Elección en Gran Bretaña tiene en vilo a los mercados

La recuperación del país se estancaría si la elección del jueves arroja resultados muy cerrados; además, el fortalecimiento del nacionalismo escocés podría augurar un nuevo riesgo de ruptura.
Inglaterra britanicos big ben bandera londres  (Foto: Getty)
Ivana Kottasova
LONDRES (CNNMoney) -

Las elecciones generales del Reino Unido tienen todos los ingredientes de una historia de suspenso. Los grandes partidos van empatados en las encuestas, y el resultado más probable de la votación que se celebrará este jueves es una caótica coalición o un Gobierno en minoría. Sin embargo, los inversionistas están tranquilos.

Es cierto que la libra esterlina se ha mostrado nerviosa recientemente, pero las acciones cotizan en torno a máximos históricos y hay un mucho apetito por los bonos del Gobierno británico.

Tal vez esa serenidad en los mercados cambie una vez que los resultados del voto se conozcan el viernes. Si las encuestas son correctas, no habrá un claro ganador. Los analistas dicen que las siguientes semanas de tira y afloja para formar una coalición podrían poner en peligro la recuperación de Gran Bretaña.

En el peor de los casos, puede ser necesaria otra elección a finales de este año.

"La falta de claridad en torno a tal impasse (electivo) probablemente sea perjudicial para el crecimiento y los activos del Reino Unido", escribieron los analistas de Goldman Sachs el mes pasado.

Las elecciones conllevan riesgos potenciales para los mercados en todos los frentes. El primer ministro conservador David Cameron ha prometido celebrar un referéndum sobre la adhesión de Gran Bretaña a la Unión Europea si es reelegido. Dejar la UE sería una perspectiva aterradora para muchos ejecutivos, sobre todo en los servicios financieros.

Por el contrario, si ganan los laboristas, los ricos y algunas empresas se verían afectados con mayores impuestos y una regulación más estricta. El conservador George Osborne dijo al Financial Times que la perspectiva de un Gobierno encabezado por laboristas podría ahuyentar la inversión y la confianza como “consecuencia del viernes”.

Agravando la incertidumbre, parece que los nacionalistas escoceses ganarán más votos en Escocia, renovando los temores de la ruptura del Reino Unido.

Los analistas temen que la confusión pueda impactar negativamente si Gran Bretaña se despierta en parálisis política, sin un claro ganador el viernes y con un Parlamento en desacuerdo.

"Los mercados británicos han estado relativamente tranquilos, lo que sugiere una transferencia de Gobierno fluida y rápida. Creemos que este punto de vista es demasiado complaciente, y prevemos volatilidad en la moneda y otros activos del Reino Unido", escribió BlackRock en su análisis preliminar de las elecciones.

Cualquier pérdida de confianza entre los inversionistas extranjeros podría significar graves problemas, pues el Reino Unido arrastra un abultado déficit en cuenta corriente -es decir, el valor de las importaciones supera con mucho a las exportaciones- y necesita dinero extranjero para compensar la diferencia. Ubicado en 5.5%, es el mayor déficit entre las principales economías desarrolladas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esto significa que Reino Unido depende de la generosidad de los extraños (acreedores extranjeros) para financiar su gasto", dijo BlackRock.

Si estos "extraños" deciden mantenerse al margen, la economía podría sufrir un duro golpe y el crecimiento se desaceleraría.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×