México necesita mejorar su productividad e inclusión social

La prioridad en la agenda 2030 debe ser acabar con la pobreza extrema, dice Alicia Bárcena; la secretaria ejecutiva de la CEPAL, defiende mayor redistribución en América Latina.
Getty-Alicia-Barcena-Cepal  (Foto: Getty Images/Archivo)
Alberto Bello /
DAVOS, Suiza (CNNExpansión) -

México es hoy la propuesta de crecimiento más sólida de América Latina, pero la mexicana Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) desde 2008, le asigna dos tareas pendientes: la inclusión social y la productividad. “La desigualdad conspira”, dice Bárcena, “genera ilegalidad, corrupción, falta de transparencia y hace que la gente no entre al sistema fiscal”.

Bárcena insistió en varias mesas en las que participó en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en que el contexto de América Latina le urge diversificar entrar de lleno en la cuarta revolución industrial que generó la digitalización. Esto tiene “un fuerte componente de capacitación educativa para los jóvenes, pero también para los trabajadores actuales, porque va a haber desaparición de empleos”. Bárcena afirma que México debe elegir las cadenas productivas en las que debe enfocarse. “Si es energía, es energía, pero ¿cuáles más?”.

¿Cómo ve las perspectivas de América Latina para este año?

La región está enfrentando escenarios distintos. Hay una gran hererogeneidad. Sudamérica (que creció con base en las commodities) tiene una posición muy diferente a México, y Centroamérica y al Caribe. Para el Caribe el mayor desafío es salir de una deuda externa muy alta y de una gran fragilidad ante el cambio climático, es una zona altamente vulnerable. Centroamérica y México están en mejor posición ahora porque están más vinculados al mercado norteamericano, que es el que se está recuperando.

Leer: Los mercados exageran la dependencia de México al petróleo, dice el FMI

¿Qué perspectivas ve para México?

El mayor desafío de México es cómo lograr un crecimiento más inclusivo, cómo de verdad tener un proyecto de país que pueda enfrentar con mayor eficiencia la desigualdad. También la productividad.

¿Cómo se sube la productividad?

Tiene que ver con que hay un salario bajo, una mano de obra barata, pero también las capacidades de los trabajadores y la gran informalidad. Ha habido creación de empleo formal, pero también ha habido expansión del sector informal. El sector informal no paga impuestos, no está en la legalidad en la institucionalidad. El desafío de México es hacer un cambio estructural progresivo que vaya acompañado de empleo con mayor productividad, con mayores ingresos.

¿Cómo combatir la informalidad?

Hay que hacer un paquete de incentivos muy fuertes a las empresas para formalizarse, que no le sea tan costoso, sobre todo a la pequeña y a la mediana empresa formalizar a sus trabajadores, porque antes había una gran dualidad en materia sindical, había una minoría sindical con grandes privilegios y toda una masa laboral que no tiene ninguno. Esta brecha se fue agudizando. Creo que ahora hay mayor posibilidad por parte del sector público haya incentivos. La formalización incluye un paquete de pensiones y salud. Si los trabajadores ven un sistema que funciona estarán dispuestos a formalizarse.

¿Qué se puede hacer para incrementar la productividad?

En Mexico la estructura productiva está diversificada, le falta incrementar productividad para subirse a los grandes desafíos tecnológicos, los desafíos digitales. Se están haciendo grandes esfuerzos, (la subsecretaria de Comunicaciones) Mónica Aspe ha hecho grandes esfuerzos para llevar banda ancha a todos los rincones del país. Segundo, la educación y la parte vocacional debe ser focalizada. La reforma educativa tiene elementos muy importante pero hay que enfocarse también en la reeducación de los trabajadores, no sólo en formar las nuevas generaciones y el bono demográfico, pero hay que darle a los trabajadores actuales capacidades para que puedan participar. 

No sólo eso. La industria manufacturera se queja de falta de técnicos.

