeconomía ha tardado en materializarse. La idea era que un aumento en las ventas impulsaría las ganancias corporativas y daría lugar a un mejor salario para los trabajadores, quienes entonces aumentarían el gasto.

Sin embargo, a pesar del estímulo gubernamental y de las ganancias récord, las empresas niponas no están pagando sueldos más altos.

Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón, calificó este enigma como “problemático,” y lamentó la falta de movilidad en la fuerza laboral de Japón. Con todo, dijo que los trabajadores podrían negociar salarios más altos en caso de darse una inflación sostenida.

Otros son menos optimistas y piensan que el Banco Central cuenta con algunas buenas opciones para mitigar el dolor de los trabajadores. En la situación actual, los salarios son estáticos, pero la inflación alentada por el Banco Central está encareciendo los bienes, una situación problemática para los millones de japoneses con ingresos fijos.

La preocupación por el éxito de la Abeconomía también ha quedado subrayada por una serie de informes mixtos del PIB, ora expansión ora contracción, el más reciente de los cuales reflejó que la economía nipona se contrajo a una tasa anual de 6.8% en el segundo trimestre.

Gran parte del mal desempeño se atribuyó al alza del impuesto al consumo o valor añadido (IVA) que animó a los consumidores a hacer grandes compras en el primer trimestre (en previsión al aumento) y cerrar sus carteras durante los siguientes tres meses. Pero Devalier advierte que los detalles del informe sugieren que el desempeño fue “aún peor que lo sugerido por la cifra absoluta”.

El tercer trimestre será crucial. Si la economía de Japón se contrae de nuevo y entra en una corrección técnica, el Banco Central podría verse obligado a aumentar el estímulo.

Japón también debe hacer avances en el último pilar de la Abeconomía: las reformas estructurales que requieren un inmenso capital político para implementarse.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Gobierno de Abe ha propuesto medidas que ayudarían a flexibilizar el mercado laboral, fomentarían la inmigración, reactivarían las plantas de energía nuclear y atraerían a más mujeres japonesas al mercado laboral.

Hasta ahora, la mayor parte de esas ideas no se han cristalizado. “Estas reformas estructurales no van a suceder durante la noche”, dijo Devalier. “Pero son la parte más importante de la Abeconomía”.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×