Aumenta el riesgo de deflación en la eurozona

Los precios cayeron 0.2% en diciembre elevando la presión para medidas más enérgicas del BCE; se espera que el Banco Central lance un programa de alivio cuantitativo para el bloque.
euro billetes  (Foto: Getty)
BRUSELAS (CNN) -

Los precios de la zona euro pasaron a territorio negativo por primera vez desde el 2009, afectados por la persistente debilidad del mercado global de petróleo que podría causar un fuerte retroceso en la inflación del bloque y llevar al Banco Central Europeo a imprimir dinero.

La Oficina de Estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo en su primera estimación el miércoles que los precios de los 18 países que comparten el euro cayeron 0.2% en diciembre en relación al año anterior, luego de subir 0.3% en noviembre.

La última vez que la inflación de la zona euro estuvo en territorio negativo fue en octubre del 2009, cuando los precios descendieron -0.1%.

Economistas encuestados por Reuters esperaban una caída interanual en los precios de -0.1% para la medición de diciembre. El BCE apunta a mantener la inflación apenas por debajo del 2% en el mediano plazo y se espera que responda al riesgo de una deflación con el lanzamiento de un programa de compra de bonos de gobiernos.

"Probablemente es la cifra que (el BCE) necesitaba", dijo Peter Vanden Houte, economista en jefe de ING. "La economía es débil y la inflación negativa. Eso debería ser suficiente", agregó.

En un reporte por separado, Eurostat dijo que la tasa de desempleo de la zona euro se mantuvo estable en 11.5% en noviembre, aunque el número de personas que no tienen empleo aumentó en 34,000 respecto al mes anterior.

La inflación subyacente, excluyendo los volátiles precios de la energía y los alimentos no elaborados, se mantuvo estable en una tasa interanual del 0.7% en diciembre, los mismos niveles que en noviembre y octubre.

Pero los precios de la energía registraron un descenso en el último mes del 6.3% mientras que los alimentos no elaborados bajaron 1%, opacando el alza de 1.2% en los costos de los servicios.

Los precios del petróleo han perdido más de la mitad de su valor desde junio y el referencial Brent se negociaba en casi 51 dólares por barril el miércoles.

"Debido a la caída adicional en los precios del petróleo, la tendencia inflacionaria a la baja continuaría en los próximos meses. Esperamos otra fuerte caída en la inflación en enero, a casi -0.5% anual", dijo Gizem Kara, economista europeo de BNP Paribas.

"La inflación estará entonces levemente por debajo de cero durante gran parte del 2015 de acuerdo a nuestros pronósticos", agregó.

Otro reporte divulgado el miércoles indicó que la tasa de desempleo en Alemania cayó a un mínimo histórico del 6.5% en diciembre, mientras que en Italia alcanzó un nuevo récord de 13.4%, lo que destaca las vastas diferencias en la atribulada economía de la zona euro.

Desde la introducción del euro en 1999, la inflación en el bloque ha caído por debajo de cero en sólo una ocasión, manteniéndose en ese nivel durante cinco meses en el 2009, aunque ha estado en el tramo que el BCE considera una "zona de peligro" bajo el 1% desde octubre del 2013.

Puesto que las tasas de interés ya están en mínimos históricos, el BCE ha estado preparando un programa de alivio cuantitativo para inyectar más dinero a la economía, elevar la demanda y acelerar el aumento de los precios.

Economistas dicen que el BCE podría tomar la decisión de lanzar el programa de compras de bonos soberanos el 22 de enero, aunque el presidente de la entidad, Mario Draghi, tendrá que superar primero la oposición del Bundesbank alemán que podría reducir el alcance de su iniciativa.

"Estamos en los preparativos técnicos para ajustar el tamaño, el ritmo y las composiciones de nuestras medidas a inicios del 2015, en caso de que sea necesario reaccionar a una inflación baja por demasiado tiempo. Existe unanimidad dentro del consejo de gobierno (del BCE) sobre esto", dijo Draghi el 1 de enero.

Funcionarios han dicho recientemente que el BCE ordenará a los bancos centrales de países como Grecia o Portugal que aparten efectivo adicional para cubrir posibles pérdidas por las compras de bonos soberanos.

Esto permitiría que los riesgos y costos del alivio cuantitativo recaigan en los países y no en el BCE, algo que según los críticos socavaría los esfuerzos por apuntalar la economía del bloque. 

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×