México usó su maquinaria para liberar a Moreira: El País

Con la misión de salvar a Humberto Moreira, el gobierno empleó recursos nunca antes vistos; la mayor gestión se llevó un día antes de la liberación del priista, reporta el diario español.
Durante la administración de Humberto Moreira, la deuda de Coahuila pasó de 323 millones a más de 36,000 millones de pesos. (Foto: Notimex)
moreira deuda moreirazo 3  (Foto: Notimex, )
  • A+A-
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno de México echó a andar toda la “maquinaria legal y diplomática” de su embajada en España para sacar de prisión al expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira, luego de ser encarcelado en ese país por presuntos nexos con el narcotráfico y lavado de dinero, reportó este lunes el diario español El País.

La administración encabezada por Enrique Peña Nieto puso a disposición de Moreira una asistencia consular “como nunca había ocurrido con otros detenidos”, con la intervención de la Procuradora General de la República, Arely Gómez, quien estuvo en contacto con su homóloga española, Consuelo Madrigal.

La investigación del medio español revela que nunca se había visto una asistencia consular de este tipo, pues el mismo día de su detención los funcionarios de la embajada de México en Madrid recibieron órdenes de que se "volcaran con el caso": unos en la búsqueda de abogados de alto rango que se hicieran cargo de su defensa; y otros en la atención a Vanessa Guerrero, esposa de Moreira, y de sus hijas, según la publicación.

Lee: Las 'sombras' que persiguen al exgobernador priista Humberto Moreira

Durante los ocho días que pasó en prisión, Moreira nunca estuvo solo, pues contaba con la visita recurrente del cónsul de México en Madrid. El cónsul visita con frecuencia a presos nacionales, pero sus visitas no se producen “con tanta celeridad", le dijo al diario una fuente penitenciaria.

El exgobernador de Coahuila fue detenido el pasado 15 de enero en el aeropuerto Aldolfo Suárez de Madrid, España, al llegar en compañía de su esposa y dos hijas en vuelo proveniente de México. Moreira se estableció en Barcelona a principios de 2013, luego de las acusaciones de desfalco de fondos públicos, al dejar a su estado con una deuda de más de 36,000 millones de pesos.

El periodista José María Irujo dijo en su investigación que en un principio las autoridades españolas “no dijeron ni pío”, lo que molestó a los funcionarios mexicanos, ya que además no les habían avisado de la detención, como usualmente ocurre. 

La insistencia de los funcionarios de la sección consular mexicana se mantuvo, por lo que redactaron un escrito dirigido al Ministerio de Asuntos Exteriores en el que se amparaban en el artículo 36 de la Convención de Viena para preguntar al juez Santiago Pedraz, instructor del caso, aspectos relevantes de la investigación.

La gestión de mayor nivel, sin embargo, se llevó a cabo el 21 de enero, tras la llamada de la Procuradora Gómez y la presión diplomática, un día antes de que se celebrara la visita en la que el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, acordó liberar al exgobernador de Coahuila.

El priista Moreira se había matriculado en una maestría en la Universidad Autónoma de Barcelona y residía en una vivienda por la que pagaba 3,000 euros al mes, es decir, unos 59,520 pesos al tipo de cambio de este lunes.

El 3 de febrero Humberto Moreira abandonó España  con su esposa y regresó a México, donde se dijo inocente de toda acusación en su contra, después de que el juez Pedraz lo dejó en libertad provisional.

La embajada de México en España no quiso dar postura sobre la investigación del diario, según refiere el mismso rotativo en su publicación.

Ahora ve