Las empresas de EU podrían perder en Irán

Con el levantamiento de las sanciones a Irán, los negocios estadounidenses no verán beneficios; a diferencia de las firmas europeas, no podrán tener presencia física ni asociaciones en ese país.
Irán prevé aumentar su producción hasta en un millón de barr  (Foto: Getty)
Heather Long
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Irán no puede esperar para poner el letrero de "abierto para los negocios" en 2016.

En cuestión de semanas, se espera que la comunidad internacional levante muchas sanciones que han paralizado a la economía iraní durante décadas.

Pero no te dejes engañar: las empresas estadounidenses no encontrarán a Irán muy abierto para los negocios.

Estados Unidos está levantando sus sanciones nucleares a Irán como parte de un acuerdo histórico, pero muchas sanciones comerciales permanecerán vigentes. Seguirá siendo casi imposible para la mayoría de las empresas estadounidenses establecer una presencia física en Irán o asociarse con empresas iraníes.

Por el contrario, Europa abrirá casi todo el comercio con Irán. El resultado probablemente sea que las empresas europeas ganen mientras que las empresas estadounidenses pierdan.

“No habrá una ley integral que permita a todas las empresas estadounidenses operar en Irán en el corto plazo. Eso convertirá a las empresas estadounidenses en el mayor perdedor del acuerdo nuclear”, dice Majid Rafizadeh, un erudito de Medio Oriente de la Universidad de Harvard.

El último estallido entre Irán y Arabia Saudita podría hacer que Estados Unidos sea aun más cauteloso respecto a reducir sanciones adicionales.

Las sanciones europeas desaparecen, las sanciones estadounidenses permanecen

El acuerdo que Irán firmó con el P5 + 1 (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China) fue construido sobre una premisa simple: Irán accedió a abrir sus instalaciones nucleares para la inspección y vigilancia, a cambio de que las sanciones internacionales fueran levantadas. Irán quiere salir del “tiempo de castigo” económico en el que ha estado desde 1979.

Después del “Día de la Implementación”, el pasado 17 de enero, cuando la Agencia Internacional de Energía Atómica verificó que Irán ha cumplido con sus compromisos nucleares, Irán podrá comenzar a vender su petróleo de nuevo en los mercados mundiales y sus bancos se conectarán al sistema global.

Estados Unidos también permite la venta de aviones comerciales de pasajeros a Irán y la importación de alfombras persas y algunos alimentos.

Pero la Unión Europea ha sido mucho más generosa. Se tiene previsto que facilite a las empresas europeas vender de todo, desde automóviles y ferrocarriles, hasta seguros en Irán.

“A medida que muchos países se apresuren a firmar contratos con Irán (después del Día de la Implementación), el gobierno de Barack Obama tendrá que decidir si poner a las empresas estadounidenses en desventaja o emitirles licencias”, dice Rafizadeh.

Las empresas estadounidenses deben solicitar al Departamento del Tesoro un permiso especial para hacer negocios con Irán.

Como el Tesoro dice claramente en su sitio web: “El embargo estadounidense en general se mantendrá vigente, incluso después del Día de la Implementación, debido a preocupaciones externas al programa nuclear de Irán”.

El gran potencial económico de Irán

Irán tiene un gran potencial económico y no es solo por el petróleo. Es un nuevo mercado. Aunque no se acerca al tamaño de China, es mucho más grande que el de Cuba, el cual las empresas estadounidenses también tienen en la mira este año para su posible expansión.

Irán tiene 80 millones de personas, alrededor del 60% de las cuales son menores de 30 años. La población está altamente educada y sabe leer y escribir. La clase media iraní dice que quiere tener lazos con Occidente, especialmente con Estados Unidos.

El problema es que los ejecutivos estadounidenses supuestamente no deben hacer negocios directamente con Irán, y las empresas de Estados Unidos no pueden establecer oficinas o tiendas allí.

Los lazos comerciales entre los dos países son prácticamente inexistentes. Las únicas excepciones son algunos alimentos, medicamentos y dispositivos médicos. También se han concedido algunas licencias limitadas de software de consumo.

Cómo Apple tendría que lidiar con Irán

Pero la situación sigue siendo compleja. Tomemos como ejemplo una compañía como Apple. Puede solicitar a Hacienda una exención para enviar iPads desde Estados Unidos a Irán, pero su negocio estadounidense no puede reparar el dispositivo o abrir una tienda en Irán. Apple también podría enfrentar sanciones si la iPad aterriza en las manos equivocadas.

Sin embargo, una filial europea de Apple podría operar en Irán. Simplemente no podría hablar con la sede de Apple en California sobre las operaciones iraníes.

Una gran cantidad de empresas europeas reconocen su ventaja. Pocas horas después de que el acuerdo con el P5 + 1 se firmó, Alemania fletó un avión para llevar a algunos de sus principales líderes empresariales a Teherán, según The Guardian.

Las empresas estadounidenses están tratando de averiguar qué pueden hacer. Farhad Alavi de Akrivis Law Group ayuda a muchas empresas a solicitar licencias y exenciones al Tesoro de Estados Unidos para hacer negocios en Irán. Ha estado recibiendo una gran cantidad de consultas desde que firmó el acuerdo.

“Todo este asunto será un gran dolor de cabeza sobre el cumplimiento”, dice Alavi.

Las políticas de 2016 juegan un papel importante

Los negocios también son conscientes de que la elección de 2016 podría cambiar el juego de nuevo.

“Si yo fuera una empresa, estaría preocupado por que las reglas puedan cambiar de nuevo en enero de 2017. El próximo presidente (estadounidense), sin duda querrá demostrar que sus políticas son diferentes a las del actual presidente”, dice Patrick Clawson, director de investigación del Washington Institute for Near East Policy.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Congreso ya está trabajando en medidas punitivas adicionales.

“Al final, será Estados Unidos quien en última instancia decida si quiere tomar ventaja de las relaciones económicas con Irán o no”, dice Seyed Hossein Mousavian, un investigador de Princeton y ex embajador iraní en Alemania.

Ahora ve
Donald Trump dice en discurso en Phoenix que el TLCAN podría terminarse
No te pierdas
×