La austeridad da resultados a Barack Obama

Un alza en los ingresos y un gasto público bajo llevaron al déficit fiscal de EU a niveles de 2007; en el último año el indicador se redujo un tercio en dólares reales y en proporción de la economía.
congresoeu  (Foto: Getty)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Ha llegado el veredicto sobre el presupuesto federal estadounidense 2014: Los ingresos aumentaron y el gasto público apenas creció. Como resultado, el déficit disminuyó una barbaridad.

El déficit del país se ubicó en 483,000 millones de dólares (mdd), es decir 197,000 mdd menos que el año pasado, según cifras definitivas publicadas por el Departamento del Tesoro. El año fiscal del Gobierno terminó el 30 de septiembre.

La disminución es dramática: El saldo negativo se redujo en aproximadamente un tercio tanto en dólares reales como en proporción de la economía. El déficit fue del 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB), frente al 4.1% en 2013.

Para decirlo en otras palabras, está en su nivel más bajo desde el año 2007 como proporción del PIB y por debajo del promedio de 40 años.

En términos de dólares, el déficit cayó a su nivel más bajo desde 2008, el año en que la crisis financiera se instaló y comenzó a afectar las finanzas del Gobierno.

El déficit refleja la diferencia entre lo que el Gobierno gasta y lo que ingresa cada año. El Tesoro se endeuda para cubrir la diferencia.

La deuda que el país le debe al público, una acumulación de los déficits anuales, terminó el año fiscal en 12.8 billones de dólares o 74% del PIB, una cifra que sigue siendo muy elevada en términos históricos.

El Tesoro estadounidense informó que en 2014 los ingresos tributarios crecieron en 247,000 millones de dólares, o 9%, gracias a la mejora de la economía, al vencimiento de algunas disposiciones fiscales y a las mayores tasas impositivas para las personas de altos ingresos.

La economía no sólo aumentó los ingresos fiscales a través de los salarios y los impuestos sobre la nómina, también impulsó las ganancias corporativas y, por tanto, la recaudación proveniente de los impuestos a sociedades.

En lo tocante al gasto, los desembolsos crecieron apenas el 1%, o 50,000 mdd.

Este modesto crecimiento del gasto se debe a que se destinó más dinero para los programas de ayuda social más grandes del Gobierno, como Medicare, Medicaid y la Seguridad Social. Pero el gasto en muchas otras áreas del presupuesto disminuyó. Entre ellos los fondos destinados a la defensa, la seguridad nacional, la justicia, los beneficios por desempleo y los programas de vivienda.

La caída del déficit en 2014 es la quinta caída anual consecutiva. Esa tendencia responde a dos causas: los programas de estímulo económico diseñados para hacer frente a los daños de la crisis financiera llegaron a su fin y, por otro lado, el Congreso implementó recortes generalizados de gastos en una medida conocida como “secuestro presupuestario”. También es resultado de los cambios en las tasas impositivas para los hogares de altos ingresos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y es posible que represente una buena justificación para reducir el secuestro, sobre todo en defensa.

Pero incluso si el Congreso mantiene controladas las cuentas públicas, la Oficina de Presupuesto del Congreso ha señalado que los déficits comenzarán a subir de nuevo en unos pocos años, y la deuda acumulada del país comenzará, otra vez, a crecer más rápido que la economía.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×