CIA gastó más de 300 mdd en programa de torturas

La agencia usó el dinero para ‘agradecer’ a países que aceptaban albergar prisiones secretas; además, muchos pagos se destinaron a contratistas que hacían los interrogatorios.
CIA  (Foto: Getty)
Gregory Wallace
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) gastó “más de” 300 millones de dólares en su programa encubierto de detenciones e interrogatorios, según el informe que el Senado hizo público el martes.

¿Qué se hizo exactamente con ese dinero? El informe ofrece algunas respuestas… y oculta otras. Un vistazo rápido al informe revela más de dos docenas de casos en los que las cifras en dólares fueron cubiertas por una gruesa barra negra o se omiten por completo.

El dinero financió una compleja operación que incluye a los propios centros de detención. Dinero en efectivo adicional (a veces llamado "subsidio") fue usado para “agradecer” a los países receptores que albergaban las cárceles.

Pero muchos detalles, como los nombres de esos países y los costos precisos, están censurados o eliminados en el macabro informe.

Por ejemplo, el informe indica que la CIA ofrecía subsidios millonarios a por lo menos tres países que aceptaron alojar centros de detención.

En una serie de documentos, las oficinas centrales de la CIA le piden a una oficina local de la CIA en un país no revelado “notificar si se necesitan fondos adicionales para que [la instalación] se mantenga viable durante el próximo año y más allá”. Y luego agregan, “No tenemos los suficientes blacksite [centros clandestinos de detención fuera del territorio estadounidense], y no deseamos perder el que ya tenemos”.

Sin embargo, tal vez sí perdieron a ese país, pues el informe dice que "nunca alojó a detenidos de la CIA”.

En otro caso, la sede de la CIA hizo una oferta de varios millones de dólares a un potencial país huésped. Esa cifra era al parecer demasiado alta para el agrado del jefe local de la CIA, quien respondió a sus superiores: “¿Sabes que puedes comprar todo [país censurado] por [cantidad en dólares censurada]?”

Uno de los detalles proporcionados es que la CIA gastó 200,000 dólares en un centro de detención construido en 2002. El informe no identifica la ubicación, pero dice que internamente era identificado por el nombre de COBALT y “no era un lugar donde se usaban [las técnicas mejoradas de interrogatorio]”, pero era un punto intermedio para los detenidos trasladados a "DETENTION SITE GREEN".

Los 300 millones de dólares no incluyen los gastos de personal, pero sí incluyen “dos instalaciones de casi [cifra censurada] millones de dólares que nunca fueron utilizadas, en parte debido a las preocupaciones políticas del país huésped”.

Esta falta de datos no resulta sorprendente, señala Steven Aftergood, un defensor de la transparencia gubernamental y director de programa de la Federation of American Scientists (Federación de Científicos de Estados Unidos).

“La comunidad de inteligencia no revela las cifras de costos como una práctica de rutina”, dijo a CNNMoney. “Es sólo bajo presión que divulgan algunas cifras excepcionales como la dotación financiera total”.

“No tiene mucho sentido”, agrega Aftergood, porque en la mayoría de los casos, las cifras de costos no traicionan secretos de seguridad nacional.

Subcontratar a ex empleados de la CIA

El informe revela que dos psicólogos crearon una compañía “específicamente con el propósito de trabajar para la CIA”. La empresa recibió en pago al menos 81 millones de dólares y tenía un contrato cuasi exclusivo para dotar de personal a las instalaciones.

Poco después de que la compañía fue fundada, “la CIA subcontrató prácticamente todos los aspectos del programa”. Muchos empleados eran exempleados de la CIA.

La firma proporcionaba tanto interrogadores como psicólogos. De acuerdo con el informe del Senado, una revisión del inspector general destacaba “la preocupación por el conflicto de intereses”, debido a la forma en que se pagó al contratista.

La compañía evaluaba el estado mental de los detenidos. Y luego cobraba dinero extra si sus propios interrogadores eran autorizados para utilizar “técnicas mejoradas de interrogatorio”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esos interrogadores ganaban 1,800 dólares al día, “o cuatro veces más de lo que se pagaba a los interrogadores que no podían usar la técnica”.

Además, la CIA se comprometió a cubrir las responsabilidades legales de la compañía vinculadas con el programa, y ​​hasta el momento ha pagado más de un millón de dólares. La agencia también está obligada a pagar los gastos legales de la empresa “hasta el año 2021”.

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×