Ganancias corporativas, en posible ‘recesión’

La caída del petróleo y la fortaleza del dólar perjudicarán los beneficios de las empresas de EU; se espera que las ganancias de las firmas del S&P 500 caigan por segundo trimestre consecutivo.
dolares 25 de noviembre  (Foto: iStock by Gettty Images)
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Abróchense los cinturones de seguridad, esta temporada de resultados podría ponerse fea.

Se espera que la caída en los precios del petróleo y la dramática alza del dólar estadounidense sigan cobrando un costo en los resultados financieros de las empresas estadounidenses. Llegan en un momento en que el mundo no puede estar más preocupado por la salud de la economía china y su efecto a nivel mundial.

Es una situación tan mala que los analistas se están preparando para que emerja una rara “recesión” en las ganancias en este periodo de reportes, que inicia en serio la próxima semana. Se espera que las ganancias del cuarto trimestre de las empresas del S&P 500 caigan 5%, lo cual podría marcar el primer descenso consecutivo desde 2009, de acuerdo con S&P Capital IQ.

El momento no podría ser peor para el estancado mercado de valores de Estados Unidos. Wall Street acaba de terminar su peor año desde 2008 y las acciones se cotizan a valoraciones muy caras en comparación con los estándares históricos.

Al mismo tiempo, los inversionistas ya no pueden contar con la Reserva Federal para exprimir los activos de riesgo con el estímulo. El mes pasado, la Fed elevó las tasas de interés por primera vez en casi una década.

Todo esto magnifica la importancia de las ganancias empresariales, las impulsoras tradicionales de los precios de las acciones.

“Las valuaciones caras actúan como un viento en contra para el mercado, y una alza mayor en 2016 dependerá cada vez más de la potencia de las ganancias de las empresas”, escribió Paul Eitelman, estratega de inversiones para América del Norte de Russell Investments, en un reporte que explica por qué mantiene una posición subponderada en acciones estadounidenses.

Pero las perspectivas de ganancias no lucen bien, debido en gran parte a las consecuencias de la caída de los precios del petróleo a mínimos de siete años. El petróleo barato es muy bueno para los consumidores, pero está creando un caos en las compañías petroleras y en algunas economías regionales.

Se espera que las ganancias del cuarto trimestre de las empresas de energía caigan en picada en 68%, según S&P Capital IQ. Algunas compañías petroleras se han visto más afectadas. Las ganancias de Halliburton, por ejemplo, están en vías de hundirse 80% en medio de la desaceleración de la actividad de perforación.

Los precios de otras materias primas como el cobre y el mineral de hierro se han derrumbado a niveles de crisis, debido en parte a la desaceleración económica de China. Se espera que las compañías de materiales registren un descenso de 24% en las ganancias.

Pero el problema de ganancias no es está relacionado solamente con las materias primas. Incluso si se excluye el sombrío sector energético, se espera que las ganancias de las empresas del S&P 500 aumenten solo 0.6%.

Eso es en gran parte debido a la fortaleza del dólar estadounidense. El dólar se ha disparado 20% contra una canasta de monedas desde mediados de 2014 y ahora está cercano a la paridad con el euro.

Un dólar súper fuerte perjudica a las grandes empresas multinacionales estadounidenses al encarecer los productos que venden en el extranjero. (Piensa, por ejemplo, en los iPhones vendidos en China). También reduce las ganancias internacionales cuando son convertidas a dólares.

Incluso los sectores que se supone que deben estar desempeñándose bien están disparando las alarmas. Un récord de 25 empresas de consumo discrecional han emitido advertencias de ganancias para el cuarto trimestre, según FactSet Research.

Muchas de esas empresas de consumo, que incluyen a Macy's y a Tiffany, culparon de ello a la fortaleza del dólar estadounidense.

Es por eso que la dirección del dólar estadounidense es fundamental este año. Un dramático aumento adicional podría significar problemas para más multinacionales.

Otra interrogante es cómo lidiarán las empresas con la presión por las alzas salariales, que son excelentes para las carteras de los consumidores, pero carcomen las ganancias corporativas.

Todo esto explica por qué Michael Fredericks, gerente de cartera de Multi-Asset Income Fund de BlackRock, piensa que las valoraciones de las acciones estadounidenses tienen que bajar.

“Tendremos un periodo de adaptación. Probablemente será un proceso inestable”, dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La buena noticia es que se espera que las ganancias vuelvan a subir. Los analistas están pronosticando un crecimiento de ingresos de 1% en el primer trimestre de 2016, de 4% en el segundo y de 9% en el tercero.

“A pesar de nuestra expectativa de una trayectoria de ganancias bastante baja, creemos que es suficiente para permitir que el mercado alcista continúe”, escribió David Donabedian, presidente de inversiones de Atlantic Trust Private Wealth Management, en un informe.

Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×