3 claves sobre el plan para reactivar economía en Europa

El BCE comprará bonos a una tasa mensual de 60 mil millones de euros hasta septiembre de 2016; por lo pronto, el plan ya logró que el euro se acerque a la paridad con el dólar.
BCE  (Foto: Archivo)
Mark Thompson
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Más vale tarde que nunca, Europa finalmente está recibiendo un estímulo monetario masivo, mecanismo que también se implementó en Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón hace años.

El Banco Central Europeo (BCE) comenzó a comprar bonos emitidos por los gobiernos de la zona euro este lunes. Esto marca el inicio de un programa de un billón de euros (1.2 billones de dólares) destinado a impulsar la inflación y reactivar la economía.

Estas son tres puntos que necesitas saber sobre la flexibilización cuantitativa en Europa:

1. ¿Cómo funciona?

El BCE y los bancos centrales nacionales de la eurozona están imprimiendo o creando (digitalmente) más dinero para comprar bonos a una tasa mensual de 60 mil millones de euros. Las compras continuarán hasta finales de septiembre de 2016, pero la BCE podría prolongar el periodo de compras para llevar la inflación a su objetivo de poco menos de 2%.

Los bancos centrales de cada país están comprando estos bonos gubernamentales en el mercado secundario. De acuerdo con la legislación comunitaria, no pueden comprar directamente del emisor.

Con tasas de interés efectivamente a cero, el BCE espera que esta enorme inyección baje los rendimientos de los bonos, que se mueven en dirección opuesta a los precios. La idea es bajar los costos de endeudamiento en toda Europa, no sólo para los gobiernos sino para los hogares y las empresas.

2. ¿Servirá de algo?

De hecho, ya se aprecian efectos. Los bonos han subido previendo la llegada del BCE al mercado. La rentabilidad de los bonos de referencia a 10 años de Alemania ahora es de apenas 0.3%, casi un 2% menos que la nota equivalente del Tesoro estadounidense. Los rendimientos de los bonos alemanes a cinco años incluso han caído en territorio negativo. Eso alivia la presión presupuestaria sobre los gobiernos de toda Europa. Irlanda, que salió de su rescate internacional hace poco más de un año, puede pedir prestado a una tasa de 0.8%.

La perspectiva de una avalancha de nuevos euros ha ayudado también de otras maneras. La moneda se desplomó 10% frente al dólar en 2015 para negociarse a un mínimo de 11 años de 1.09 dólares por euro, y puede estar dirigiéndose hacia la paridad. Esto tiene la doble ventaja de hacer más baratas las exportaciones europeas en los mercados mundiales, y elevar el costo de las importaciones. Esto estimula los precios de la zona euro, que han caído durante tres meses.

El dinero barato también está impulsando a los inversionistas en los mercados de valores a salir en busca de mejores retornos. Las bolsas europeas han subido en lo que va de año: el índice bursátil alemán DAX se ha disparado casi un 11% desde que el BCE anunció la flexibilización cuantitativa el 22 de enero. En comparación, el S&P 500 ha registrado modestas ganancias.

3. ¿Ayudará a Grecia?

Por el momento, no. Los países que todavía reciben fondos de rescate de la Unión Europea no podrán comprar bonos bajo este plan. El actual programa de rescate de Grecia acaba de ser extendido por cuatro meses más, hasta fines de junio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El BCE podría aceptar bonos basura griegos, pero tendría que certificar que el país está cumpliendo con los términos del rescate. Y eso claramente aún no sucede.

Cualquier participación de Atenas en la flexibilización cuantitativa es muy poco probable antes de julio o agosto. Incluso entonces dependerá de los acuerdos de financiamiento que Grecia pueda pactar con la zona euro para cuando su rescate actual expire.

Ahora ve
Te decimos qué es Sarahah y por qué se está haciendo viral
No te pierdas
×