WiFi: el ‘fantasma’ que recorre Cuba

La conexión a internet a través de accesos públicos se convirtió en una realidad para Cuba en 2015; pero altos precios y pocos puntos con WiFi hacen que el servicio sea un lujo para la mayoría.
En las esquinas de La Habana se puede ver a personas conectadas. /
wifi cuba  En las esquinas de La Habana se puede ver a personas conectadas. /  (Foto: CNN)
Sofía Sánchez Morales /
LA HABANA, Cuba (CNNExpansión) -

Un fantasma recorre esta ciudad. El fantasma del WiFi.

Cabezas agachadas frente a un celular, una tableta o una laptop. En los parques, las esquinas y afuera de los cines. Los ojos se mantienen fijos en la brillante pantalla y no se dan cuenta de mucho de lo que sucede alrededor.

¿Se parece a tu ciudad? Se trata de La Habana, la capital cubana a donde llegó el WiFi público hace menos de un año para sacudir la realidad de sus pobladores.

La Rampa, una concurrida calle que va desde el Malecón hasta el famoso cine Yara, es una zona de conexión. En las esquinas de las seis cuadras que la componen, decenas de personas se reúnen pero no se miran. Cada quien está concentrado en su dispositivo.

En la mayoría de los dispositivos está abierta la misma aplicación: imo. Este programa es similar a WhatsApp y Skype y sirve para hacer videollamadas con seres queridos que están fuera de Cuba, ya que es más barato que las llamadas telefónicas. Sin embargo, el acceso a internet sigue siendo un privilegio con el que cuentan pocos cubanos.

El lujo de estar conectado

El salario promedio mensual en Cuba es de 20 CUC (peso cubano convertible, equivalente a un dólar) y conectarse al WiFi, ya sea con una cuenta permanente o una temporal, tiene un costo de 2 CUC por hora, de acuerdo con la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa). Una sola hora de internet implicaría destinar el 10% de un ingreso mensual.

Al obstáculo monetario se suma el de los puntos de conexión inalámbrica. En una isla habitada por más de 11 millones de personas (según el censo de 2009), solo existen 65 puntos en vía pública y cada uno tiene una capacidad de 50 a 100 usuarios.

Lee: 9 claves para entende la vida cotidiana en Cuba

“Para el año 2016 se prevé crecer en 80 más, y en la medida de lo posible ir cubriendo aquellos municipios que faltan”, dijo la presidenta de Etecsa, Mayra Arevich, al sitio de noticias CubaSí en diciembre de 2015.

La velocidad de conexión del WiFi es de “hasta 1 Mbps por usuario” (megabit por segundo), según la página de internet de la paraestatal. En México, por ejemplo, la velocidad mínima que ofrece Telmex es de 3 Mbps.

En la isla hay cerca de tres millones de usuarios de internet, según datos a 2014 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La cifra incluye a quienes tienen conexión en casa (intelectuales, doctores y otras profesionistas con ese permiso) y a quienes acceden en las salas de internet estatales, los aeropuertos y los hoteles.

En tanto, el porcentaje de hogares cubanos con acceso a internet es de 4.1%, mientras que en México es de 34.4%, de acuerdo a los datos más recientes de la Cepal.

En toda la isla, según Arevich, hay cerca de 700 puntos de conexión, alámbricos e inalámbricos.

Los millennials y el internet

Muchos de los jóvenes cubanos que empezaron a conectarse a internet el año pasado ya tienen cuentas de Facebook, y aprovechan la conectividad para compartir con sus amigos fotos y videos, aunque todavía no lo ven como una prioridad.

Janet, de 20 años, no tiene celular, ni computadora ni cuenta de correo personal. Dice que no los necesita, y que le basta con conectarse de vez en cuando en casa de una amiga o usar el smartphone de su novio para mandar algunos correos.

Otros jóvenes ya hacen dinero al ofrecer internet, aunque de manera ilegal, pues el gobierno debe ser el único proveedor del servicio.

Pedro, de 16 años, se compra todos los días una tarjeta que le permite conectarse una hora por 2 CUC. Después va a un parque por su casa que tiene un punto de conexión público, conecta su laptop y la convierte en un hotspot (amplificador de señal).

A través de su computadora se conectan cuatro o cinco personas, a quienes les cobra 1 CUC por hora. Así, Pedro alivia a otros al ofrecerles precios más económicos.

Los cubanos esperan que con la apertura de relaciones con Estados Unidos este tema mejore, pero las autoridades de la isla no han dado indicio de ello. El año pasado, funcionarios de Google ofrecieron mejorar la infraestructura de internet en Cuba de forma gratuita.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Todo el mundo sabe por qué Cuba no tiene más internet, es demasiado caro”, declaró el vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura, en una entrevista con medios de comunicación estatales de la isla en julio de 2015.

"Algunos quieren dárnoslo de forma gratuita para que el pueblo de Cuba pueda comunicarse, pero su verdadero objetivo es infiltrarse dentro de nosotros... para destruir la revolución", sostuvo.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×