Las remesas a México se desploman 27% en enero

Los envíos de dinero de mexicanos en el exterior sumaron 1,630 millones de dólares; tuvieron su peor caída desde noviembre de 2008.
dolares  (Foto: Getty)
Francisco Rivera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los mexicanos en el extranjero enviaron mucho menos dinero al país en enero de este año.

Las remesas al país retrocedieron 27% en el primer mes del año respecto a diciembre a 1,630 millones de dólares, su peor caída desde noviembre de 2008, cuando el descenso fue de 33.6%.

En términos anuales, las remesas —una de las principales fuentes externas de ingresos del país junto a las exportaciones petroleras y la inversión extranjera directa— descendieron 0.70%, su primera caída desde julio de 2013, cuando la baja fue de 1.2%, de acuerdo con datos difundidos este lunes por el Banco de México.

Unos 11 millones de mexicanos viven en Estados Unidos y gran parte de ellos trabaja en el sector de la construcción.

Especialistas atribuyen estas caídas a efectos estacionales y al alto tipo de cambio peso-dólar.

En enero, las remesas generalmente presentan una fuerte caída frente al mes previo, recordó la analista de economía del Grupo Financiero Monex, Daniela Ruiz.

Jorge Gordillo, director de análisis económico de CI Banco, agregó que la base de comparación quedó muy alta, pues diciembre pasado fue un mes extraordinario con un crecimiento del 20%.

“Se rompe una tendencia de crecimiento que tuvieron en el último año, pero es muy distorsionada (la cifra de enero) por el dato de diciembre. Ese mes las remesas crecieron 20% anual y podría uno pensar que todo (el dinero) lo mandaron (los mexicanos en el extranjero) en diciembre”, consideró Gordillo.

Uno de los motivos para ese comportamiento en diciembre, dijo el directivo de Monex, es el tipo de cambio que favorece al dólar.

“Cuando el tipo de cambio está muy alto es muy bueno para las familias porque cada dólar que mandan a México les va a dar más dinero y muchos adelantaron en diciembre lo que tenían previsto para enero”, opinó.

Daniela Ruiz destacó también el efecto positivo de la alta paridad para los mexicanos que trabajan en Estados Unidos.

“La depreciación del peso frente al dólar tiene un efecto positivo porque la misma remesa tiene un mayor impacto ya una vez que se recibe aquí en México”, apuntó.

Ambos expertos coincidieron en que aún es prematuro pensar en señales de debilidad en Estados Unidos para este año, por lo que se deben esperar los resultados de febrero y marzo al menos.

“Con lo que hemos visto hasta ahora en Estados Unidos deberíamos pensar que no tendrían por qué bajar las remesas, porque el empleo sigue teniendo buenos números”, destacó Gordillo.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×