Brasil quiere apretarse el cinturón tras rebaja a su nota

El Gobierno de Rousseff promete austeridad a inversionistas, pero el Congreso ha sido renuente; las posibles nuevas medidas combinarían recortes del gasto público con alzas de impuestos.
dilma rousseff  (Foto: CNN)
BRASILIA (CNN) -

El Gobierno brasileño se apresuró a asegurar a los inversionistas que impondrá medidas de austeridad para poner orden en las cuentas públicas, después de que la agencia calificadora Standard & Poor’s recortó el miércoles la calificación de deuda de Brasil a terreno "basura" y le arrebató a la deuda del país el grado de inversión.

La presidenta Dilma Rousseff convocó una reunión de emergencia del consejo de ministros para debatir medidas que permitan una reducción del déficit público y reciban el visto bueno de un Congreso que hasta ahora ha sido reacio a aprobar medidas impopulares de ajuste.

"El plan es elaborar algo en las dos próximas semanas con lo que podamos trabajar en el Congreso", dijo el ministro de finanzas, Joaquim Levy, a la prensa.

La rebaja a "bono basura", que se produjo antes que lo esperado por el Gobierno y los inversores, parece reforzar la posición de Levy.

El ministro ha sido el baluarte de la austeridad en el Ejecutivo pero su intención de aplicar mayores recortes de gasto para evitar el castigo de las agencias de crédito se ha encontrado con resistencias en el gabinete y el Congreso.

Levy dijo que las nuevas medidas combinarían recortes del gasto con alzas de impuestos.

Por su parte, Rousseff, quien ha recurrido a paquetes de estímulos económicos en varias ocasiones para impulsar la economía, cambió su mensaje el jueves.

En una entrevista con un periódico la mandataria, que propuso hace poco un presupuesto para 2016 con un déficit, dijo que ahora está comprometida a lograr un superávit primario del 0.7% del Producto Interno Bruto.

Levy también dijo que las nuevas medidas de ajuste ayudarían a Brasil, castigada por la caída de las materias primas en todo el mundo, a ajustar su economía a la desaceleración del crecimiento y la demanda de China.

Petrobras también ajustará sus finanzas

La estatal brasileña Petrobras, que en junio recortó su plan de inversión de cinco años en 40%, debería realizar nuevas reducciones, ya que un alza de sus costos de endeudamiento, la caída de los precios del petróleo y una devaluación del real lo han dejado obsoleto, dijeron dos fuentes a Reuters.

El jueves, la agencia Standard & Poor's también recortó la nota de la petrolera. Esta es la segunda rebaja para la empresa, después de que Moody’s Investors Service tomara la misma decisión en febrero.

La rebaja de la calificación elevará el costo de refinanciación de la deuda de Petrobras, de más de 130,000 millones de dólares, y reducirá el capital disponible para exploración y producción, según fuentes.

"El plan de junio ya quedó obsoleto, su panorama de los precios del petróleo, de costos de deuda y de la moneda ya no son realistas. Hay que cambiar el plan", sostuvo una de las fuentes.

Petrobras dijo en un comunicado divulgado en la noche del jueves que el financiamiento de sus proyectos es sólido en el mediano plazo y que no ha sido afectado por el recorte de la nota soberana por una agencia de calificación de riesgo.

Ahora ve
Lina es el auténtico automóvil del futuro por ser biodegradable
No te pierdas
×