¿Qué le depara el año de la cabra a la economía de China?

Economistas y videntes coinciden en que el país tendrá un menor crecimiento durante este año lunar; los metales, el sector inmobiliario y las relaciones con Estados Unidos marcarán la economía.
china  (Foto: Getty)

El año nuevo lunar chino ya está aquí, y muchos chinos consultan adivinos para saber qué les tiene reservado el año de la cabra. Pero, ¿qué prevén los videntes para la segunda mayor economía del mundo?

CNNMoney visitó en Hong Kong al Maestro Joseph Wong, consultor de feng shui y del destino, para pedirle sus predicciones sobre macroeconomía, inversión, bienes raíces y asuntos mundiales.

Visitar un adivino es cosa seria en China, donde las creencias tradicionales -desde la numerología a la cosmología- ofrecen un atisbo a todo tipo de vicisitudes, desde amorosas a empresariales.

Para darle una perspectiva adicional, CNNMoney llevó las predicciones de Wong a otro pronosticador profesional: un economista.

La visión macro

“Parece que en el año de la cabra, la economía china todavía tendrá cierto crecimiento, pero tal vez más lento en comparación con el año pasado, no tan fuerte”, dijo Wong.

Esta predicción parece ser correcta en términos monetarios. La economía china creció un 7.4% el año pasado, y los economistas sondeados por CNNMoney esperan un crecimiento por debajo de 7% para 2015.

El pronóstico “en realidad suena muy razonable”, dijo Julian Evans-Pritchard de Capital Economics.

¿Burbuja inmobiliaria?

Wong vaticina que el mercado inmobiliario de China será “estable en el primer semestre del año, pero en la segunda mitad del año, según el feng shui, puede haber algo de fluctuación”.

Quizás haya algo de verdad en eso, pues la mayoría de los economistas no creen que el mercado tenga buenos pronósticos para todo 2015.

“Hay tanta sobre oferta en el mercado, que los promotores inmobiliarios ya acumulan grandes inventarios de propiedades sin vender”, dijo Evans-Pritchard.

Incluso un aumento en las ventas de propiedades no proporcionará un impulso a la economía, dijo.

“Lo que apuntala la actividad económica es la construcción, no la venta... la actividad constructora seguirá siendo muy débil este año y será un lastre para el crecimiento, como lo fue el año pasado”.

Gastar con sabiduría

Los chinos creen que algunos de los cinco elementos -madera, agua, metal, fuego y tierra- son más fuertes en ciertos años.

En este año, el metal es el elemento dominante, dijo Wong. Por ello, recomienda a los inversionistas invertir en negocios relacionados con metales, como la banca u otras acciones de la industria financiera.

“Pero tenga cuidado en los meses de junio, julio y finales de diciembre; parece que se producirá un poco de la fluctuación en el mercado”, advirtió.

Evans-Pritchard advierte todo lo contrario, sea o no año del metal.

“Obviamente, las perspectivas para los bancos no son grandiosas”, dijo. “Veremos una disminución aún mayor en los márgenes de interés de los bancos e innegablemente el riesgo crediticio en los balances de las instituciones”.

Los bancos chinos han prestado mucho más de lo que pueden recuperar, la forma en que evolucione ese endeudamiento, y si alguna vez será saldado, podría poner en crisis al sistema financiero.

Relaciones Estados Unidos-China

El año de la cabra será bastante estable para el presidente de China, Xi Jinping, nacido en 1953, el año de la serpiente, dijo Wong. Resulta que la serpiente y la cabra son amigos.

Pero Xi “necesita más comunicación con sus colegas a fin de que la situación política sea más fluida”, dijo Wong. “Él tiene que trabajar más en las políticas del Gobierno central”.

Xi ciertamente tiene un trabajo hecho a la medida. En los dos años desde que asumió el cargo, ha puesto en marcha una masiva cruzada contra la corrupción y prometió grandes reformas económicas.

Ha habido cierto avance, pero Xi todavía se enfrenta al difícil desafío de apuntalar la economía del gigante asiático, y puede necesitar más respaldo político para sacar adelante las reformas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Xi podría usar algo de su suerte para ayudar a su homólogo estadounidense. Nacido en 1961, el año del buey, el presidente Obama tendrá "grandes cambios este año", dijo Wong. "Es posible que encare muchos problemas".

Wong dijo que la suerte de Obama podría mejorar si coloca una serpiente o un gallo en su oficina. O tal vez sólo necesite invitar a Xi.

Ahora ve
“Los fusiles llegarían a NY, señor Trump”, respondió el hijo de Nicolás Maduro
No te pierdas
×