México va contra multinacionales evasoras

Google, Starbucks y Amazon han hecho reaccionar a las autoridades fiscales en el mundo; en el país han sido identificadas 270 empresas que podrían estar eludiendo impuestos.
ELUSIÓN FISCAL  (Foto: iStock by Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México, de la mano de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y los países integrantes del llamado G20, busca afinar sus instrumentos para frenar las prácticas de elusión fiscal usadas por empresas multinacionales que aprovechan vacíos legales para eludir o reducir sus contribuciones tributarias.

La OCDE presentó las primeras siete recomendaciones para tener un enfoque fiscal coordinado a nivel internacional mediante el proyecto Erosión de la Base Imponible y la Transferencia de Beneficios (BEPS, por sus siglas en ingles), para crear un conjunto único de normas internacionales y poner fin al desplazamiento de utilidades a jurisdicciones con menor carga tributaría y la elusión de impuestos mediante prácticas agresivas.

En México, el posible éxito del BEPS generaría un “fortalecimiento de las facultades de fiscalización para el aumento en la recaudación de tributaria, sobre todo en materia de Impuesto Sobre la Renta (ISR)”, comentó en entrevista el director de Tratados Internacionales de la Secretaría de Hacienda y también vicepresidente del Comité Fiscal de la OCDE, Armando Lara.

El origen

Hace unos años autoridades mundiales pusieron una alerta, debido a que multinacionales como Google, Amazon y Starbucks habrían presuntamente diseñado una estrategia para eludir impuestos.

“(Explotaron) los hoyos que tiene la legislación fiscal de Estados Unidos en función de los beneficios que ofrecen otras leyes europeas. Fundamentalmente lo que hicieron fue moverse a legislaciones de más baja imposición fiscal, aprovecharon la red de tratados que tiene EU”, dijo Armando Lara, quien también es considerado como uno de los personajes más influyentes en el mundo en materia fiscal.

Estas empresas han escogido a países como Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Bélgica, Hungria e Islas Caimán, como sus destinos favoritos para efectos fiscales debido a sus bajas tasas tributarias.

Se requiere un contrapeso para este tipo de operaciones, es difícil pero así como las empresas las autoridades también deben globalizarse” refirió el académico del ITAM, José Manuel Velderrain.

¿Qué sigue?

La puesta en marcha en México de las siete recomendaciones de la OCDE, que tienen como base los 15 puntos de acción del BEPS, irá en dos sentidos, uno a través de los tratados de doble tributación, en los que se pueden empezar a incorporar algunas disposiciones del Beps a través de la incorporación de clausulas de limitación de beneficios.

En la práctica de contravenir la explotación de híbridos, México ya tienen una legislación para combatir la explotación de la calificación de instrumentos sobre personas con relación a su característica fiscal, en otro país, con el objetivo de evitar que aquí se dejen deducciones y que el ingreso que se pague al extranjero no esté gravado, con lo cual erosiona la base gravable aquí.

"Es el primer set de la implementación; para que se vuelva ley tiene un proceso que significa la firma de la convención multilateral que se estaría planteando su primera discusión general a principios de 2015", dijo Lara.

La reforma fiscal integró acciones del BEPS como limitar las deducciones fiscales de los pagos por conceptos de intereses, regalías y asistencia técnica realizados por partes relacionadas residentes en el extranjero.

Adicionalmente, se tendrán como no deducibles los pagos que se consideren inexistentes o no gravables por la empresa que los reciba, de acuerdo con KPMG.

"Los resultados se darán a mediano y largo plazo, tal vez dos años después de que todos los países implementen las medidas", agregó Velderrain, académico del ITAM.

Las 7 recomendaciones

1. Garantizar la coherencia del ISR corporativo a nivel internacional.

2. Realinear los impuestos y sustancia en cuestión para restaurar los beneficios previstos de las normas internacionales e impedir el abuso de los tratados fiscales.

3. Asegurar que la transferencia de los resultados de fijación de precios estén en línea con la creación de valor.

4. Incrementar la transparencia de las administraciones tributarias y aumentar la seguridad y previsibilidad a los contribuyentes mediante la mejora de la documentación de precios de transferencia y una plantilla de país por país declarante.

5. Abordar los retos de la economía digital.

6. Facilitar la rápida aplicación de las acciones de Beps a través de un informe sobre la viabilidad de elaborar un instrumento multilateral para enmendar los tratados fiscales bilaterales.

7. Contrarrestar las prácticas fiscales perjudiciales.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×