Juegos Olímpicos... ¿sólo en países en desarrollo?

Las naciones del primer mundo cada vez tienen más resistencia social para organizar la competencia; para los países en desarrollo, son una opción de mostrar su crecimiento pese al costo que conlleva.
olimpicos rusia  (Foto: CNN)
Alanna Petroff
LONDRES -

¿Podrían los Juegos Olímpicos volverse del dominio exclusivo de los regímenes autoritarios y los países en desarrollo?
Noruega se retiró de la carrera para albergar los Juegos de Invierno 2022 la semana pasada, dejando sólo a Pekín, China, y Almaty, Kazajstán, en la competencia.
La oferta de Oslo tenía todo a su favor: Noruega es un país rico, y su gente es apasionada por los deportes de invierno.
Pero la rica nación petrolera no pudo convencer a los votantes de que valía la pena gastar el dinero de sus impuestos en la verbena deportiva.
A medida que los Juegos Olímpicos han crecido en suntuosidad y se han ganado una reputación de exceder sus presupuestos, muchas naciones occidentales se niegan a participar en la contienda mientras lidian con la resaca de la crisis financiera global.
“Cuando la gente tiene una verdadera voz, la voz dice: 'Que alguien más pague por ello'”, dijo Victor Matheson, un profesor de Economía del College of the Holy Cross en Worcester, Massachusetts. La investigación de Matheson muestra que antes del año 2000, más del 80% de las candidaturas olímpicas provenía de las naciones desarrolladas.
“Solía suceder que nadie se molestaba siquiera en apostar desde Estambul o Ciudad del Cabo o Pekín”, dijo.
Pero las economías occidentales ahora representan sólo la mitad de las candidaturas a medida que luchan con deudas crecientes y la oposición de los votantes.
Eso deja el campo abierto para las naciones en desarrollo, que tienen más probabilidades de beneficiarse de la oportunidad de mostrarse al mundo, dijo Allison Stewart, investigadora asociada de la Escuela de Negocios Saïd de la Universidad de Oxford.
“Los Juegos Olímpicos siempre han atraído a países que quieren mostrar que son atractivos desde un punto de vista de inversión”, dijo.
Rusia gastó cerca de 50,000 millones de dólares en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, lo cual los convirtió en los Juegos Olímpicos más caros de la historia. Esa cifra es superior al costo combinado de todos los anteriores Juegos de Invierno, estima Matheson.
Aunque tres naciones europeas -Noruega, Suecia y Polonia- han abandonado la carrera por 2022, los países ricos no han renunciado a los Juegos por completo.
Japón se prepara para albergar los Juegos de Verano de 2020 en Tokio. La oferta es parte de una estrategia más amplia para reactivar la economía, fomentar el turismo y reconstruir su estatus mundial después del devastador terremoto y tsunami de 2011.
Se dice que Salt Lake City planea lanzar una candidatura para los Juegos de Invierno de 2026, pero espera volver a utilizar las instalaciones olímpicas de 2002 para mantener bajos los costos, dijo Matheson.
Una fuente gubernamental de Noruega dijo que el dinero no era la única razón por la que Oslo desistió. Algunas de las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI) eran excesivas.
Documentos del COI muestran que se esperaba que el rey Harald de Noruega fuera anfitrión de una sesión de bienvenida de dos horas con cientos de funcionarios olímpicos y sus socios.
La recepción debía incluir un “intercambio de regalos” y cócteles.
“Hay demasiado agasajos (para funcionarios del COI)... Eso no encaja con la cultura noruega”, dijo la fuente gubernamental.
El COI dijo que la decisión de Noruega de retirar su candidatura era “una oportunidad perdida”.
Un portavoz del COI dijo que no hizo exigencias, sino que ofreció “sugerencias y consejos”.
Los Juegos de Verano de 2016 se celebrarán en Río de Janeiro, Brasil, el primer país de Sudamérica en hospedar los Juegos Olímpicos en la historia. Corea del Sur será la sede de los Juegos de Invierno de 2018.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×