AL lidera las exportaciones de alimentos: FAO

La región desplaza a América del Norte en los envíos de estos productos; sin embargo, el organismo alerta que el mercado es vulnerable a perturbaciones.
maiz  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

América Latina ya es el mayor exportador neto de alimentos, desplazando a América del Norte, integrada por Estados Unidos, Canadá y otras regiones, que tradicionalmente mantenían el liderato, de acuerdo con el reporte El estado de los mercados de productos básicos agrícolas, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicado este miércoles.

Con esto, América Latina marca el comienzo de un nuevo mapa político de los flujos comerciales Sur-Sur, es decir, de Argentina, China, Kirguistán, Perú y Uruguay, revela el informe.

“El escenario del comercio mundial ha cambiado notablemente en la última década, en la que solamente el comercio de alimentos se ha casi triplicado en términos de valor, impulsado en especial por las frutas, hortalizas, pescado, carne y productos lácteos, todas ellas categorías de valor elevado, donde las normas son en general más importantes que en productos básicos como los cereales”, indica el documento dado a conocer este miércoles.

En el ámbito internacional, la FAO indica que aunque han proliferado los acuerdos comerciales regionales y las importaciones de productos agrícolas tiende a dispersarse entre muchos países, las exportaciones siguen concentradas en unos pocos países -como Brasil con el azúcar, o Estados Unidos con los cereales secundarios- lo que hace la oferta más vulnerable a perturbaciones repentinas.

"Una mayor dependencia de los mercados internacionales puede exponer a los países a las acciones de los asociados comerciales, así como a perturbaciones comerciales a corto plazo, tanto las resultantes en suministros más escasos y precios al consumidor más altos como las resultantes de incrementos de las importaciones y las consiguientes depresiones de los precios al productor", indica el documento.

El organismo agrega que el comercio afecta a muchas variables económicas y sociales que impactan en la seguridad alimentaria y nutrición de la población, como el crecimiento económico, los ingresos, los niveles de pobreza, los precios de los alimentos y los presupuestos públicos.

"En la mayoría de los países las importaciones constituyen una parte importante de los suministros alimentarios totales. Las exportaciones pueden contribuir a la reducción de la pobreza si los ingresos de exportación permiten que aumenten las rentas de las poblaciones de ingresos bajos", detalla el informe.

Por lo que la FAO indica que para hacer frente a los problemas de seguridad alimentaria a largo plazo, los países pueden reformar sus políticas para combatir este problema en vez de introducir cambios radicales en las políticas comerciales.

Asimismo, deberían considerar las reformas comerciales como parte de un paquete más amplio de políticas encaminadas a lograr los objetivos de desarrollo sostenible, como la erradicación del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición.

Además de tener en cuenta las posibles repercusiones que los cambios en las políticas de comercio pueden tener en los distintos sectores productivos, como la agricultura, y el espacio fiscal para prestar servicios vitales del sector público y redes de protección para hacer frente a las preocupaciones en materia de seguridad alimentaria.

El informe dado a conocer por la FAO busca reducir la polarización en los puntos de vista sobre el comercio agrícola, donde algunos insisten en que el libre comercio permite contar con alimentos más accesibles y disponibles, mientras que otros, apuntando a la reciente etapa de volatilidad de los precios de los alimentos, indican la necesidad de un enfoque más cauteloso hacia el comercio.

 

Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×