La “irreversible” reaproximación entre Cuba y EU

Analistas consideran que el avance en el restablecimiento de relaciones ha sido rápido; los dos países ya tienen embajadas plenas en sus respectivas capitales.
cuba eu  (Foto: Getty)
WASHINGTON (Reuters) -

El histórico proceso de reaproximación iniciado hace un año por La Habana y Washington después de medio siglo de ruptura es irreversible y profundamente transformador, aunque aún queden tantos y tan difíciles obstáculos a ser superados, dicen analistas.

El 17 de diciembre del año pasado los presidentes Raúl Castro y Barack Obama tomaron por sorpresa a todo el mundo al anunciar el fin de cinco décadas de desconfianza para recomponer sus relaciones diplomáticas, en una tentativa de recibió el aplauso y apoyo global.

El proceso, que pocos creían posible, avanzó en el último año y los dos países ya tienen embajadas plenas en las respectivas capitales, pero la remoción de los escombros acumulados en medio siglo será una tarea ciclópea que tomará más tiempo, coinciden analistas.

Si se considera la inexistencia de relaciones bilaterales hace poco más de un año, el escenario actual representa un "cambio radical", dijo Peter Schechter, director del departamento de estudios latinoamericanos del Atlantic Council, un centro de análisis de Washington.

En la opinión de Schechter, aún serán necesarios "más cambios" para profundizar el proceso pero "ahora las dos embajadas agendan un encuentro y dialogan, algo que era prácticamente imposible" hace apenas doce meses.

Para el abogado de origen cubano Pedro Freyre, "podrá aún haber divergencias, podrá aún estar vigente el embargo, pero es innegable que el escenario ahora es drásticamente diferente del que teníamos hace un año".

Asociado de bufete de abogados que asesora empresas estadounidenses interesadas en operar en Cuba, Freyre dijo a AFP que en particular "para los cubanos de a pie, y para los cubanoamericanos de a pie, todo esto ha cambiado extraordinariamente".

Lee: Obama se compromete a debatir con el Congreso levantar el embargo: Cuba

Escombros a remover

Sin embargo, los sectores más conservadores del Congreso estadounidense contrarios a cualquier entendimiento con Cuba han dejado claro que el poder legislativo no pretende desmontar el enmarañado legal del embargo a la isla, a pesar de las fuertes presiones de la Casa Blanca y sectores empresariales.

Para el economista Mark Weisbrot, del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), de Washington, todo el proceso "es irreversible. El Congreso podrá frenarlo, quizás, pero no detenerlo".

"Lo que impide la remoción del embargo es la decisión del (opositor) partido Republicano de darle a Obama una victoria en un año electoral", dijo en tanto Schechter, quien sin embargo señaló que la suerte del embargo "es la historia de una muerte anunciada. Esa política se va a morir un día".

Para Schechter, desde el inicio del proceso se tornó evidente que Washington quería avanzar "de forma rápida y caótica, al tiempo que los cubanos indicaron que preferían avanzar de forma lenta y ordenada", y que la marcha de los avances será también resultado de esa dinámica.

No obstante, Weisbrot señaló que existen otros factores internos en Estados Unidos que contribuyen a que la reaproximación y normalización de relaciones tenga su propio ritmo.

De un lado, dijo, "resta la impresión de que la Casa Blanca no tiene el soporte pleno del Departamento de Estado" en la iniciativa, y recordó que Obama avanzó secretamente en sus contactos con Cuba y solamente incluyó a la cancillería cuando el proceso ya estaba en marcha y era necesario formalizarlo.

De otra parte, apuntó Weisbrot, existe "una enorme burocracia que es responsabilidad de los dos partidos o al mismo tiempo independiente de los dos partidos, y que tiene su propio paso y sus propios intereses", y esa burocracia "está en el medio camino".

Las exigencias de cada parte

Freyre, a su vez, apuntó un factor interno de Cuba y que para los interesados estadounidenses es un elemento fundamental: la posición formal a ser adoptada por el Partido Comunista Cubano en su próximo Congreso, en 2016.

"En abril próximo se realizará el VII Congreso del Partido. Si el VI Congreso fue el que marcó una apertura, el próximo podría concentrarse en el repase generacional, pero será muy difícil evitar que se pronuncie sobre el nuevo escenario creado por esta reaproximación a Estados Unidos", dijo.

En abril de este año, cuando los dos países ya estaban empeñados en un diálogo, Raúl Castro dijo en Panamá que la fase actual era de restablecimiento de las relaciones, pero que la "normalización" de las mismas sería un proceso mucho más largo y difícil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En esa puja, Cuba exige el desmonte del embargo de medio siglo, el pago de compensaciones por los daños causados por esa política, y una discusión concreta sobre la devolución del territorio donde está instalada la base naval estadounidense de Guantánamo, en el sureste de la isla.

En contrapartida, Washington pide el pago de compensaciones por propiedades de estadounidenses expropiadas a principios de la década de 1960 y la implementación de reformas políticas en dirección hacia una apertura democrática.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×