3 factores optimistas para la economía europea

El continente muestra signos de una recuperación gradual en empleo, crecimiento e inflación; pese a los avances alentadores, BCE y la zona euro aún deben superar algunos obstáculos.
europa  (Foto: Getty)
Mark Thompson
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Europa ha sido un principal riesgo para la economía mundial durante años. ¿Acaso esa situación está a punto de cambiar?

Después de titulares incesantes acerca de la crisis de deuda, los rescates, el aumento del desempleo, la recesión y la deflación, puede que haya luz al final del túnel. Todavía existen obstáculos que superar, por supuesto, especialmente la precaria posición de Grecia en el euro, y el conflicto en Ucrania.

Pero aquí presentamos tres razones para comprar champán (o quizás cava español), aunque talvez quieras mantenerlo en hielo durante algún tiempo:

1. Retorno del crecimiento

El Banco Central Europeo (BCE) elevó su pronóstico para el crecimiento de la zona euro en 2015 a 1.5% el jueves. Si lo consigue, eso representaría una aceleración significativa respecto a la escasa expansión del 0.9% del año pasado.

“Esperamos que la recuperación económica se amplíe y se fortalezca gradualmente”, dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, a periodistas.

El petróleo barato está ayudando a los consumidores, la debilidad del euro está dando a los exportadores una ventaja, y la anticipación de estímulo masivo por parte del BCE ya está teniendo un impacto, a pesar de que aún no ha comenzado.

El costo del crédito para los propietarios de viviendas, y para las empresas y los gobiernos ha caído a mínimos históricos, y en algunos casos incluso se han tornado negativo a medida que los inversores acumulan bonos antes de que el BCE comience a comprar el lunes a un ritmo de 60,000 millones de euros al mes.

Las encuestas sugieren que la confianza está creciendo, con las empresas de fabricación y servicios en su postura más alcista desde julio de 2014. Incluso Francia, rezagada en sus reformas, parece estar emergiendo del estancamiento. Las cuatro mayores economías de la zona euro registraron una expansión en febrero.

2. El riesgo de deflación se debilita

El riesgo de que la caída de precios pueda crear un círculo vicioso de debilidad en la demanda, y luego precios incluso más débiles, llevó al BCE a revelar su programa de estímulo por 1.1 billones de euros en enero.

Los precios al consumidor en toda la zona euro cayeron por tercer mes consecutivo en febrero, pero la tasa de deflación de 0.3% fue la mitad de la de enero. El BCE y muchos expertos independientes dicen que podría haber algunos cuantos meses más de baja de los precios antes de que la inflación regrese a la zona euro a mediados de este año.

La inflación debería recuperarse a alrededor de 1.5% en 2016. Eso sigue siendo inferior al objetivo de apenas menos del 2% del BCE, de ahí su plan de continuar comprando activos hasta septiembre de 2016 y posteriormente si es necesario.

3. El desempleo está bajando

18 millones de personas aún están sin trabajo en los 19 países que integran la zona euro, con Grecia y España siendo los más afectados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero el desempleo está cayendo: se redujo a 11.2% en enero, frente a cerca del 12% de hace un año y la tasa más baja registrada en casi tres años. Alrededor de un millón menos de personas están sin empleo actualmente, respecto a hace un año.

El mercado laboral de Alemania tiene buena salud, y sus poderosos sindicatos están comenzando a conseguir grandes aumentos salariales de nuevo. Hay signos alentadores en otros lugares también. España registró la mayor caída mensual de desempleo en la zona euro en enero, aunque con una tasa de más del 23% todavía tiene un largo camino por recorrer.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×