Sector energético en Estados Unidos recorta 51,000 empleos

La caída de los precios del petróleo es la causa directa de estos despidos desde junio de 2014; en el primer trimestre del año se registró un alza de 3,900% en los recortes respecto a hace un año.
halliburton  (Foto: AP)
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los trabajadores de la energía en Estados Unidos se están ahogando en un mar de petróleo barato.

Las cartas de despido están volando a toda velocidad en las empresas vinculadas al petróleo.

Los precios del petróleo cayeron en picada a alrededor de 50 dólares el barril, luego de alcanzar los 107 dólares en junio pasado. En respuesta, las empresas estadounidenses han pasado cuchillo a sus presupuestos de gastos y han reducido el empleo en la previamente sólida industria energética.

Desde junio, las empresas estadounidenses han reportado 51,747 recortes de empleos directamente atribuidos a la caída en los precios del petróleo, según datos facilitados exclusivamente a CNNMoney por la empresa de reubicación laboral Challenger, Gray & Christmas, que sigue de cerca a las empresas estadounidenses.

La mayoría de los despidos -47,610- han sido anunciados este año a medida que los precios del petróleo han tenido problemas para subir de nuevo desde las profundidades.

“Esta industria siempre ha estado sujeta al auge y a la caída”, dijo John Challenger, presidente ejecutivo de Challenger, Gray & Christmas.

Recortes de hasta 3,900%

Los recortes de empleos petroleros en los tres primeros meses del año crecieron un sorprendente 3,900% respecto al mismo periodo de hace un año, dijo Challenger.

La reducción del mercado energético está empezando a aparecer en las estadísticas gubernamentales más amplias. La industria minera, que incluye soporte para la extracción de petróleo y gas, ha perdido 30,000 puestos de trabajo en 2015, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Empleos de primera línea, primeros en desaparecer

Los trabajadores de las firmas de servicios petroleros han sido los más afectados a medida que los operadores de petróleo son los primeros en eliminar proyectos. Durante el primer trimestre, Schlumberger anunció planes para despedir a 9,000 trabajadores, su rival Baker Hughes recortó 7,000 puestos, y Halliburton dijo que recortará 6,400 empleos.

El petróleo de esquisto (shale oil) es caro de extraer, por lo que también necesita que los precios del crudo sean más elevados para obtener alguna ganancia, lo cual significa que los trabajadores de esquisto han sido particularmente afectados.

Recortes salariales severos

Los trabajadores temporales del sector energía se han visto obligados a aceptar reducciones salariales de entre el 10% y el 15%, dijo Lee, y agregó que recortes más profundos de hasta el 25% son frecuentes.

“La gente en la industria está pagando las consecuencias. La mayoría de la gente es realista. Les fue muy bien durante varios años”, dijo Tobias Read, presidente ejecutivo de Swift Worldwide Resources, un importante proveedor de mano de obra de petróleo y gas.

De fuente de empleo a asesino de empleo

La profunda reducción representa un enorme cambio de fortuna para la industria energética, que había sido un importante creador de puestos de trabajo a medida que la producción petrolera de Norteamérica se disparaba durante el auge de esquisto.

El empleo en la extracción de aceite y gas había estado creciendo al doble del ritmo de todos los empleos en la economía en general desde finales de 2011, según datos del gobierno.

“El péndulo ha oscilado dramáticamente hacia otro lado”, dijo Lee.

¿Ha pasado lo peor?

La buena noticia para los trabajadores de la energía es que el ritmo de los recortes laborales parece estar desacelerándose. En marzo se anunciaron 1,279 despidos, una baja de 92% respecto a febrero, dijo Challenger.

La mala noticia es que si los precios del petróleo no vuelven a subir, algunos grandes jugadores también se unirán a estos recortes de generalizados de empleo. Los principales operadores Chevron, ConocoPhillips y ExxonMobil aún no han anunciado una reducción a gran escala, aunque eso podría cambiar pronto.

“Anticipo que la comunidad de operadores probablemente experimentará una reducción de personal razonablemente sustancial en el segundo trimestre”, dijo Lee. Espera que estas empresas establecidas ofrezcan a sus empleados retiros tempranos y voluntarios.

Otra preocupación es que muchos proyectos de perforación de petróleo están llegando a su fin. Una vez que se han completado, los trabajadores no serán capaces de encontrar nuevos puestos de trabajo porque la mayoría de las empresas no están comenzando nuevos proyectos de perforación.

“Cuantos más proyectos terminen, más gente estará sentada en la banca”, dijo Lee. 

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×