Venta masiva de bonos = mejoría económica de EU

Los inversores de renta fija se están preparando para un alza en las tasas por parte de la Fed; el Banco Central está en un momento óptimo tras buenos datos de empleo en EU, dicen expertos.
mercado bonos  (Foto: iStock by Getty Images)
Matt Egan
NUEVA YORK -

Ese sonido sibilante que acabas de escuchar es más aire saliendo de la burbuja en el mercado global de bonos.

Desde Alemania hasta Estados Unidos, los precios de renta fija se derrumbaron la semana pasada, lo cual elevó mucho los rendimientos.

La agitación es una clara señal de que los inversores se están preparando para tasas de interés más altas; independientemente de si la Reserva Federal está lista para su primera alza de tasas en una década o no.

Los participantes del mercado apuestan a tasas más altas después de la creciente evidencia de que la economía estadounidense se está recuperando de un desplome en el primer trimestre. Basta con mirar el reporte de empleo del viernes que mostró que la economía de Estados Unidos añadió 280,000 puestos de trabajo en mayo: cualquier cifra por encima de 200,000 es buena. Y más de 250,000 es excelente.

El reloj está corriendo en contra para que Janet Yellen y sus colegas de la Fed actúen; antes de que el mercado de bonos actúe por ellos.

“La supresión de tasas de interés del Banco Central ha llegado a su límite. El mercado del Tesoro estadounidense... está llamando a la Fed. ¿Estarán ellos escuchando?”, escribió Peter Boockvar, analista en jefe de mercado para Lindsey Group, en una nota a clientes.

¿Es momento para el despegue?

Basta con observar la derrota en el mercado de deuda pública. Los rendimientos del bono alemán a 10 años casi se duplicaron la semana pasada a 0.85%. Eso significa que los precios de los bonos cayeron mucho. En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió a un máximo en lo que va de 2015, a 2.44% el viernes. Eso representa una dramática alza desde apenas 2.13% la semana anterior.

En otras palabras, los mercados de bonos ya están “subiendo las tasas”, aunque a niveles que siguen siendo bastante contenidos.

“Los mercados ya han impuesto el 'despegue', antes del probable movimiento de la Fed este otoño”, escribió Greg Valliere, estratega político de Potomac Research Group, en una nota a clientes.

Los inversores están llevándose su efectivo del mercado de renta fija. Los bonos del Gobierno experimentaron su sexta semana consecutiva de las salidas netas, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch. La deuda de los mercados emergentes, un gran beneficiario de las tasas de interés extremadamente bajas en Estados Unidos, sufrió el mayor flujo de salida en casi cinco meses.

La buena noticia es que el mercado de valores resistió la tormenta admirablemente. El S&P 500 tuvo una retirada de menos del 1% la semana pasada y se mantiene a corta distancia de máximos históricos.

“El mercado no se está volviendo loco”, dijo Marc Chandler, jefe global de estrategia cambiaria de Brown Brothers Harriman.

Venta masiva de bonos = mejor economía

La razón es simple: los inversores se dan cuenta de que una buena economía puede ser buena para los negocios (y para las acciones) también.

Hay mucho que celebrar acerca del último reporte de empleo. Las nóminas de mayo no solo subieron en mucho más de lo esperado, sino que el Gobierno elevó su estimación de los aumentos de empleo en marzo. Asimismo, la tasa de desempleo subió a 5.5% por las razones “correctas”: un mercado laboral más saludable atrajo a más trabajadores potenciales que se mantenían al margen.

Increíblemente, los 5.6 millones de puestos de trabajo creados en los últimos 24 meses son más que el total combinado creado en los 13 años previos, según BlackRock.

“Podemos ver claramente la evidencia de un panorama laboral que es, sin duda, más fuerte que en cualquier momento en los últimos 20 años”, escribió Rick Rieder, presidente de inversiones de renta fija fundamental de BlackRock, en una nota a inversionistas.

El crecimiento salarial -el eslabón perdido en los últimos años de la recuperación- también está mostrando señales de vida. Los salarios subieron 2.3% en mayo respecto al año anterior, la mejor tasa en casi dos años.

Ventana de oportunidad

No es solo el mercado de trabajo el que luce mejor. Las cercanamente observadas ventas de automóviles revolucionaron para alcanzar en mayo su mejor ritmo desde 2005, a pesar de las persistentes preocupaciones sobre el gasto del consumidor.

“Cada vez está más claro que el despegue inicial de la política de tasas de la Fed debe comenzar en septiembre”, escribió Rieder.

Él cree que la Fed tiene una “ventana de oportunidad para moverse”, considerando el hecho de que los mercados son estables, el crecimiento de la nómina es robusto y los bancos centrales extranjeros en Europa y Japón “están tomando las riendas de la política acomodaticia”.

¿Forzar la mano de la Fed?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El problema para la Fed es que podría perder el control de la situación -y arriesgarse a una pérdida de credibilidad- si opta por no actuar.

“Muchos moderados han citado el hecho de que si la Fed eleva las tasas demasiado pronto, y luego tiene que revertirlas, su credibilidad podría dañarse”, escribió Rieder. “Nosotros sugerimos que en lo que respecta a la banca central, la credibilidad tiene doble filo”.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×