¿Qué significa para Estados Unidos el alza en la tasa?

La decisión de la Fed en este sentido beneficiaría a los ahorradores en detrimento de los deudores; al mismo tiempo, podría perjudicar a los inversores al aumentar la volatilidad de las acciones.
janet yellen impa  (Foto: CNN)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los estadounidenses no prestan mucha atención a lo que hacen la Reserva Federal y su titular Janet Yellen, pero eso podría cambiar muy pronto.

En junio, la Fed podría hacer algo que no ha hecho desde que Barack Obama era senador de Estados Unidos: elevar las tasas de interés.

Un alza en las tasas de interés impactará a cualquiera que tenga una hipoteca, un préstamo automotriz, una cuenta de ahorros o dinero en el mercado de valores.

En resumen, la vida está a punto de mejorar para los ahorradores estadounidenses y volverse un poco más difícil para los deudores. Los inversionistas también podrían enfrentar tiempos difíciles.

"Los perdedores serán los prestatarios y los ganadores serán los ahorradores", dice Ted Peters, director de Bluestone Financial Institutions Fund y ex miembro del banco de la Reserva Federal de Filadelfia.

Esto es lo que ocurrirá:

1. Las tasas hipotecarias subirán 

A medida que la Fed manifiesta su intención de elevar las tasas, los deudores se apresuran a concretar sus transacciones ahora. Ha habido una gran oleada de solicitudes de hipotecas en 2015, pues las personas quieren refinanciar ya para asegurarse tasas de interés más bajas.

"La gente que piensa en comprar una casa debe actuar rápidamente para amarrarla a las tasas bajas de hoy", dice Dean Croushore, profesor de economía en la Universidad de Richmond y execonomista de la Fed de Filadelfia.

Una hipoteca promedio a 30 años hoy tiene una tasa de interés de 3.8%, según Freddie Mac. Es una tasa menor respecto a la de hace un año, cuando las tasas estaban más cerca de 4.3%. La Fed recortó las tasas a mínimos históricos en 2008 en parte para reactivar el mercado de la vivienda, que se derrumbó cuando la burbuja inmobiliaria estalló.

Cuando la Fed aumente las tasas este año, subirán las tasas hipotecarias y de préstamos para automóviles, dicen los expertos. Dicho esto, no se sabe si ello va a causar una desaceleración en la compra de casas o vehículos.

2. Los ahorradores ganarán

Desde la crisis financiera, las personas que ponen su dinero en el banco han recibido migajas. Con las tasas de interés tan bajas, a la gente que jugó a lo seguro le ha tocado la peor parte.

Eso cambiará para mejor para las personas con cuentas de ahorro. Una vez que la Reserva Federal suba las tasas de interés, los ahorradores obtendrán más intereses sobre el dinero que depositan en su banco.

En estos momentos, la tasa de interés promedio en una cuenta de ahorros es de apenas 0.44%, según Bankrate.

3. Empleos

Una importante razón que mueve a la Fed a elevar las tasas de interés es que la economía estadounidense está mejorando, especialmente el mercado de trabajo. El desempleo ha descendido a su nivel más bajo desde 2008, y el país creó millones de puestos de trabajo el año pasado.

"El mercado laboral está mejorando", dijo el miércoles Yellen. "Algunos de los vientos contrarios que han estado refrenando a la economía han empezado a ceder."

Subir las tasas sería como si Yellen ratificara que la economía es saludable.

La única preocupación es que un alza de tasas podría perjudicar el futuro crecimiento de los salarios. Muchos estadounidenses no han sentido la recuperación económica porque el crecimiento salarial es nulo. La Fed quiere ver que los salarios crezcan 3.5%, pero en febrero el aumento apenas llegó a 2%.

Sin embargo, Yellen dejó claro que el crecimiento del salario no es un requisito para elevar las tasas de interés. En una economía saludable, los salarios son generalmente el último indicador en avanzar en la dirección correcta.

4. El efecto en las acciones

El mercado de valores se recuperó fuertemente el miércoles después de que la Fed hiciera pública su declaración oficial. Pero no hay que asumir que así será para el resto del año. Los inversionistas estaban reaccionando en gran medida al lenguaje en el comunicado de la Fed que sugería que el banco central no subirá las tasas en abril y probablemente las suba un poco hasta junio o después.

Es casi seguro que cualquier subida de tasas aumente la volatilidad. Las acciones ya cotizan en niveles considerados caros y muchos en Wall Street temen que a los mercados ​​ya les toque una corrección (una caída de 10% o más), lo que no ha sucedido desde 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La subida de las tasas podría restarle atractivo a las acciones. También elevaría las tasas de interés de los bonos estadounidenses, que se consideran inversiones más seguras.

Aunque el sol de la primavera ya se asoma, un alza de tasas de la Fed podría nublar -al menos por un tiempo- las fenomenales ganancias que los inversionistas han experimentado en los últimos años.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×