Estados Unidos, ¿en riesgo de una recesión?

El gasto del consumidor se redujo en diciembre respecto a noviembre, pese a la temporada navideña; el consumo representa el 70% de la economía estadounidense y su caída puede ayudar a una recesión.
manufactura eu 2  (Foto: CNN)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los estadounidenses están ganando más dinero, encontrando más empleos y disfrutando de los precios de la gasolina barata.

Pero no están gastando mucho, ni siquiera durante la temporada navideña.

Han aumentado los temores de que el comprador estadounidense no podrá salvar a Estados Unidos de caer en una recesión. Es una gran preocupación debido a que los consumidores representan alrededor del 70% de la economía de Estados Unidos y últimamente no han estado abriendo mucho sus billeteras.

El gasto se redujo en diciembre respecto a noviembre, incluso aunque los ingresos aumentaron un poco, informó el lunes el Departamento de Comercio.

“La suma de todos los temores de una recesión es que la actual desaceleración en el complejo industrial se extienda al consumidor, arrastrando a la economía hacia una recesión”, dijo David Kostin, director de estrategia de renta variable estadounidense de Goldman Sachs.

La manufactura estadounidense ya está en una recesión. El sector se contrajo por cuarto mes consecutivo en enero, según el índice clave ISM, que realiza un seguimiento del crecimiento de la industria.

Todo esto presenta un cuadro complicado para la economía.

Algunas partes de la economía están prosperando. El año pasado, los estadounidenses compraron un número récord de automóviles. Y hubo evidencia de que los compradores están gastando en sus hogares, sobre todo en artículos de precio elevado, como mesas de cocina, lavavajillas y techos.

Los estadounidenses también están encontrando trabajo: la tasa de desempleo es de un saludable 5%. Un número mayor de graduados universitarios jóvenes están consiguiendo empleos y sus ingresos han aumentado.

Todo esto debería reflejarse positivamente en la economía.

Sin embargo, la economía de Estados Unidos creció un anémico 0.7% entre octubre y diciembre. Fue el ritmo más lento desde el primer trimestre de 2015.

El hecho de que la gasolina haya caído por debajo de los 2 dólares por galón y que los estadounidenses aún no estén gastando es preocupante.

De hecho, la gente está ahorrando más. Los estadounidenses ahorraron en conjunto 753,000 millones de dólares en diciembre, frente a los 653,000 millones de dólares en diciembre de 2014, de acuerdo con el Departamento de Comercio.

Al mismo tiempo, el gasto personal, con exclusión de artículos volátiles como las gasolina y los alimentos, creció a un tibio 1.3%, inferior a la tasa de 1.5% en 2014.

“El impulso del gasto se desaceleró a medida que concluía 2015 y comienza el año con una nota más débil”, dijo Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets.

Ahorrar dinero no es algo malo, pero el momento no es el ideal para la economía estadounidense. Pero cuando el gasto del consumidor pierde impulso, la economía no crece.

La economía mundial también se está desacelerando, lo cual perjudica a la manufactura estadounidense, que constituye alrededor del 10% de la economía de Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El comercio estadounidense está siendo arrastrado por la falta de demanda de compradores en el extranjero y por la fortaleza del dólar, que hace que los productos estadounidenses sean más caros en otros países.

Las posibilidades de una recesión podrían ser bajas este año, pero están apareciendo más grietas en la economía estadounidense a principios de 2016.

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×