Inversionistas prevén ‘coletazo’ por alza en las tasas de EU

El ajuste en la política monetaria de la Fed afectará de distintas formas al mercado: expertos; el ajuste será el principal factor que influya en los precios de acciones y bonos.
wall street  (Foto: CNN)

Los días de viento en popa quizás terminaron para los inversionistas, pues la economía estadounidense se dirige hacia aguas desconocidas.

La expectativa general es que la Reserva Federal eleve la tasa de interés más adelante en el año, tal vez en junio. La Fed trató de reactivar la economía durante la Gran Recesión recortando las tasas hasta casi cero en diciembre de 2008. Y desde entonces no las ha tocado.

Dicho estímulo suscitó que el mercado de valores subiera. El S&P 500 ha trepado cerca de 200% desde que tocó fondo en marzo de 2009. Esa marea ascendente levantó todos los barcos, pero la ola -esto es, el estímulo de la Fed- pronto desaparecerá.

Todo el mundo sabe lo que se avecina, pero los expertos no se ponen de acuerdo sobre quién será el más perjudicado, las acciones o los bonos.

La historia tampoco sirve de mucha ayuda para saber qué sucederá.

"No tenemos mucha experiencia porque en 25 años la Fed sólo ha endurecido de verdad la política en tres ocasiones separadas", dijo sobre el alza de las tasas Dan Greenhaus, principal estratega global de BTIG Research. "Quién gana, quién pierde, más o menos tienes una idea clara pero podría cambiar de un extremo a otro".

Desde 1990, la Fed ha subido las tasas en 1994, 1999 y 2004. Pero esos años marcaron el inicio de largos periodos de aumentos de los tipos de interés. La mayoría de los expertos, en cambio, ven este ajuste como un evento de un año y ya, 2015 y paras de contar. Llamémoslo un aumento de la tasa de un pasito, no un sprint. En resumen, no hay comparación con esas tres ocasiones pasadas.

La Fed se muestra cautelosa

Los mercados estadounidenses ya han sufrido un accidentado paseo este año. El Dow y el S&P 500 cayeron un 3% en enero mientras los bonos se recuperaban, impulsados por inversionistas extranjeros que desean una apuesta segura.

Además, los sucesos en el extranjero están presionando a la economía y a las empresas. El PIB de china se está desacelerando. Europa acaba de anunciar el inicio de su programa de estímulo. El nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, ya está causando tensión con sus pares en el continente. Los precios del petróleo siguen siendo muy bajos. La fortaleza del dólar estadounidense ha hecho que las exportaciones del país sean menos atractivas para los compradores extranjeros.

Aparte de todos esos factores, la anticipación acumulada a la subida de la tasa podría causar aún más volatilidad en el mercado. Si la Fed no comunica adecuadamente el cuándo y el cuánto de un alza de tasas, podría causar estragos, es por eso que ha estado emitiendo señales muy sonoras sobre sus intenciones de aplicar un ligero aumento este año.

La buena noticia

Las acciones deberían calmarse tras la subida de las tasas, dice Tim Hopper, economista senior de TIAA-CREF Asset Management, que maneja 611,000 millones de dólares en activos. Es parecido a los nervios que siente un atleta antes de un gran juego, y luego se sosiega una vez que comienza.

Aunque Hopper sólo anticipa un único aumento del precio del dinero en 2015, cree que un “ciclo de tasas” -en el que el Banco Central aumenta las tasas de manera constante cada pocos meses- podría comenzar en 2016.

"En los días previos a la primera subida de este año, yo esperaría ver mayor volatilidad", dijo Hopper. "En los días posteriores al alza veremos menor volatilidad".

A pesar de la volatilidad que experimentarán los mercados de valores previamente al aumento de la tasa de interés, después las acciones deberían recuperar su vapor y comenzar a superar a los bonos a mitad del ciclo, dice Hopper.

"Las acciones suelen sentirse más cómodas una vez que la Fed comienza a elevar las tasas", explica, pues la subida es una señal de que la economía se está fortaleciendo. "Al entrar en el tercer o cuarto aumento de tasas... las acciones empiezan a desempeñarse mejor".

Gran impacto

Es difícil predecir quiénes serán los ganadores y perdedores durante un alza de tasas dada la falta de precedentes históricos.

Los bonos tienden a reportar un pobre desempeño durante las fechas en que se produce un alza de tasas, señala Greenhaus. Los bonos son ya muy caros y el aumento por parte de la Fed podría estallar esa burbuja.

Pero esta alza ahora sería diferente para los bonos. La demanda de los instrumentos del Tesoro estadounidense hoy está cerca de su punto más alto en 30 años, cosa que no ocurría durante las anteriores subidas de las tasas.

Cuando se trata de periodos de tiempo muy largos, los bonos generalmente superan a las acciones cuando la Reserva Federal eleva su tasa de referencia, la Tasa de Fondos Federales, y la tasa de descuento, según Bob Johnson, director del American College of Financial Services y coautor del libro ‘Invest with the Fed’ a publicarse en marzo.

Cuando las tasas de interés bajan, las acciones superan en promedio a los bonos, y a las pequeñas acciones les va muy bien, apunta Johnson. Aunque su investigación apuntaría ahora a los bonos, señala que a veces estas tendencias no se sostienen.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tal vez en lo único que coinciden los expertos es que la subida de las tasas este año podría ser el principal factor que influya en los precios de acciones y bonos.

"Desde un punto de vista macro, no creo que haya ninguna influencia mayor a la de la política de la Fed", dijo Johnson. "Hay una fuerte asociación entre la política monetaria de la Fed y la rentabilidad del mercado de capitales".

Ahora ve
El Model S de Tesla dejó más que sorprendido a este hombre de 97 años
No te pierdas
×