Tlalpan y Cuauhtémoc, con el peor manejo de recursos en 2014

Ambas delegaciones registraron el monto más alto de posibles daños al erario con recursos federales; Tlalpan falló en la inversión en infraestructura, y Cuauhtémoc en obras públicas.
Marisela Contreras fue la delegada electa en Tlalpan para el periodo 2012-2015. ✓
Marisela Contreras Tlalpan  Marisela Contreras fue la delegada electa en Tlalpan para el periodo 2012-2015. ✓  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
Darío Martínez Brooks
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las delegaciones Tlalpan y Cuauhtémoc registraron los mayores montos de posibles daños a la hacienda pública en las revisiones que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a los gobiernos locales del Distrito Federal en la Cuenta Pública 2014.

En la auditoría que hizo la ASF a los recursos federales del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), la delegación Tlalpan tuvo un mal manejo de 36.55 millones de pesos, la cifra más alta de entre siete delegaciones auditadas.

De esa cantidad, Tlalpan no pudo comprobar a dónde fueron destinados 35.02 millones para la entrega, recepción y destino de bienes, y además hizo pagos injustificados por 97,600 pesos. El destino de 1.43 millones más está por aclarar, según la ASF.

El gobierno delegacional que estuvo en 2014 a cargo de Marisela Contreras (PRD) destinó 34.85 millones de pesos a la compra de 1,501 cisternas prefabricadas de 5,000 litros, pero no hay documentos que comprueben que fueron adquiridas, recibidas y entregadas a beneficiarios.

"Existen recursos observados (...) por falta de documentación que justifique la adquisición, recepción y evidencia de entrega a los beneficiarios de cisternas prefabricadas de 5,000 litros", se indica en los resultados de la Cuenta Pública 2014.

La ASF determinó que la delegación no tuvo un sistema de control de los recursos, por lo que la gestión no fue eficiente ni transparente y debido a ello, el órgano de fiscalización decidió iniciar tres procesod de Responsabilidades Administrativa Sancionatoria ante la Contraloría General del Distrito Federal, para que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente.

En la revisión al uso de ese fondo en otras seis delegaciones, Gustavo A. Madero tuvo un mal manejo por 29.36 millones de pesos, seguida por Cuauhtémoc, donde hay posibles daños al erario federal por 24.41 millones.

Obras públicas

La revisión a la Cuenta Pública 2014 también auditó el manejo en siete delegaciones de los recursos del FOPEDEP, un fondo federal para tareas como pavimentación, alumbrado y rehabilitación de espacios públicos.

El gobierno de la Cuauhtémoc, encabezado por Alejandro Fernández (2012-2015) registró un probable daño a la Hacienda Pública Federal por 10.89 millones de pesos, la cifra más alta en este rubro, que representan el 25.3% de la muestra auditada; adicionalmente, existen 13,286.9 miles de pesos por aclarar.

"Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 10,898,990.25 pesos más los intereses que se generen desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta de la Tesorería de la Federación, integrados por 9,800,641.27 pesos (...) por el pago de volúmenes de conceptos de obra no ejecutados; 1,048,051.32 pesos por el pago de lámparas de iluminación que no cumplen con la especificación contratada y 50,297.66 pesos por trabajos de mala calidad", se indica.

Fernández, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), también invirtió 13.25 millones de pesos en cinco obras que se realizaron sobre un terreno del cual no hay constancia de que pertenezca a la delegación, o al gobierno capitalino, según la ASF.

“En conclusión, la Delegación Cuauhtémoc, Distrito Federal, no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del Fondo, apegada a la normativa que regula su ejercicio”, consideró la ASF en su revisión de la Cuenta Pública 2014.

En Miguel Hidalgo, donde se ubican las zonas de mayor plusvalía de la ciudad, registró el segundo mayor daño probable al erario federal por malos manejos en el fondo FOPEDEP.

Durante 2014 ocurrió un daño probable por 4.62 millones de pesos, de los cuales 4.31 millones fueron empleados en obras que no se realizaron, mientras que otros 307,800 pesos se emplearon en obras con “deficiencias en la calidad”.

Sin embargo, la ASF considera que hubo una “gestión razonable” de los recursos.

Otras cinco delegaciones auditadas tuvieron un mal manejo de recursos por los siguientes montos:

Magdalena Contreras: Un probable daño al erario por 3.55 millones de pesos, y otros 7.12 millones por aclarar.

Iztacalco: 3.01 millones de pesos por aclarar, principalmente por pagos con sobrecosto y pagos de obras no ejecutadas.

Álvaro Obregón: 661,900 pesos por obras pagadas no ejecutadas, y otros 307,800 pesos que quedaron pendientes de aclaración.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Iztapalapa: Un daño a la hacienda pública probable por 640,200 pesos, la mayor parte por obras no ejecutadas.

Venustiano Carranza: Solo 13,200 pesos están por aclarar, por lo que la ASF consideró que hubo una “gestión adecuada” en esa demarcación.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×