Estados Unidos, inmune a Europa, ISIS y ébola

Los empresarios no se han asustado pese a temores macroeconómicos y geopolíticos: Paul La Monica; los presidentes ejecutivos confían en la recuperación y en que los consumidores seguirán gastando.
wall street  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

La economía anémica de Europa. Los temores del ébola. ISIS causando estragos. La posibilidad de un aterrizaje brusco en China.
Hay muchas razones para estar nervioso. Pero los grandes negocios se lo están tomando con calma. El tema musical de los líderes corporativos bien podría ser el éxito de 1988 de Bobby McFerrin “Don't Worry, Be Happy”. (“En cada vida tenemos algunos problemas, cuando te preocupas los haces dobles”).
Hablé con varios ejecutivos de nivel directivo durante las últimas semanas mientras las empresas estaban reportando sus últimas ganancias. Un tema común es que las cosas en Estados Unidos están bien, a pesar de toda la volatilidad en el mercado de valores y las preocupaciones macroeconómicas y geopolíticas mundiales.
Alexander ‘Sandy’ Cutler, presidente ejecutivo del conglomerado industrial multinacional Eaton, admite que hay más motivos de preocupación por las condiciones económicas en otras partes del mundo. Pero él piensa que los consumidores estadounidenses seguirán gastando.
“Los retos actuales no son particularmente nuevos. Desde que salimos de la recesión, hemos estado lidiando con la desaceleración del crecimiento”, dijo Cutler, quien dirige a la empresa con valor de más de 32,000 millones de dólares y miembro del S&P 500”. “Pero la gente en Estados Unidos generalmente tiene una mentalidad de que la economía estadounidense sigue mejorando”.
Señaló a los precios más bajos del gas como una cosa particularmente buena para la industria automotriz estadounidense, ya que debería dar lugar a un auge en las ventas de camiones entre consumidores y empresas.
Eso sin duda ayudaría a Eaton. Casi el 20% de sus ventas y beneficios operativos provienen de su división de componentes vehiculares.
Otros ejecutivos dijeron que la volatilidad del mercado podría haber sido un mayor problema si hubiera durado más tiempo.
Mark Barrenechea, presidente ejecutivo de Open Text, una empresa de software con sede en Waterloo, Ontario, que es ahora la empresa canadiense más valiosa en el Nasdaq (lo siento, BlackBerry), dijo que su empresa si observó un cierto cambio en los patrones de gasto en tecnología corporativa el trimestre pasado.
Pero Barrenechea cree que sus clientes están recuperando la confianza debido a que parece poco probable que cualquiera de los grandes temas macro provoquen otra crisis global como la de 2008.
“La buena noticia es que no es estructural. Esto no es otra crisis de vivienda”, dijo.
Al final del día, la mayoría de los ejecutivos dijeron que no es saludable preocuparse por las cosas que no puedes controlar. Es mejor enfocarse sólo en tu propio negocio y en la competencia.
“No hay mucho que hacer al respecto de las condiciones macro. Mientras operes tu empresa de una manera bastante ajustada, deberías estar bien”, dijo John McAdam, presidente ejecutivo de la firma de seguridad de redes F5 Networks.
McAdam dijo que, a pesar de que hay cosas que pueden preocupar a las grandes empresas, ahora no es el momento de simplemente restringir el gasto debido al miedo de lo que pueda venir. De hecho, su empresa se está beneficiando de una de las mayores amenazas que enfrentan muchas empresas: los ataques cibernéticos.
Dijo que muchas empresas, en particular las firmas de servicios financieros, se dan cuenta de que tienen que invertir en seguridad debido a que el riesgo de no hacerlo pesa más que las preocupaciones por gastar demasiado en un momento de incertidumbre.
Dicho todo esto, las empresas tampoco pueden ignorar por completo los titulares de los diarios.
Paul Reilly, director de Finanzas del proveedor de componentes tecnológicos Arrow Electronics, dijo que su empresa tiene reuniones mensuales con sus divisiones alrededor del mundo para discutir lo que está pasando en cada uno de esos mercados.
“Nosotros observamos de cerca los acontecimientos geopolíticos para poder aprovechar las oportunidades o jugar a la defensiva”, dijo Reilly. “La economía está mejor de lo que estaba. Pero sigue siendo frágil”.
Eso es definitivamente cierto. Y es por eso que uno debe preguntarse cuánto tiempo más puede proseguir la recuperación económica de Estados Unidos si los problemas de Europa empeoran.
Esto no puede ser otro 2008. Pero, con suerte, ya habremos aprendido que el concepto de desacoplamiento económico es tan mítico como un unicornio.
Así que los ejecutivos pueden seguir siendo optimistas por el momento. Pero puede que tengan que cambiar su canción si las condiciones globales no mejoran en 2015.

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×