La deuda externa de México libra impacto del ‘superdólar’

Hacienda resalta que el 80% de los pasivos del país están en moneda nacional; desde mediados de 2013, el peso ha perdido 25% frente a la divisa estadounidense.
deuda externa de México  (Foto: iStock by Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La deuda externa y la depreciación del peso suelen ser elementos de mayor preocupación para los mexicanos, debido a las recurrentes crisis que ha sufrido la economía en los últimos 20 años.

Desde mediados de 2013, la divisa ha perdido 25% frente al dólar, mientras que en el mismo lapso la deuda neta total se ha incrementado en 4.1 puntos porcentuales como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) para representar 32.7% hasta junio de este año, según cifras del Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda.

La deuda neta denominada en divisas extranjeras representa 21.7% del total, mientras que el resto se encuentra en pesos, situación contraria a la de hace 20 años cuando la proporción era 80% en dólares y 20% en pesos.

Por lo tanto: ¿es preocupante el monto de la deuda en dólares para las finanzas públicas actualmente?

“Cuando tenemos una depreciación del 10% implica que el incremento del costo medio en pesos de la deuda total es de 1.6%”, explicó en entrevista el titular de la Unidad de Crédito Público de Hacienda, Alejandro Díaz de León.

Al cierre de junio, el saldo de la deuda neta externa sumó 81,069 millones de dólares (mdd); mientras que la deuda en pesos se ubicó en 4.554 billones (bdp), así la deuda total neta sumó 5.817 bdp o 373,631 mdd.

De la deuda denominada en divisas extranjeras, el 79% está en dólares, 13% en euros 4.5% en yenes y aproximadamente 3% en libras esterlinas. Con un vencimiento de mercado a junio de 22.4 años y de 10.5 años en el caso de la deuda total.

“Ahora que hemos visto que el dólar se ha fortalecido contra todo tipo de monedas hemos tenido un movimiento en la parte del euro y yenes en sentido contrario al dólar (se han depreciado) y esto ha compensado en parte la fortaleza del dólar ante el peso”, dijo Díaz de León.

Para el director del Programa del Sector Financiero y Seguridad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), Enrique Díaz-Infante, ni el monto de la deuda externa ni el total representan una amenaza para las finanzas, ya que aún se encuentran en niveles manejables, sin embargo, señaló que el foco rojo es el ritmo de crecimiento que ha tenido el endeudamiento, contrario al bajo crecimiento económico del país.

“La deuda en sí misma no es mala y menos en un país como México en vías de desarrollo (…) Lo que sí preocupa es el crecimiento tan acelerado del nivel total del endeudamiento”, dijo Díaz-Infante.

En 2006 la deuda neta total representaba 18% del PIB, ahora es casi de 33%.

“Los plazos y el acceso a los mercados son buenos y el nivel es casi de la mitad de los países de la OCDE. Sí es manejable, pero en el largo plazo se puede convertir en un problema si no aumentan los ingresos tributarios y disminuye el gasto”.

Hasta la entrega de los Precriterios de Política Económica para 2016, Hacienda indicó que se continuará con la trayectoria del déficit para en 2017 regresar al equilibrio fiscal.

“Desde este año el monto a financiar inclusive en términos nominales es inferior al programa del año pasado y aquí se va reflejando nuestra menor necesidad de recursos financieros conforme se van cumpliendo las metas de menor endeudamiento”, dijo Alejandro Díaz de León.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Agregó que si bien los mercados enfrentan un entorno de incertidumbre por el reacomodo de portafolios ante el esperado aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, en el caso de la economía mexicana el hecho de que está ligada a la estadounidense, que presenta buenas cifras de crecimiento y sumado a un entorno macroeconómico estable a nivel local ponen a México en buena posición para recibir capitales de inversionistas extranjeros.

La agencia Fitch dijo recientemente que el débil crecimiento de México y su falta de consolidación son los riesgos principales para la dinámica de deuda del Gobierno.

Ahora ve
La intención de AT&T de comprar Time Warner se discute en una Corte de EU
No te pierdas
×