BCE, en problemas para reactivar a la eurozona

El Banco Central podría recortar aún más sus tasas y elevar la compra de bonos en diciembre próximo; las medidas tendrían como fin combatir la deflación y reactivar la economía europea.
Mario Draghi BCE  (Foto: CNN)
Mark Thompson
LONDRES (CNNMoney) -

El principal banquero central de Europa, Mario Draghi, podría dar a los mercados un regalo de Navidad.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), admitió la semana pasada que la entidad estaba examinando nuevas maneras de combatir la deflación y reactivar la economía de nuevo, y que podría actuar tan pronto como en su próxima reunión del 3 de diciembre.

Las medidas que el BCE podría adoptar dentro de seis semanas incluyen recortar aún más las tasas de interés sobre los depósitos hacia el territorio negativo, o aumentar el tamaño y el alcance de su programa de flexibilización cuantitativa: imprimir dinero para comprar bonos del Gobierno y otros activos.

“Se discutió reducir la tasa de financiamiento de depósito. Es uno de los instrumentos... a los que me referí cuando dije que se habían examinado todos los instrumentos”, dijo Draghi. “No hubo ninguna preferencia explícita hacia un instrumento u otro, todos ellos fueron considerados”.

Draghi habló después de que el Banco Central decidió dejar las tasas de interés sin cambios, y mantener la compra de activos a un ritmo de 60,000 millones de euros (67,000 millones de dólares) al mes por lo menos hasta septiembre de 2016.

“Nuestro enfoque en la reunión de hoy no fue esperar y ver, sino trabajar y evaluar”.

Algunos miembros del consejo de gobierno del Banco habían insinuado “la posibilidad de actuar hoy”, pero eso no fue discutido seriamente, añadió Draghi. El BCE quería realizar un análisis más profundo de los factores que están deprimiendo los precios antes de actuar de nuevo.

Draghi está claramente preocupado por el impacto de un prolongado periodo de muy baja inflación y una fuerte desaceleración en los mercados emergentes sobre la frágil recuperación europea.

Los inversores tomaron la declaración de Draghi como una fuerte señal de vender euros, provocando nuevos mínimos intradía de alrededor de 1.5% frente al dólar.

“En el futuro, el euro podría estar expuesto a una mayor presión a la baja a medida que los inversores aumentan sus apuestas sobre una mayor flexibilización cuantitativa”, señaló el analista de investigación de FXTM Lukman Otunuga.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×