Calidad institucional, reto para la economía mexicana: UBS

El país requiere de un marco institucional sólido para garantizar los beneficios de las reformas; los inversionistas cuestionan la violencia y los recientes escándalos de conflictos de interés.

Las reformas estructurales no darán resultados ni impulsarán el crecimiento económico si no existen instituciones de calidad en México, advirtió el banco suizo UBS.

Los últimos eventos han dejado algo que desear. Entre corrupción de cuerpos policiacos y posibles conflictos de interés, los mercados cuestionan un poco la calidad de las instituciones”, dijo en entrevista el director general y oficial en jefe para Inversiones en Mercados Emergentes de UBS Wealth Management, Jorge Mariscal.

Aseguró que México crecerá solo si las reformas se implementan con efectividad, y para eso las instituciones deben funcionar correctamente. También las reformas deben someterse a evaluación a corto y mediano plazo.

Explicó que en comparación con otros países de grandes carencias de infraestructura y niveles de desarrollo muy desiguales como China o India, México debería crecer cuando menos 4% o 4.5%.

El consenso de los especialistas espera que la economía mexicana haya crecido 2.1% durante 2014, en línea con el promedio de los últimos 20 años.

“Tiene todo para hacerlo: su gente y la frontera con el país más vibrante económicamente del mundo que es Estados Unidos. Es una cuestión de productividad del capital y las reformas estructurales deberían resolver esto con el tiempo”, comentó Mariscal en entrevista con CNNExpansión.

Para el directivo, la respuesta actual del Gobierno ha sido la adecuada al tratar de reforzar los mecanismos para prevenir la infiltración del crimen organizado, incrementar la transparencia en la otorgación de contratos y eliminar los posibles conflictos de interés; sin embargo, advirtió que habrá que ver si esta respuesta en papel se pondrá en práctica.

Crecmiento 2015

UBS recortó recientemente su expectativa de crecimiento para México en 2015, a 2.7% desde un previo de 3.3%. La razón del cambio fue el recorte en el gasto público originado por la caída en los precios de petróleo y la pérdida menor confianza empresarial tras los recientes escándalos.

El precio del barril de la mezcla mexicana acumula una pérdida de 49.45% desde septiembre del año pasado, y en lo que va de 2015 su promedio es de 40.80 dólares por barril (dpb), muy lejos de los 97.30 dpb de 2013. No obstante UBS espera que el precio se recupere en el mediano plazo y prevé que el crudo referencial estadounidense se estabilice entre 65 a 70 dpb.

Mariscal dijo que UBS espera una leve acelaración del crecimiento económico este año, pero muy por debajo de su potencial. “La gran pregunta es cuándo va a crecer México. [El país] ha tenido este año la mala suerte de que el precio del petróleo se desplomó cuando estaba en el umbral de implementar su reforma más importante, la energética”.

A pesar de estos factores negativos, el directivo de UBS previó que en el largo plazo las reformas educativa, de competencia y la financiera mejoren la competitividad, productividad del trabajo y el capital para repercutir en mayores tasas de crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo más importante este año será el crecimiento de la economía estadounidense. Pero si no los precios del petróleo no se recuperan, el Gobierno tendrá que hacer más recortes, dijo.

Mariscal señaló que el país puede librar los efectos de la volatilidad que pueda generar el aumento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. El directivo aseguró que no solo los mercados ya descontaron esta volatilidad, el país se apoya de instituciones de calidad como el Banco de México.

Ahora ve
México tuvo en octubre pasado el mes más violento en dos décadas
No te pierdas
×