¿Hay algo que pueda ayudar al peso mexicano?

Si la Fed pone orden en la especulación del mercado, la moneda local puede recuperar terreno; para cierre de año los especialistas ven un tipo de cambio alrededor de 16.00 pesos por dólar.
pesosmexicanos  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El peso tiene en frente un panorama poco alentador tras una depreciación ante el dólar de 12.40% en lo que va del año. El desplome bursátil en China, y la inminente alza en las tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense son las dos principales razones que propician el desplome de las principales monedas de economías emergentes, pero ¿hay algo que podría favorecer a la moneda mexicana?

Los factores que pueden dar un respiro al peso son limitados, sin embargo podrían ayudar a que el tipo de cambio se aleje de los 17.00 pesos por dólar. Según analistas, estos son cuatro elementos de apoyo para la divisa:

1. Decisión de la Fed. El esperado aumento de tasas de interés de la Fed ayudaría a despejar algo de volatilidad en los mercados financieros, pues desde mayo de 2013 los inversionistas han especulado sobre el momento en que el banco central comenzará a elevar el costo del dinero.

“Una vez que aumente las tasas de interés, el tipo de cambio va a empezar a estabilizarse. Banxico también aumentará tasas y no tendremos expectativas que alteren al peso”, dijo Jordy Juvera, analista de Signum Research. Juvera no descartó que previo a este evento el tipo de cambio alcance niveles de hasta 17.50 pesos por dólar, para estabilizarse en alrededor de 16.00 unidades al cierre de año.

En un reporte, Finamex Casa de Bolsa dijo que los recientes eventos como el de China deberían alentar a la Fed para que comience a elevar tasas lo antes posible, ya que el dinero barato por mucho tiempo alienta a que los precios de los activos, como las acciones, alcancen valuaciones por encima de sus fundamentales.

2. Estabilidad en mercados de China. El desplome en los mercados bursátiles de China ha desatado temores de que la economía mundial caiga en otra crisis económica. Si bien no sería de la magnitud de la de 2008, un menor crecimiento del dragón asiático puede meter en problemas a varios países, desde Australia hasta Chile, cuyo principal socio comercial es China.

Por lo que los participantes de los mercados esperan que el Gobierno chino anuncie nuevas medidas de política fiscal y monetaria.

“Una estabilización en los mercados de China podría ayudar al peso en términos de reducir la volatilidad, es un tema importante de muy corto plazo y hay que considerar que las tasas de interés de corto plazo en México han registrado un incremento bastante importante en las últimas semanas y esto con una menor volatilidad, le puede dar mayor soporte al peso”, dijo Juan Carlos Alderete, subdirector de estrategia de tipo de cambio de Casa de Bolsa Banorte-Ixe,.

3. Recuperación del precio de petróleo. De acuerdo con el economista en jefe para México de Bank of America-Merrill Lynch, Carlos Capistrán, el peso se ha debilitado demasiado en respuesta a la caída más reciente en los precios del petróleo. Esto, porque ahora México es un importador neto de petróleo.

Cifras de Pemex indican que en junio la balanza comercial de petróleo fue negativa para México por 51 millones de dólares.

Al peso le ayuda el precio del petróleo y si se logran concretar ciertas estimaciones, como un precio de 55 dólares por barril, eso debe apoyar”, comentó por su parte Jorge Gordillo, director de estudios económicos de CI Banco.

4. Una buena segunda parte de la Ronda Uno. Luego de una deslucida licitación de la primera fase de la Ronda Uno, se espera que si la segunda licitación del 30 de septiembre de cinco áreas petroleras tiene buenos resultados, el peso vea un mejor desempeño, ya que implicaría la llegada de inversión directa al país.

“El Gobierno ha estado trabajando en este tema y creo que un mejor resultado puede aminorar el nerviosismo, pero hay que ver los precios del petróleo, que no están bajo su control por lo que hay que ser cuidadosos con las expectativas”, dijo Alderete.

Los especialistas consultados coincidieron en que si la Fed aumenta su tasa de interés en septiembre, el tipo de cambio puede cerrar en alrededor de los 16.00 pesos por dólar al final del año.

Si la Fed pospone el alza de su tasa, el tipo de cambio seguramente bajará, pero por las causas erróneas, además sería una mala señal del estado de la economía estadounidense”, advirtió Gordillo. 

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×