Crisis en Morelos desata ‘riña’ política entre perredistas

Un senador del sol azteca es señalado por asesinato de la alcaldesa de Temixco del mismo partido; un alcalde está enfrentado con el gobernador, Graco Ramírez, por el mando único policial.
El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, impulsa el mando único policial, al que se oponen varios alcaldes, entre ellos algunos de sus compañeros perredistas. ✓
graco ramirez  El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, impulsa el mando único policial, al que se oponen varios alcaldes, entre ellos algunos de sus compañeros perredistas. ✓  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Líderes del PRD en Morelos están enfrascados en una ‘riña’ política desatada por el asesinato de una alcaldesa y por la oposición de otro presidente municipal al mando único policial que impulsa el gobernador, todos compañeros en el partido del sol azteca.

Derivado de sus recientes encontronazos, entre perredistas cruzan acusaciones y se amagan con demandas civiles y solicitudes de expulsión del instituto político. ¿Cómo se llegó a esto?

Tras el homicidio de la presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota, ocurrido el 2 de enero, el secretario general del Ayuntamiento, Carlos Caltenco Serrano, y el coordinador de asesores de la víctima, Anastasio Solís Lezo, pidieron que en las investigaciones se incluyera al senador Fidel Demédicis, al destacar que en el homicidio había “motivos políticos”.

El legislador reviró que presentaría una demanda civil por daño moral, al calificar dichos señalamientos como “calumnias”.

Ambas partes coincidieron en pronunciarse a favor de que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga el caso y realice una indagatoria “a fondo”.

“Mi estado está al borde del colapso por la impunidad, que cabalga sin ningún control a lo largo y ancho del mismo. Por eso, cuando hacen estas acusaciones falsas, intrigosas, no puedo quedarme con las manos cruzadas; tengo que demostrar al estado y al país que un senador de la República que nada debe y que, en consecuencia, nada teme, por supuesto que impulsará las indagatorias que sean necesarias, y yo me pongo a disposición de cualquier autoridad para que me interroguen y me pregunten absolutamente todo lo que quieran”, señaló en conferencia de prensa el 18 de enero.

Ramírez, en tanto, ha aseverado que "no habrá impunidad" en este caso, y que llevará "a fondo" las investigaciones sobre el asesinato, casó que comparó con el de José Luis Abarca, exalcalde perredista de Iguala, Guerrero, responsabilizado del asesinato de compañeros de su partido y quien está preso pos sus supuestos vínculos con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

 

Demédicis, en tanto, situó esta disputa en un marco de rivalidad política más amplio, al aseverar que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, “trae entre ojos” además Temixco a los municipios de Cuernavaca y Tlaquiltenango.

En el primer caso, el senador recordó que el mandatario estatal acusó al alcalde, Cuauhtémoc Blanco (electo bajo las siglas del Partido Socialdemócrata), de querer “entregar la Policía a la delincuencia organizada” ante su rechazo a la estrategia del mando único, que consiste en que el municipio ceda las funciones de seguridad pública a los estados pero financie a los cuerpos de policías.

En Tlaquiltenango, Demédicis insistió en que el gobierno de Ramírez vincula al alcalde, Enrique Alonso Plascencia, con el grupo delictivo de Los Rojos en represalia por no aceptar el mando único. El mandatario estatal ha indicado que Alonso Plascencia tiene antecedentes penales por trata de personas, y lo ha ubicado como "conducto" de dicho cártel para "negociar con los presidentes municipales" el rechazo al mando único.

Este cruce de señalamientos es el más reciente episodio de la rivalidad política entre Demédicis y Ramírez, a quien el senador ha llamado “mitómano, vengativo y desestabilizador de los municipios que no se suman a sus caprichos”, según escribió en su perfil de Facebook el pasado 14 de enero.

El miércoles, integrantes de la bancada del PRD el Senado respaldaron a Demédicis y el coordinador Miguel Barbosa, exigió al gobernador de Morelos  frenar la campaña de odio y linchamiento político hacia el legislador.

En tanto, este jueves personas encabezadas por la mamá de la alcadesa de Temixco asesinada, se manifestaron afuera del Senado para pedir una auditoría urgente a las finanzas del municipio, pues consideran que la deuda de 200 millones de pesos que dejó la anterior administración puede ser una de las causas del asesinato y acusaron al senador Demédicis de proteger al anterior alcalde.

¿Y la dirigencia?

Ante esta situación, la dirigencia estatal del PRD —encabezada por Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro del gobernador— avaló este martes expulsar al senador Demédicis y al alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia.

El presidente de la Mesa Directiva del Consejo Nacional del partido, Ángel Ávila, explicó este miércoles que la dirigencia estatal debe hacer llegar a la Comisión Nacional Jurisdiccional pruebas para que sean valoradas, y “darle el debido proceso, derecho de audiencia al funcionario y en caso de encontrar elementos determinar la sanción”.

El presidente nacional del PRD, Agustín Basave Benítez, dijo que pidió a la Comisión Nacional de Ética realizar “el procedimiento conducente”. “No vamos a ser tapadera de nadie”, advirtió el dirigente partidista.

Con información de Notimex

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×