3 razones para preocuparse por la economía de la eurozona

El conflicto ruso, el estancamiento del crecimiento y el riesgo de deflación son señales negativas; los inversores esperan acciones por parte del BCE, pero estas servirán de poco, según analistas.
bce luces bien  (Foto: Archivo)
Mark Thompson
LONDRES -

No es la 'Crisis de Crédito 2', pero Europa surca mares económicos agitados de nuevo.

Incluso el anémico crecimiento se ha evaporado y la Eurozona corre el riesgo de caer en recesión. El euro ha caído 5% frente al dólar en los últimos tres meses.

Ahora, los inversores están apostando a que el Banco Central Europeo (BCE), que se reúne este jueves, finalmente se embarque en una política de impresión de dinero similar a la del programa de compra de bonos de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Estas son tres razones por las que debes preocuparte:

1. Rusia: los mercados recibieron un impulso el miércoles por la noticia de que Moscú y Kiev habían acordado los pasos necesarios para establecer un alto el fuego en el este de Ucrania. Pero eso está muy lejos de poner fin al conflicto.

Las señales de progreso diplomático podrían dar a Occidente una razón para hacer una pausa antes de apretar el gatillo de una nueva ronda de sanciones económicas: Europa dice que habrá identificado nuevos objetivos para el final de esta semana.

Pero hay un riesgo significativo de que el acuerdo entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo ucraniano se deshaga de manera tan rápida como los acuerdos anteriores.

Eso significaría más dolor para la economía de Rusia y para las empresas occidentales que operan allí, y dañaría más los negocios y la confianza del consumidor en Europa.

Y es poco probable que las sanciones existentes sean levantadas en el corto plazo. Después de todo, Putin no está dispuesto a devolver Crimea.

“La confianza occidental en la Rusia dirigida por Putin ha sido destrozada para siempre”, escribió Holger Schmieding en Berenberg. “Incluso sin las nuevas sanciones, una versión ligera de la Guerra Fría probablemente se producirá durante mucho tiempo”.

2. Deflación: los precios al consumidor están cayendo, o subiendo escasamente, en ocho de los 18 estados miembros de la Eurozona, y esa cifra podría haber aumentado en agosto. La inflación regional cayó a sólo 0.3% el mes pasado, su nivel más bajo desde octubre de 2009.

Y los precios de las mercancías provenientes de las fábricas de Europa han caído durante todo el año, con excepción de junio.

La inflación muy baja puede ser tan perjudicial para una economía como los aumentos excesivos de precios, sobre todo en el contexto de alto desempleo de la zona euro.

¿Por qué? Porque si los hogares y las empresas esperan que la inflación permanezca deprimida durante un largo periodo, podrían posponer el gasto y la inversión, provocando una espiral descendente.

También dificulta a los países pagar sus deudas, y obliga a las economías europeas a recortar los salarios para competir contra países más fuertes como Alemania.

Muchos economistas dicen que el BCE no anunciará la flexibilización cuantitativa pronto, pero incluso cuando se produzca, el impulso a la economía podría ser muy limitado.

3. Estancamiento: Alemania, cuya economía ha caído en reversa, puede culpar razonablemente a Rusia. Pero la segunda y tercera mayores economías de la zona euro -Francia e Italia- están sufriendo las consecuencias de años de oportunidades perdidas para volverse más competitivas.

Italia está de nuevo en su tercera recesión en cinco años, y Francia no ha logrado crecer desde 2011. Ahora, ambos están tratando de acelerar el ritmo del cambio.

La semana pasada, el nuevo ministro de Economía de Francia apuntó contra una vaca sagrada: la semana laboral de 35 horas en el país. Pero es probable que cualquier intento de cambio enfrente una dura oposición por parte de los sindicatos y los miembros de su Gobierno socialista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El primer ministro italiano Matteo Renzi está modernizando el sistema judicial de su país para fomentar una mayor inversión, pero los beneficios están probablemente a años de distancia.

El próximo mes, Francia, Italia y otros podrían presionar por una flexibilización de las normas de austeridad europeas, a cambio de comprometerse a hacer más flexibles sus economías.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×