La Fed vive su momento ‘Juego de Tronos’

Los miembros del Banco Central han reforzado su defensa o rechazo al alza a las tasas de interés; esta semana la batalla está en el Senado con la comparecencia de la presidenta Janet Yellen.
janet  (Foto: CNN)

La próxima temporada de ‘Juego de Tronos’ no comienza hasta abril, pero si estás hambriento de drama, prestar atención a la economía estadounidense esta semana.

La titular de la Reserva Federal, Janet Yellen, testificará ante el Senado de Estados Unidos el martes y el miércoles ante la Cámara de Representantes. No esperes que reciba abrazos ni parabienes.

Hay mucho en juego, pues la Fed debate en estos momentos cuándo elevar las tasas de interés de sus mínimos históricos cercanos a cero. Si la entidad cronometra correctamente el incremento, la economía estadounidense seguirá mejorando. Si se equivoca en el timing, Estados Unidos podría terminar en otra recesión.

Recuerda que el Banco Central no ha subido las tasas desde el año 2006, cuando el panorama económico lucía bastante optimista. Eran los días de George W. Bush, ‘30 Rock’ y ‘American Idol’. Faltaban cinco años para que la serie ‘Juego de Tronos’ se estrenara en televisión.

Pero hoy la economía mundial está en un lugar muy diferente. Es mucha presión sobre los hombros de las 12 personas que integran el comité de la Fed que decide cuándo aplicar un alza de tasas.

Inicia la lucha de poder

Para los estándares de Washington, esto es similar a un episodio de ‘Juego de Tronos’... con más canas y más gafas.

Los miembros normalmente cordiales de la Fed han comenzado a exteriorizar y defender más enérgicamente sus puntos de vista.

El presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, le copió la estrategia al Papa Francisco. El Papa ha criticado el "Alzheimer espiritual" que padece la curia que olvida los problemas reales. En un discurso a principios de este mes, Fisher dijo que sus compañeros miembros de la Fed están “en peligro de sufrir Alzheimer monetario”.

“Como he recordado en varias ocasiones a mis colegas, cada vez que la Fed ha esperado a que alcancemos el pleno empleo antes de comenzar a retirar la relajación monetaria, ha terminado hundiendo a la economía en una recesión”, dijo Fisher.

Yellen y otros miembros de la Reserva Federal han hecho hincapié en que cualquier decisión de elevar las tasas de interés este año dependerá de la mejora continua en la economía de Estados Unidos, especialmente que el desempleo se acerque a 5% (en la actualidad se ubica en 5.7%) y la inflación se acerque al 2% (hoy por hoy está en 0.8%).

Todo el mundo quiere saber qué niveles son lo bastante “cercanos” para comenzar a subir las tasas. El consenso de Wall Street es que la subida de las tasas se producirá en junio, pero cada palabra pronunciada por la Fed es escudriñada.

El expresidente de la entidad Paul Volcker no está seguro de que esa estrategia de disección verbal funcione. En un reciente evento del Economic Club de Nueva York, dijo que “aún queda por ver si mucha palabrería aporta claridad a la política”.

La injerencia del Congreso

El Congreso y Wall Street también están tratando de influir en la acción. El senador republicano Rand Paul incluso ha emprendido una campaña cuyo propósito es tener mayor influencia política en las políticas de la Reserva Federal. El sitio que abrió para recaudar fondos, “Audit the Fed Money Bomb”, ya ha recaudado más de 88,000 dólares.

En la bancada contraria, la senadora demócrata Elizabeth Warren ha criticado abiertamente que la Fed acudió al rescate de Wall Street después de la crisis financiera de 2008 y se olvidó de la gente de a pie (Main Street).

Marzo marcará el sexto año consecutivo de la racha alcista del mercado bursátil. Tocó fondo en marzo de 2009, poco después de que la Reserva Federal adoptara medidas extraordinarias para inyectar dinero en la economía.

Pero la realidad de los estadounidenses de a pie no ha sido igual de rosa que la de Wall Street. Aunque el empleo está repuntando, no hay aumentos salariales. Como Yellen dijo el año pasado, “En cierto modo, el mercado laboral es más difícil ahora que en cualquier recesión”.

Por supuesto, los miembros de la Fed señalan que de no haber intervenido durante la Gran Recesión, Estados Unidos se parecería mucho a Europa en este momento: estancado y al borde de una posible segunda recesión.

Debates más duros se avecinan

En el fondo, todo este rifirrafe es por el nerviosismo de la primera subida de las tasas. Tendrá un impacto en todo, desde las tasas de hipotecas y bonos hasta el interés que recibes por tus ahorros en el banco.

Estados Unidos no ha tenido un alza en varios años, y ha pasado mucho tiempo desde que subió las tasas tras emerger de una recesión tan profunda como ésta.

El otro telón de fondo es que la junta de la Fed tiene 12 asientos. Dos de ellos están actualmente vacantes. Están esperando que el presidente Obama presente a sus candidatos que necesitarán la ratificación del Senado, dominado por republicanos. El resultado podría cambiar la dinámica del establecimiento de políticas de la Fed.

Además, lo que ocurra tras la primera subida de las tasas es decisivo. ¿Emprenderá la Fed una serie de pequeños y rápidos incrementos en los meses siguientes al primer aumento? ¿O aplicará pocos aumentos pero más grandes? Ese ritmo e intensidad es de suma importancia, aunque todavía pocos estén hablando de eso.

Fuegos artificiales esta semana

Todos estos temas probablemente surjan en las audiencias de esta semana. Los inversionistas estarán atentos a cualquier indicio de claridad sobre cuándo se producirá una subida de las tasas. Al mismo tiempo, el Congreso estudiará las ideas sobre la manera de influir en la política de la Fed.

Y los ciudadanos de a pie querrán escuchar un continuo optimismo sobre la economía de Estados Unidos y, sobre todo, de los salarios.

La tensión es alta, y los jugadores están empezando a atacarse unos a otros.

“Al final, somos nosotros quienes hacemos las cosas... no el Congreso”, le recuerda al país el presidente de la Fed de Dallas, el mencionado Richard Fisher, quien se retirará en marzo.

Ahora ve
Conductor atravesó la vitrina de una pizzería en París y mató a una niña
No te pierdas
×