Bonos basura: ¿la próxima crisis financiera?

Los inversores han recurrido a la deuda de alto rendimiento a causa de las bajas tasas de la Fed; cuando esto cambie y se aproximen los vencimientos, se podría producir una corrida en los fondos.
bonos  (Foto: Getty)
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los bonos basura han sido el aperitivo de preferencia de los inversores en los últimos cinco años. Pronto podrían lamentar esa decisión.

El multimillonario Jeffrey Gundlach cree que la próxima crisis será en los bonos basura. Su voz es digna de atención. Gundlach no sólo es el llamado rey de los mercados de bonos, sino que el presidente ejecutivo y fundador de la firma de inversión Doubleline Capital predijo correctamente la crisis subprime que desencadenó la Gran Recesión la década pasada.

Los bonos basura, también conocidos como deuda de alto rendimiento, han sido uno de los mayores beneficiarios de los movimientos sin precedentes de Reserva Federal desde la crisis financiera. El Banco Central mantuvo las tasas de interés cerca de cero, obligando a los inversores que necesitan ganar un ingreso regular a hacer una apuesta por los bonos basura, porque las tasas de interés de los bonos del Gobierno estadounidense son demasiado bajas en este momento.

“Ellos han estado buscando rendimientos y han arrojado la cautela por la ventana”, dijo Gundlach el fin de semana durante una aparición en Wall Street Week, un programa de televisión semanal financiero de que se transmite desde hace mucho, pero que ha resucitado recientemente.

El problema

El mercado de bonos basura pronto se enfrentará a un doble golpe: tasas de interés más altas y un “muro” de vencimientos. Se espera que la Fed comience a elevar las tasas a finales de este año o principios del próximo. Eso no es mucho tiempo antes de los inversores comiencen a enfocarse en los bonos basura combinados por 600,000 millones de dólares destinados a expirar entre 2018 y 2019.

Gundlach advierte que eso podría conducir a una corrida de fondos de bonos. Todo lo que se necesitaría es una pequeña chispa para hacer que los inversores se preocupen y corran hacia las salidas, a medida que temen que las mayores tasas de interés dificulten a las empresas a reinvertir, o refinanciar, esa deuda.

Los inversores quieren que se les pague. Cualquier signo de impagos superiores será alarmante.

“La consecuencia última de todas estas políticas extremas aún no se han sentido, pero se sentirá”, dijo.

Los bonos basura son novatos

Nadie sabe exactamente cómo va a reaccionar el mercado de bonos basura ante el alza de las tasas de interés, ya que realmente nunca la ha experimentado antes. El mercado no empezó a ganar popularidad sino hasta mediados del 1980, cuando las tasas eran mucho más altas.

“La vida entera del mercado de bonos basura se ha dado durante la disminución de tendencia permanente de las tasas de interés”, dijo Gundlach.

Gundlach no es la única voz de alarma acerca de los mercados de bonos.

A principios de este mes Jamie Dimon de JPMorgan Chase se unió a varias otras personas inteligentes de Wall Street preocupadas por la liquidez en el mercado de renta fija debido a las nuevas regulaciones instauradas después de la última crisis. Durante un pánico puede que no haya suficientes bonos disponibles para todos, argumentó Dimon.

La crisis dañaría a personas reales, no sólo a los multimillonarios

Todo esto importa a los inversores pequeños por varias razones.

Muchos inversores tienen exposición a deuda de alto rendimiento a través de sus planes 401(k). El ciudadano promedio también ha estado colocando mucho dinero en fondos indizados en Bolsa, o ETF, que siguen a los bonos basura. El mejor ejemplo es el iShares iBoxx USD High Yield Corporate Bond ETF, que cuenta con cerca de 17,000 millones de dólares en activos.

Mucha gente podría quedar atrapada si el mercado de bonos basura se seca. También afectaría la economía en general.

Los centros comerciales enfrentarían una “espiral de muerte permanente”. La buena noticia es que Gundlach no cree que una crisis de bonos basura se produzca mañana. Dijo que está bien para los inversores tener bonos de alto rendimiento por ahora, pero advierte que un desastre podría estar en las posibilidades entre un año y dos años a partir de ahora.

Mientras tanto, Gundlach está aconsejando a la gente que se mantenga alejada de ciertos sectores del mercado de valores que se han beneficiado de la caza de los inversores por el rendimiento.

Señaló específicamente a Master Limited Partnerships, o MLP. Estas son empresas complicadas que pagan dividendos grandes pero están fuertemente apalancadas. Cuando las tasas suben, sus márgenes de beneficio pueden colapsar.

Gundlach tampoco es fan de los REIT (fideicomisos de inversión en bienes raíces, por sus siglas en inglés) de centros comerciales, que se han desempeñado bien, ya que están obligados a devolver una enorme parte de sus beneficios a los inversores en forma de dividendos. El propietario del centros comerciales General Growth Properties es de hecho la mejor acción del S&P 500 de todo el mercado alcista.

“Estamos en una espiral de muerte permanente para los centros comerciales”, dijo Gundlach.

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×