Hace falta educación técnica de calidad. Se ha tratado como si fuera de segunda clase. La disociación entre lo que el mercado laboral tiene como oferta y lo que la empresa necesita, tiene que haber ese diálogo. México tiene la red institucional para hacer esos cambios, como puede ser el Conalep, porque otros países lo desmantelaron, o la universidad gratuita y de calidad. Nuestro país no está en el debate de Chile entre universidad pública o gratuita.

Los desafíos de México son productividad e inclusión, modernización de sectores claves como energético, telecomunicaciones. El otro gran tema es la parte financiera, el financiamiento inclusivo, y la igualdad de género.

La CEPAL hace mucho énfasis en la desigualdad. ¿Cuál es el efecto económico de la desigualdad?

La desigualdad conspira. Lo que genera la pobreza son diferencias tan grandes entre grupos desiguales que generas conflictos. Eso no sucede en sociedades más iguales, como Uruguay, que es por tradición un país de igualdades. En las sociedades donde hay desigualdad hay prevalencia de la cultura del privilegio, y prevalece la ilegalidad, la corrupción, la falta de transparencia y el no meterse al sistema fiscal. Genera inseguridad, fragmentación en las ciudades. Es un reclamo a un sistema más redistributivo.

Recomendamos: Los 62 ricos del mundo acumulan lo de 3,500 millones de pobres

Hay quien dice que eso puede ser problemático para el mercado

No necesariamente. Aquí en Davos he visto grupos de CEOs muy comprometidos con el que han llamado “salario piso”. La cuarta revolución industrial requiere un proceso de adaptación al proceso, porque efectivamente va a haber pérdidas de empleos, que lo mejor es garantizar un ingreso ciudadano, que la gente no tenga que estar tan preocupada por sus ingresos, que tenga libertad para ingresar en las ramas más productivas.

El consumo que importa es el consumo masivo. Lo que ha prevalecido en América Latina en los últimos años fue el crecimiento del consumo privado, que fue lo que produjo la caída de la pobreza de 48% a 28% de la población en América Latina. Esto quiere decir que 20% de la población tenía ingreso, esa persona tiene mayor poder adquisitivos que produce la industria.

En Brasil el gran éxito de Lula fue saber combinar el programa de transferencias condicionadas con un programa de consumo masivo. El gobierno incentivó a las empresas productoras de línea blanca refrigeradores, mesas, lámparas, entonces esos 40 millones de personas que salieron de la pobreza empezaron a comprar esos bienes y eso fue un gran motor de la economía. Igualar para crecer, esa gente se convierte en una familia que va a adquirir bienes.

Por esto es importante subir al centil más pobre al siguiente implica una dinamización.

¿Cómo se aterriza la productividad?

La productividad está medida en función de los salarios. A esto  hay que agregarle que produces más con más instrumentos tecnológicos para producir más. Más en menos tiempo y de mejor calidad. De escribir a mano a escribir con la computadora. Por eso la cuarta revolución industrial es fundamental para que América Latina se suba a esa revolución digital y también a la revolución medioambiental.

¿En qué plazo?

El plazo debe ser el 2030, dentro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (agenda presentada en septiembre de 2015 que sustituye a los Objetivos de Desarrollo del Milenio). América Latina debe adoptar esa agenda y de los 17 objetivos decir, bueno pues estos son los objetivos más críticos sobre los que me voy a montar. Sobre esos 17  ¿cuáles son los centrales para América Latina? Yo diría que lo más importante para México sería eliminar la pobreza extrema, la indigencia, el que vive por debajo, al que no le alcanza para su canasta alimentaria. Segundo, la nutrición, sobre todo de uno a cinco años.

El gran reto es la industrialización en esta cuarto, cómo integro al sector turístico y al sector alimentario, conectar cadenas de valor como ya se logró con el sector automotriz, cadenas de empleo. México debería escoger 15 cadenas productivas y elegirlas para enfocarse en ellas. La energética ya está, ¿cuáles son las siguientes? La alimentaria va a ser muy importante en el futuro.

Leer: ¿Qué y cómo venderemos en 2030?

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×