Los precios del petróleo se desploman, ¿hay que celebrar?

Aunque los precios energéticos más bajos benefician a los consumidores la caída no es buena noticia; factores negativos como las preocupaciones económicas en Europa están detrás de la baja.
petroleo pemex plataforma  (Foto: iStock by Getty)
Matt Egan
NUEVA YORK -

El petróleo crudo cayó por debajo de 84 dólares por barril el viernes por primera vez desde los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Si tienes un auto o planeas reservar un boleto de avión, probablemente estás celebrando. Pero estas son las razones por las que también deberías preocuparte.

Los bajos precios del petróleo son en gran medida un reflejo de algunos sucesos bastante atemorizantes en la economía mundial, especialmente en Europa. Nadie quiere ver a una nueva recesión.

La caída del petróleo está asustando a los inversores, ayudando a impulsar algunas de las recientes turbulencias extremas en Wall Street.

La situación actual es un recordatorio de que hay que tener cuidado con lo que se desea. Por supuesto, los consumidores y las empresas se beneficiarán de precios más amigables en la bomba de gasolina. Pero esto está siendo impulsado, al menos parcialmente, por factores negativos.

“La energía tuvo un desempeño estelar de enero a junio. Ahora está sacando todo el aire del mercado”, dijo Joe Saluzzi, codirector de operaciones de Themis Trading.

Artículo relacionado: ¿Cómo afecta a México la caída en los precios del petróleo?

Los temores por la demanda se propagan

Una confluencia de factores se han conjuntado para abrir una trampilla debajo del precio del petróleo.
En primer lugar, hay crecientes preocupaciones sobre la anémica economía de Europa y la capacidad de 'Súper Mario' y del Banco Central Europeo (BCE) de continuar apuntalándolo. Alemania se tambalea al borde de la recesión, lo cual envió su mercado de valores a mínimos de un año esta semana.
La disminución de la actividad económica de Europa y la continua lentitud en China se traduce en una menor demanda de materias primas, especialmente de petróleo. Obviamente, eso es un gran factor negativo para los precios del petróleo.
En segundo lugar, el petróleo se ha visto afectado por el dólar estadounidense resurgente. Las materias primas con frecuencia se mueven en dirección opuesta a la moneda estadounidense, que está disfrutando de una de sus mejores rachas en la historia reciente, a medida que la economía de Estados Unidos supera las expectativas de desempeño.

No hay escasez de oferta en Estados Unidos

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El otro factor impulsor de los menores precios de la energía, y que a menudo es pasado por alto, son los crecientes suministros. La producción de petróleo estadounidense, impulsada por el auge del esquisto (shale), se ha disparado. La producción nacional se ha incrementado un 70% desde 2008, según la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).
La creciente producción de Estados Unidos es un “impacto en el lado de la oferta”, escribió Marc Chandler, jefe global de estrategia cambiaria de Brown Brothers Harriman, en una nota a clientes.
Pero no se trata sólo de que Estados Unidos esté manteniendo los precios bajos. En lugar de reducir la producción para compensar los precios a la baja, Arabia Saudita de hecho está aumentando la producción en un aparente esfuerzo por mantener los ingresos generales. También está teniendo el efecto secundario de ejercer presión sobre Rusia, que depende en gran medida de los ingresos petroleros también.
El nerviosismo del mercado de valores.

No importa la causa, el resultado es claro

Las reservas de energía están siendo quemadas. Basta con observar lo sucedido el jueves, cuando la canasta de acciones energéticas del S&P 500 de acciones de energía cayó 3.7%.
El grupo energético no fue sólo el de peor desempeño el jueves. Es el mayor perdedor de este mes y del año también.
Las firmas de exploración, que dependen de precios elevados para justificar los costosos esfuerzos de descubrimiento, realmente están recibiendo un golpe. Tres de las cuatro acciones con peor desempeño del S&P 500 en 2014 son las firmas de exploración energética: Noble Corporation, Transocean y Diamond Offshore Drilling.
Los números rojos realmente están ahogando las acciones de energía más pequeñas, que por definición son más riesgosas y más susceptible a oscilaciones salvajes producidas por los precios del petróleo. El Russell 2000 Energy Index cayó 6% el jueves; un movimiento dramático para un subíndice. Y ha caído la impresionante cifra de 26% sólo el mes pasado.
Esta experiencia destaca cómo se interconectan diferentes clases de activos. Vender en una esquina del mercado puede rápidamente derramarse hacia otra esquina sin relación esquina.
“El petróleo está más bajo... eso debería ayudar a los consumidores, pero las acciones de consumo son propiedad de la misma gente (léase: todos) aquellos que están siendo apaleados por las acciones de energía”. Michael Block, jefe de estrategias de Rhino Trading Partners, escribió en una nota el viernes. “La gestión del riesgo es divertida para toda la familia”.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×