Paul Krugman no sabía que estaba en Twitter

El Nobel de Economía dijo que se enteró que tenía una cuenta en la red al abrir su exitoso blog; el columnista del New York Times no tuitea porque no cree que sus reacciones sean interesantes.
krugman  (Foto: Getty)
Tom Kludt
NUEVA YORK -

En Twitter hay todo tipo de usuarios. Hay celebridades con millones de seguidores y gente normal con unas pocas docenas. Y luego está Paul Krugman, quien conquistó una enorme cantidad de seguidores sin saberlo.

En un post publicado el viernes en el que detalla su historia con los blogs, el columnista del New York Times y economista ganador del Premio Nobel reveló cómo se enteró de que su empleador había creado una cuenta de Twitter para él.

"El blog llegó mucho después [que las columnas], cuando me di cuenta de que quería un lugar para poner la historia de fondo detrás de mis columnas en el Times; el Times añadió un feed de Twitter (que yo ni siquiera sabía que existía hasta que Andy Rosenthal [editor de la página editorial] casualmente mencionó que tenía 600,000 seguidores)", escribió Krugman. "Y aquí estamos hoy".

Krugman, cuya cuenta fue creada en el otoño de 2008, tiene hoy más de 1 millón de seguidores.

Él no es un tuitero prolífico. Como ocurre con los otros columnistas del Times Maureen Dowd y David Brooks, el feed de Krugman -que está automatizado- se llena principalmente con tuits que contienen nada más que un titular y un enlace a su último artículo.

 
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una entrada de blog de 2013, Krugman explica por qué no tuitea.

"Una de las razones es que tengo mejores cosas que hacer con mi tiempo. Otra es que no creo que mis reacciones inmediatas a las cosas sean especialmente interesantes", escribió. "Pero tengo que admitir que yo también he sido consciente desde hace tiempo de cómo muchas personas terminan destruyéndose a sí mismas al tuitear cosas realmente ofensivas".

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×