Venezuela, una oportunidad para el diálogo

Maduro propone una comisión que establezca las bases legales para ir a un proceso de paz; la oposición en la Asamblea Nacional está dispuesta al diálogo con resultados y medidas concretas.
El presidente venezolano dijo ante el Parlamento que su gobi  (Foto: EFE)
(CNNExpansión) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso una comisión para resolver la situación de los opositores presos, siguiendo modelos como el que puso fin al apartheid en Sudáfrica, en un discurso este viernes ante el Parlamento. La oposición aceptó el llamado al diálogo.

"Propongo que establezcamos una comisión nacional de justicia, verdad y paz paritaria, que sea presidida por un venezolano o una venezolana de confianza pública y que establezca las bases legales, jurídicas para ir a un proceso de paz, y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos", dijo Maduro en su informe anual de labores ante la mayoría opositora en la Asamblea Nacional.

Lee: Maduro decreta estado de “emergencia económica” en Venezuela

La oposición venezolana aceptó la oferta de diálogo: "Si usted (Maduro) propone diálogo, estoy completamente de acuerdo, pero que sea un diálogo con resultados, con medidas concretas, y que cuando ofrezcamos la paz no sea la pax romana, la paz de los sepulcros", le dijo el jefe parlamentario Henry Ramos Allup al primer mandatario tras su rendición de cuentas.

"Si usted busca diálogo, aquí va a encontrar diálogo (...) Podemos conseguir puntos de coincidencia para salir de esta crisis que es terrible", insistió el legislador de 72 años, al tomar la palabra luego de que el presidente terminó su discurso, todavía en cadena nacional de radio y televisión.

El mandatario rechazó un proyecto de la oposición -presentado el pasado lunes- para amnistiar a unos 76 "presos políticos", entre ellos el dirigente Leopoldo López, y miles de "perseguidos" y exiliados por su oposición al chavismo.

Maduro dijo que con esa iniciativa se le estaría clavando "un puñal a la paz" y no se curaría "ninguna herida creada por el error político de tratar de forzar la historia a través de la violencia".

El gobernante socialista puso como ejemplo el proceso liderado por el líder sudafricano Nelson Mandela para poner fin a la segregación racial, y el marco jurídico del diálogo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

En Sudáfrica, con un estatuto jurídico, "los que reconocieron sus crímenes completos fueron perdonados, hubo justicia, reparación a las víctimas y muchos de ellos tuvieron que cumplir" penas alternativas, indicó.

El jefe de Estado, que advirtió semanas atrás que vetará la amnistía que se propone aprobar la oposición- aludió en particular a las protestas que buscaban su renuncia y dejaron 43 muertos entre febrero y mayo de 2014.

Acusado de incitar a la violencia en esas manifestaciones, López, líder del ala radical de la oposición, fue condenado en septiembre pasado a casi 14 años de cárcel.

La crisis en Venezuela

Maduro admitió este viernes que la crisis económica en Venezuela es “catastrófica”.

El mandatario venezolano, que acusa de la situación a una “guerra económica” de la derecha apoyada por Estados Unidos para derrocarlo, reconoció que “estamos en medio de la tormenta económica”, ante la cual “están confrontados dos modelos”.

“Tendrán que derrocarme para aprobar una ley de privatización. ¡No, no y no!”, manifestó, levantando el tono, en un breve cruce de palabras con diputados opositores que lo escuchaban desde sus curules.

Poco antes de comparecer en el Parlamento, Maduro decretó el estado de “emergencia económica”, por 60 días, ante la crisis cuya gravedad confirmó el Banco Central: entre enero y septiembre de 2015 la inflación fue de 108.7% y la economía se contrajo en un 4.5%, las primeras cifras publicadas en más de un año.

Las cifras catastróficas del resultado de una situación económica que seguramente en otros tiempos, con políticas regresivas neoliberales y capitalistas, tendrían a nuestro pueblo en el desempleo, manifestó.

El mandatario dijo que “llegó la hora” de aumentar el precio de la gasolina, la más barata del mundo.

El presidente de Venezuela también destacó que cumplirá con sus compromisos de deuda externa en 2016, a pesar del desplome en sus ingresos producto del bajo precio del barril de petróleo. “Son las obligaciones que hemos cumplicdo y que vamos a seguir cumpliendo”, expresó Maduro.

Según cálculos de Thomson Reuters, entre la República y la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) deben cancelar unos 9,500 millones de dólares.

Con información de AFP y Reuters

 

Newsletter
Ahora ve
El hostal ideal para los 'millennials'
No te pierdas