El oro negro de México recobra el brillo

La expectativa de un repunte en los petroprecios despierta el atractivo para invertir en el país; la mejoría se verá reflejada en las licitaciones que quedan para la Ronda Uno.
petroleo  (Foto: Archivo)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El apetito por el petróleo mexicano por parte de los inversionistas parece reavivarse, ante la expectativa de que los precios internacionales se recuperen en el mediano plazo, y con ello se supere el nivel de 40 dólares que actualmente tiene la mezcla nacional.

Gran parte del mercado espera que para 2020 el precio del crudo referencial estadounidense, el WTI, repunte a los 80 u 85 dólares por barril (dpb), niveles en los que cotizó a finales de 2007.

“En el 2020, posiblemente sí se vean 80 dólares y en el corto plazo entre 40 y 60. Lo que tenemos que tener en cuenta es que el precio ya no está en función de la producción de hidrocarburos, sino en función de los poderes económicos de los países que consumen y producen el hidrocarburo, en este caso China y Estados Unidos”, dijo el consultor de Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

En los últimos 16 meses, el precio de la mezcla mexicana ha perdido 62.38%, para cotizar alrededor de los 40 dólares, muy lejos de los 102 dólares que alcanzó en junio del año pasado.

En la segunda licitación de la Ronda Uno, que se llevó a cabo ayer miércoles y en la que se ofrecieron cinco áreas contractuales con nueve campos, el Gobierno mexicano adjudicó tres áreas, en línea con lo esperado por los analistas.

Para las empresas, México es un objetivo de largo plazo, y el poder estar en áreas como las que se otorgaron te deja ver bastante sobre cómo poder operar en México, cómo estar con el Gobierno, cómo contratar servicios. Es una experiencia de aprendizaje para saber cómo operar en el país”, explicó el analista de Wood Mackenzie, Pablo Medina, en entrevista.

En la segunda ronda de licitación, el gobierno mexicano ofreció campos de aguas someras, donde el riesgo geológico es prácticamente nulo, debido a que hay reservas de hidrocarburos probadas. Hubo contratos de producción compartida y se calcula que el costo de producción es de 20 dólares por barril (dpb). La última cotización de la mezcla mexicana fue de 38.50 dólares.

Nos parece que fue bueno tener este grupo de empresas entrando a México, tuviste a los majors como ENI International que es una de las más grandes que hay, a una empresa latinoamericana como PanAmerican, una de capital privado y un conglomerado mexicano con Fieldwood y Petrobal. Muchas de estas empresas tuvieron intereses estratégicos y por eso fueron agresivos en sus ofertas”, señaló Medina.

Para la tercera fase (programada para diciembre próximo), ya hay 60 empresas precalificadas para participar en la licitación de 26 campos bajo el contrato de licencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El mercado mundial aceptó el plan de exploración y extracción que ofreció México. Lo que hicieron (las empresas) fue presionar al mercado mexicano a que se adapte a las mejores condiciones de oferta para que las empresa puedan invertir. Hacienda, al publicar el valor mínimo de utilidad requerido, dio un preámbulo y las empresas fueron casi al doble porque hay infraestructura y la inversión que se requiere es menor”, dijo Ramsés Pech.

“La tercera etapa es otra prueba, porque es por licencia y el 100% del hidrocarburo la maneja el que tiene el contrato y la da a una comercializadora. La empresa estará en función de los costos de su proyecto y Hacienda no tendrá tanta influencia en el porcentaje de utilidad mínimo para el Estado”, explicó.

Ahora ve
Armada argentina detecta explosión en la última posición del submarino
No te pierdas
×