EU, con menos espacio para almacenar petróleo

Las instalaciones de almacenamiento de crudo en el país se acercan al límite de su capacidad; si se quedan sin espacio y el petróleo debe ser enviado a otra parte, eso afectaría a los precios.
Estados Unidos no ha dejado de producir petróleo, pese a los bajos precios internacionales. (Foto: Reuters )
petróleo  Estados Unidos no ha dejado de producir petróleo, pese a los bajos precios internacionales. /  (Foto: Reuters, )
  • A+A-
Por:
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Estados Unidos está bombeando tanto petróleo que se está quedando sin lugar para guardarlo todo.

El país ahora tiene cerca de 503 millones de barriles de petróleo crudo comercial almacenados, dijo la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) el miércoles. Es el nivel más alto de oferta para esta época del año en al menos 80 años.

Los altísimos inventarios son la más reciente señal de que el auge petrolero estadounidense sigue con vida. La producción de petróleo de Estados Unidos está cerca de máximos históricos a pesar de la caída épica en los precios desde 107 dólares por barril en junio de 2014 hasta 30 dólares por barril actualmente.

Claro, la producción nacional de petróleo ha disminuido, pero muy ligeramente.

Las reservas de petróleo son tan altas que ciertos lugares clave de almacenamiento están ahora “topándose con limitaciones logísticas y de almacenamiento”, según analistas de Goldman Sachs. En otras palabras, estas instalaciones están casi desbordándose.

Cushing, Oklahoma es el punto de entrega de la mayoría del petróleo producido en Estados Unidos. Este centro comercial clave está actualmente hinchado con 64 millones de barriles de petróleo. Eso representa un nivel casi récord de 87% de la capacidad total de almacenamiento de la instalación según cifras de noviembre, según la EIA.

“Existe el temor de que los depósitos lleguen a su límite en Cushing. Los estamos viendo llegar a los bordes”, dijo Matthew Smith, director de investigación de materias primas de ClipperData.

Cushing ha tenido que incrementar sus capacidades de almacenamiento en los últimos años solamente para hacer frente a todo este petróleo. Si este centro clave se queda sin espacio para almacenar el petróleo, tendría que ser desviado a otra parte, y eso dañaría los precios del crudo.

“Habría un efecto dominó en Estados Unidos que podría afectar los precios de todas partes”, dijo Smith.

Los precios del petróleo podrían alcanzar nuevos mínimos

Los inventarios globales también se mantienen altos, y la Agencia Internacional de Energía dijo recientemente que el mundo se está “ahogando” en petróleo. La agencia se está preparando para un exceso de oferta de 1.5 millones de barriles por día en el primer semestre de 2016.

Wall Street está observando con nerviosismo las limitaciones en la cadena de suministro, ya que pueden tener repercusiones dramáticas sobre los precios. En mayor medida que otras materias primas, el petróleo es vulnerable al llamado “estrés operacional” debido a la infraestructura costosa y sofisticada que se necesita para su almacenamiento.

“Cada vez que el mercado roza las limitaciones en infraestructura, los precios del petróleo probablemente alcanzarán mínimos para hacer que los suministros de petróleo retrocedan”, escribió Goldman.

En comparación, es relativamente fácil apilar los metales no deseados en cualquier espacio abierto, como un almacén.

“El aluminio solo necesita un campo de hierba”, según Goldman.

Para poner en contexto estos problemas de almacenamiento, Goldman estima que 1,000 millones de oro cabrían en el armario de una habitación. El mismo valor de petróleo crudo requeriría de 17 buques superpetroleros que pueden contener alrededor de 2 millones de barriles de petróleo cada uno.

La producción petrolera de Estados Unidos mantiene su resistencia

La OPEP sigue bombeando petróleo a toda potencia, a medida que busca evitar perder más participación de mercado ante los productores con costos más elevados en Estados Unidos y en otros lugares.

Muchos se imaginaron que los perforadores estadounidenses reducirían su actividad mucho más rápido a medida que caían los precios.

Las últimas cifras de la EIA muestran que Estados Unidos bombeó 9.32 millones de barriles por día en noviembre. De hecho eso representa un alza de 1% respecto al año anterior y no está demasiado lejos del pico de abril de 2015, de 4%.

Ahora ve