Buen Fin y productividad: apuestas del Gobierno para crecer

La planeación económica a largo plazo que plantea el Ejecutivo será uno de sus mayores retos; expertos señalan que la estrategia de productividad del Gobierno de Peña Nieto está mal definida.
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una futura ley para incrementar la productividad, el anuncio de programas para incentivar a empresas y consumidores como el Buen Fin y una iniciativa de planeación económica de 20 años son parte fundamental de los objetivos del Gobierno federal para dinamizar la economía mexicana, algo que para los especialistas luce como un gran desafío.

Para incrementar la productividad -un factor al que esta administración ha señalado como eje rector del crecimiento económico- el Gobierno propondrá una ley para impulsarla en sectores y regiones previamente identificadas.

"La iniciativa persigue que exista una iniciativa de fomento económico que apoye al sector privado, que haya un programa de productividad y competitividad y queremos que se le de continuidad", comentó en entrevista el titular de la Unidad de Productividad Económica de la Secretaría de Hacienda, Abraham Zamora.

Agregó que lo que se busca es que la productividad de todos los factores de la economía crezca por lo menos 1% anual.

Mientras que el PIB ha crecido en promedio 2.3% en los últimos 30 años, la productividad decreció 8.2% entre 1990 y 2011, esto es una tasa media anual de 0.4%.

"Es una discusión conceptual, pero lo que sí está claro es que hay una correlación importante entre la productividad y el crecimiento económico. Lo que pretendemos es que sea posible desarrollar otras industrias con el esfuerzo del sector privado, universidades y Gobierno", refirió.

Para los expertos, el planteamiento del problema es erróneo ya que la productividad no es un elemento que detone el crecimiento económico, sino un resultado de éste.

“Es un factor importante del crecimiento, pero es un resultado, no una causa. La estrategia no está bien enfocada”, agregó por su parte el director de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño.

Para el experto, la inversión productiva y en capital humano es la vía que realmente genera crecimiento y mayor productividad, como resultado de una fuerza de trabajo mejor preparada.

En este sentido el académico del Colegio de México (Colmex), Gerardo Esquivel, coincidió en que el diagnóstico es incorrecto, por lo que las políticas que se implementen no tendrán el impacto esperado, pues es justamente el débil crecimiento lo que ha generado la baja productividad.

La planeación a 20 años, ¿efectiva?

La semana pasada el secretario de Hacienda anunció la iniciativa para la Ley de Planeación que estipula que el Plan Nacional de Desarrollo deberá incluir una visión de hasta 20 años de la política económica, mientras que los programas derivados deberán guardar congruencia con el Programa Especial para la Productividad y Competitividad.

Esto se planteó debido a que las decisiones de inversión de los agentes económicos como las empresas se ven afectadas por la incertidumbre política.

“No es algo nuevo, siempre se han planteado programas transexenales. Lo que hay que ver es si funciona para México, dado que el sistema político es inestable, además que el proceso de alternancia es nuevo y la sociedad mexicana ya es más consciente”, dijo Coutiño.

Así, la efectividad de esta estrategia resulta incierta, ya que no garantiza que en 2025 el Gobierno en funciones quiera mantener los mismos planes que su antecesor.

“No estamos acostrumbrados a planes a largo plazo. La planeación a largo plazo implica la transformación de la administración pública, que demuestre eficacia, pero si se logra puede ser un mecanismo para que se encausen las reformas y el desarrollo industrial del país”, refirió el director general del IDIC, José Luis de la Cruz.

Impulso a empresas

Como parte de los planes del Gobierno para incentivar la economía, y ante la implementación de la reforma energética, se creó el Fideicomiso Público para Promover el Desarrollo de Proveedores y Contratistas, que busca impulsar a Pymes a través de esquemas de financiamiento y programas de apoyo para capacitación, investigación y certificación para que aprovechen los proyectos derivados de la reforma.

El fideicomiso contará con 250 millones de pesos (mdp) para lo que resta del año y otros 300 mdp en 2015.

"La creación del fondo fue uno de los temas que le pusimos en la mesa al Gobierno Federal. Hay que darle herramientas a las pymes, como financiamiento para que compitan con las extranjeras, si no se corre el riesgo de que cierren", dijo el presidente de la Comisión de Energía de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Acra.

Por su parte, Alfredo Coutiño señaló que el éxito de estos fondos petroleros dependerá de la transparencia con la que se manejen los recursos, ya que si se desperdician de nada habrá servido abrir el sector energético.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Adicionalmente, este año se volverá a implementar la iniciativa de el Buen Fin que busca incentivar el consumo de los mexicanos; sin embargo, para los especialistas este programa solo adelanta las compras de diciembre a noviembre y termina por endeudar a los consumidores que optan por pagos diferidos o a meses sin intereses.

De acuerdo con el vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Jonathan Heath, no queda claro en el balance sus efectos en la economía.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×