Los Zambada, el lado empresarial del cártel de Sinaloa

El lavado de dinero y el conocimiento del mercado de las drogas son cualidades de la familia; el jueves pasado, el hijo mayor de ‘El Mayo’ fue detenido por la Marina al norte del país.
zambada  (Foto: tomada de treasury.gov)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La fracción liderada por Ismael alías “El Mayo” Zambada del cártel de Sinaloa, ubicado al norte de México, se caracteriza por ser hábiles para la distribución, los negocios y el lavado de dinero, señalan diversas instituciones oficiales de Estados Unidos.

Este jueves, elementos de la Marina detuvieron a Ismael Zambada Imperial, también conocido como el “El Mayo Gordo”, hijo mayor del líder de este grupo criminal, según señala una publicación del portal de noticias CNNMéxico.

De acuerdo con una publicación de la organización Insight Crime, Zambada Imperial recientemente heredó parte del liderazgo de su padre, quien se mantiene con un bajo perfil en dentro del cártel de Sinaloa.

Los perfiles del grupo ilegal elaborados por el Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos detallan que a diferencia del mando de Joaquín “El Chapo” Guzmán enfocado en expandir el negocio ilícito a través de la violencia, el liderazgo de Ismael Zambada se caracteriza por su habilidad para personificar a un clásico hombre de negocios y solo utilizar la fuerza bruta cuando es necesario.

“El Mayo” Zambada, quien todavía está en calidad de prófugo y se ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por encontrarlo, ha sabido aprovechar esa cualidad empresarial para forjar una dinastía de negociantes que incluye a sus parejas y especialmente a sus hijos.

El comienzo

Ismael “El Mayo” Zambada García pasó de ser un granjero en Culiacán, Sinaloa, a uno de los líderes de la organización criminal más grande de México ubicada en este estado al norte del país.

Desde la muerte en 1990 de Amado Carrillo, quien encabezaba el cártel de Juárez, Zambada García junto con el “El Chapo” tomaron el control e iniciaron la expansión del negocio de narcóticos tanto a través de la frontera con Estados Unidos así como hacía el resto de América Latina.

De acuerdo con la OFAC, el narcotraficante es considerado el “hombre de negocios” detrás del grupo porque entiende muy bien el mercado de las drogas y su distribución. Por lo mismo, Ismael Zambada mantiene el control del comercio ilícito entre fronteras vía aérea, terrestre y marítima.

Las autoridades oficiales estadounidenses señalan que el cártel genera ingresos anuales por cerca de 3,000 millones de dólares (mdd).

La familia Zambada

“El Mayo” se ha enfocado a obtener recursos financieros a través del lavado de dinero con empresas ubicadas en Sinaloa, Sonora y Nayarit, según detalla el Departamento del Tesoro. Y para ello, los miembros de su familia han sido la clave, especialmente sus hijos.

Empresas de autotransporte, autolavados, una lechería, constructoras, gasolineras y una guardería son parte de la red de lavado de dinero de Zambada, que de acuerdo con la OFAC, son manejadas por sus hijas de apellido Zambada Niebla y su esposa Rosario Niebla Cardoza.

Por otra parte, sus hijos junto con su hermano Jesús Reynaldo Zambada García han sido asociados por las autoridades estadounidenses como piezas principales en las operaciones de distribución de cargamentos de drogas a través de la frontera con México, tal es el caso de sus descendientes: Vicente Zambada alias “El Vicentillo”, Serafín Zambada Ortíz e Ismael “El Mayo Gordo” Zambada Imperial.

Las fracturas de la red financiera

Uno de los golpes importantes a la fracción encabezada por “El Mayo” se dio en 2008 tras la detención de Reynaldo Zambada, quien controlaba el comercio ilegal de la sustancias en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Adicionalmente, la OFAC congeló los activos de dos empresas vinculadas al narcotraficante que supuestamente operaban en el sector agricultor y una minorista de ropa.

Hacia 2009 fue detenido el hijo considerado por las autoridades estadounidenses la mano derecha del capo, “El Vicentillo”, encargado de la distribución vía terrestre y por mar de heroína a través del territorio estadounidense, de acuerdo con una publicación de CNNMéxico.

Vicente Zambada se declaró culpable en 2013 por cargos de narcotráfico en Estados Unidos y enfrenta una pena máxima de cadena perpetua, una mínima obligatoria de 10 años y una multa máxima de cuatro millones de dólares, de acuerdo con un informe del Departamento del Tesoro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En 2010, el Departamento del Tesoro anexó a su lista negra dos empresas encabezadas por las hijas de “El Mayo”, María Teresa y Midiam Patricia, y les prohibió hacer negocios en Estados Unidos. Las dos mujeres también fueron señaladas como “narcotraficantes especialmente designadas”, por su papel en la red financiera del cártel de Sinaloa.

Serafín Zambada Ortíz, quien goza de tener la ciudadanía estadounidense, fue detenido el año pasado en Arizona y enfrenta cargos de tráfico de drogas en una corte de San Diego.

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×